Más dudas sobre Figueroa

Un señalamiento sólo 24 horas antes del reconocimiento

0
431
El presidente Fernando Fernández Figueroa y a su derecha su veterinario Francisco Herrera, firmantes de las 'Actas de desembarque' falsas. Extracto del documento de la Junta de Andalucía indicando la sorprendente y llamativa fecha del señalamiento de Torrestrella.

Un documento de la Junta de Andalucía al que ha tenido acceso SEVILLA TAURINA indica que el señalamiento de Torrestrella se realizó a menos de 24 horas de la llegada de los astados a la plaza. El plazo disponible es hasta dos meses antes. Los equipos suelen preguntar la edad de las reses en el campo.

Francisco Mateos.-

     El señalamiento de los toros de Torrestrella, según un documento de la Junta de Andalucía al que ha tenido acceso SEVILLA TAURINA, se realizó sorprendentemente en el campo tan sólo 24 horas antes de que llegaran a la plaza. La figura del ‘señalamiento’ es una figura nueva creada por el Reglamento Taurino de Andalucía, que da potestad a los presidentes y sus veterinarios a visitar las ganaderías que van a lidiarse en las ferias -la de Sevilla en este caso-, para que el ganadero pueda mostrar las reses que tiene apartada para esta plaza. El presidente y sus veterinarios (al menos uno tiene que asistir) analizan el trapío de las reses apartadas y puede indicarle al ganadero las reses que no deben embarcarse por falta de trapío, y así evitarse el asegurado rechazo en la plaza. La Junta de Andalucía creó esta figura del señalamiento con la intención de evitar un alto índice de rechazo en los reconocimientos y transportes innecesarios de reses.

     El Artículo 34 del Reglamento andaluz es el que regula el señalamiento de las reses en el campo. Establece que el presidente y al menos un veterinario -en coordinación con el empresario y el ganadero- podrán asistir al campo previamente para el señalamiento; es decir, sólo será vinculantes los toros que dictaminen que no tienen presencia para Sevilla en este caso. Sobre los astados que no se comente nada no significa que serán aprobados, sino que deberán pasar el reconocimiento normal en los corrales. Se establece un plazo de dos meses previos a la celebración de la corrida para realizar el señalamiento.

     En el caso de la corrida de Torrestrella de la Feria de Sevilla, celebrada en la Maestranza el miércoles 1 de mayo, el reconocimiento se realizó el día anterior, el martes 30 de abril. Lo que es muy llamativo y totalmente sorprendente es que el día anterior a este reconocimiento en los corrales, el lunes 29 de abril, apenas 24 horas antes de la llegada de los astados a la plaza se realizara por parte del equipo del presidente Fernando Fernández Figueroa el señalamiento en el campo. Aunque es cierto que el día anterior está dentro de los dos meses previos de plazo, tiene poco sentido hacerlo el último día. Mas aún cuando Torrestrella pasta en Jerez, muy cerca de Sevilla, y es una ganadería de camadas muy amplias. Este portal ha consultado sobre la fecha que se suelen hacer los señalamientos y la media está entre dos semanas a tres semanas antes de que lleguen a la plaza. No recuerdan que se haya hecho nunca un señalamiento el día anterior.

     Otra cuestión es la documentación de las reses. Aunque el Artículo 34 no especifica que deban solicitarse la documentación de las reses en el señalamiento, tanto los equipos gubernativos, como la empresa y el propio ganadero suelen comentar las circunstancias de edades de cada astado en el señalamiento, con o sin documentación. «Ningún ganadero evitaría advertir al presidente en el señalamiento cualquier incidencia sobre la edad de algún astado para pasar después la ‘vergüenza’ de que le echaran para atrás un astado en la Maestranza por falta de edad….», comentan a SEVILLA TAURINA fuentes gubernativas. Además, al poderse realizar el señalamiento hasta dos meses antes de la corrida, suele ocurrir siempre que el presidente pregunte sobre la edad de las reses, si todo ya son toros, o hay algún utrero a punto de cumplir la edad en esos dos meses.

     Con este señalamiento de la corrida de Torrestrella realizado sorprendentemente el día anterior al propio reconocimiento en los corrales de la Maestranza, aún se crean más dudas de si realmente el presidente y sus veterinarios conocieron desde la misma finca jerezana las circunstancias del astado nº 76: que no tenía la edad reglamentaria para desembarcarse ni reconocerse en la Maestranza el martes 30 de abril. La llegada de este astado -novillo- y su desembarque con el resto de toros el martes 30 de abril fue ocultada finalmente por el presidente Figueroa y sus veterinarios en el ‘Acta de desembarque’ falsa de ese día, y reseñado con otro ‘Acta de desembarque’ falsa el miércoles 1 de mayo, ya que la propia Junta de Andalucía ha admitido que se desembarcó el día anterior, martes 30. Existe una doble falsedad documental de la que es responsable todo el equipo al completo, ya que todos firman dichas actas falsas.

     Con todos estos datos no sólo se ha demostrado la artimaña ilegal de la falsedad documental en la que han incurrido todos los componentes del equipo gubernativo del presidente Figueroa, sino que cabe la más que razonable duda y sospecha de si todo fue acordado en el mismo señalamiento del día anterior al reconocimiento, donde el equipo debió conocer que ese astado nº 76 era un novillo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

5 × uno =