Alegan que no se pesó

INFORME: La Junta reconoce que el novillo se desembarcó el martes

0
880
El presidente Fernando Fernández-Figueroa.

La Junta de Andalucía reconoce que el novillo de Torrestrella lidiado el miércoles en corrida de toros de Feria llegó a la plaza junto el martes 30 de abril y se procedió a su desembarque. Sin embargo, argumentan que ni se pesó ni se reconoció a la espera de que pasara la noche y cumpliera la edad ficticia, sin aportar las actas.

Francisco Mateos.-

     La información publicada por SEVILLA TAURINA ayer viernes provocó un enorme revuelo. La noticia -transparente y muy clara- era perfectamente entendible por cualquier aficionado, harto de ver cómo la Junta de Andalucía (ahora gobernada por el Partido Popular y Ciudadanos) sigue bajando las exigencias taurinas en Sevilla hasta límites vergonzantes. Como informábamos ayer viernes, el pasado miércoles 1 de mayo se lidió en la Maestranza un novillo como toro (VER). El presidente de la corrida y responsable de los reconocimientos y demás actos administrativos previos era Fernando Fernández Figueroa, a su vez Secretario General de la Diputación de Sevilla. La noticia era tan impactante como real. Un novillo nacido en mayo de 2015 de la ganadería de Torrestrella había viajado el día anterior (30 de abril) hasta los corrales de la Maestranza con el resto de los toros de la corrida para el desembarque, pesaje y posterior reconocimiento ese mismo martes para la corrida del miércoles.

     Sobre las diez de la noche de ayer viernes, la Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla (representada por el popular Ricardo Sánchez) se puso en contacto telefónico con SEVILLA TAURINA para intentar esgrimir algún argumento, de escasa consistencia. En la alocución, la Junta de Andalucía reconocía que -como publicaba este portal- ese novillo viajó desde la finca gaditana hasta la plaza de Sevilla junto al resto de toros el martes 30. También reconoce que ese mismo martes 30 de abril se procedió a su desembarque en la plaza de Sevilla. Sin embargo, quieren puntualizar que al toro no se le hizo nada: ni se le pesó, ni se le reconoció. Como si le hubieran dejado descansar toda la noche en la Maestranza a la espera de que pasara la noche del 30 de abril al 1 de mayo y entonces, virtualmente bordeando la legalidad, con la edad ficticia de cuatro años, pesarlo el mismo día 1 de mayo por la mañana, antes de la corrida, y proceder a su pesaje y reconocimiento. Cualquier aficionado sabe que la báscula de pesaje de la Maestranza está a la misma salida del astado del camión, y que es muy complejo volver a pesar un toro desembarcado por las estructuras antiguas de la plaza. En definitiva, una justificación que son meras piruetas en equilibrio de la legalidad de difícil comprensión y menos racionalidad cuando se trata de la garantías que debe proteger la Junta de Andalucía respecto del aficionado.

     SEVILLA TAURINA pidió al interlocutor de la llamada de la Junta de Andalucía en Sevilla las actas de reconocimiento del martes 30 de abril, en el que se pesaron y reconocieron todos los toros de Torrestrella menos -al parecer- este ya famoso novillo número 76, ‘Pocajambre’. También se le pidió que aportara el acta de pesaje y reconocimiento del día siguiente de este novillo que quedó ‘en descanso’ toda la noche a la espera de cumplir la edad en la mañana del día siguiente, según quiere argumentar la Junta de Andalucía. No fueron aportados por la administración andaluza ninguna de las dos actas: ni actas de pesajes, ni actas de desembarque; aunque sí prometieron entregarlas a SEVILLA TAURINA «a la mayor brevedad posible». Quizás un tiempo demasiado valioso para hacer dudar de si dichas actas se pueden ‘rehacer’…

     Este portal le recordó al representante de la Junta de Andalucía que el primer reconocimiento de los toros se debe realizar 24 horas antes del día de la celebración de la corrida. De hecho, estos toros y novillo llegaron el día anterior a la plaza, como reconoce la Junta. ¿Por qué no se completó el reconocimiento de la corrida con otros toros con edad, como es preceptivo? El representante de la Junta de Andalucía admitió que efectivamente el primer reconocimiento debe realizarse el día anterior, salvo casos excepcionales. Efectivamente lleva razón: si en el primer reconocimiento hay varios toros rechazados, en algunas ocasiones si la ganadería está cercana, se vuelven a traer más toros por la tarde y se hace otro reconocimiento el mismo día; pero si la ganadería dista mucho se realiza el reconocimiento de nuevos toros el mismo día de la corrida temprano, para intentar completar la corrida. Es decir, casos de fuerza mayor, de incidencias. No es el caso.

     Supuestamente no se realizó el reconocimiento de este novillo -si es que realmente no se hizo el martes- sólo en espera de que pasaran unas horas (la noche) para que ficticiamente cumpliera los 4 años al día siguiente. No es el espíritu de la norma ni mucho menos, y es vergonzante e insultante para los aficionados que la propia Junta de Andalucía del PP y Ciudadanos, en vez de abrir una investigación interna de lo sucedido y depurar responsabilidades, quiera hacer equilibrios sobre un alambre y bordear su propia legalidad (Reglamento andaluz) para traicionar el espíritu de la norma sobre el primer reconocimiento.

     SEVILLA TAURINA también le pidió al interlocutor telefónico de la Junta de Andalucía el DIB (Documento de Identificación Bovina) del novillo lidiado en la Maestranza el pasado miércoles en corrida de toros, para contrastar la fecha concreta (día) de nacimiento del astado. Tampoco nos fue aportado dicho documento, clave para conocer su edad real.

     SEVILLA TAURINA destapó otro caso muy similar en la temporada de 2010: el de un toro de Zalduendo rechazado en el reconocimiento veterinario de la plaza de Bilbao en agosto por tener el pitón derecho completamente «despitorrado», y un mes después ser aprobado con un pitón derecho sospechosamente ‘limpio’ y visiblemente mermado de longitud. En esa nefasta corrida de hace 9 años se llegaron a presentar toros de Zalduendo a reconocimiento que no pesaron ni los 450 kilos… En aquella ocasión, la Junta de Andalucía del PSOE -al igual que ahora la del PP- intentó ocultarlo todo e intentar justificarlo con vagos argumentos. Se negaron las actas del reconocimiento a este portal. Sin embargo, el Gobierno Vasco -muy diferente en transparencia al oscurantismo andaluz en materia taurina- sí facilitó las actas del rechazo del reconocimiento en Bilbao y toda la información necesaria. También la Unión Taurina de Abonados de Sevilla -el Reglamento le faculta a solicitarlas y obtenerlas- facilitó las actas de ese reconocimiento de septiembre de la corrida de Zalduendo a SEVILLA TAURINA, las mismas actas que la Junta se negaba entregar a este portal.

     Tras varios meses de investigación por parte de este portal y muchas noticias al respecto, a la Junta de Andalucía no le quedó más remedio que dar marcha atrás, abrir una investigación interna y depurar responsabilidades. Los tres veterinarios y el propio presidente fueron finalmente apartados durante la siguiente temporada de la plaza de Sevilla, a la vez que se intentó proponer para sanción al ganadero de Zalduendo. Lo malo es que todo esto lo hizo la Junta tan tarde que quedó muy en evidencia su primario e inmediato intento de querer ocultarlo todo. Muy similar a lo que está ocurriendo ahora.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

dos × uno =