Toda la verdad del caso

INFORME: Así se aprobó el novillo para lidiarlo como toro

0
639
El presidente Fernando Fernández Figueroa, un presidente gesticulante. (FOTO: Javier Martínez)
El presidente Fernando Fernández Figueroa, responsable administrativo de la corrida. (FOTO: Javier Martínez)

Pese al obstruccionismo, ausencia de colaboración y oscurantismo del delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla, Ricardo Sánchez, y su presidente de la plaza, Fernando Fernández Figueroa, SEVILA TAURINA ha recopilado testimonios de personas que estuvieron en los corrales para rehacer TODA LA VERDAD sobre el novillo lidiado como toro.

Francisco Mateos.-

     SEVILLA TAURINA, pese a las dificultades y escasa colaboración del equipo gubernativo del presidente Fernando Fernández Figueroa y, sobre todo, de la Delegación en Sevilla de la Junta de Andalucía, representada por Ricardo Sánchez (PP), ha logrado rehacer los procesos administrativos de reconocimiento de la primera corrida de la actual Feria de Sevilla, la corrida de Torrestrella que iniciaba el pasado miércoles 1 de mayo el ciclo continuado. La Junta de Andalucía y el equipo gubernativo, aunque rápidamente prometieron a este portal entregar con celeridad cuantas actas y documentos fueran necesarios para aclarar los pasos dados, semana y media después ni ha mostrado ni ha entregado documentación ni actas alguno.

     Tanto la Junta de Andalucía como representantes del equipo gubernativo, han ido ofreciendo a SEVILLA TAURINA escasísima información, llena de contradicciones, dudas y hasta falsedades.

     El pasado viernes 3, SEVILLA TAURINA titulaba: ‘Lidiado un novillo como toro en la Feria’ (VER). Esa misma noche, el responsable de comunicación taurina del delegado de la Junta de Andalucía, Paco Gallardo, confirmaba a este portal que el novillo (nacido en mayo de 2015) fue desembarcado el martes 30 de abril por la mañana, pero “ni se pesó, ni se reconoció” (VER), sino que se dejó en los corrales pendiente para realizar el día siguiente esos trámites (obligatorios 24 horas antes, no el mismo día de la corrida sin justificación) (VER).

     El lunes 6 por la mañana, el delegado gubernativo de ese día, Tomás Rodríguez Sánchez, llamó a SEVILLA TAURINA y corroboró dicha versión: “ni se pesó ni se reconoció el martes 30”. Ofreció a este portal que pudiera tener acceso a toda las actas y documentos que así lo certificarían, pero nunca se ha materializado finalmente dicho ofrecimiento.

     Tras una semana de investigación y recopilación de testimonios de diversas personas (cuadrillas, veterinarios, representantes de los abonados, apoderados, invitados, taurinos,…) que estuvieron en los corrales de la Maestranza en el reconocimiento del martes 30 (día previo a la corrida), las versiones contradicen totalmente lo afirmado por Paco Gallardo (en nombre del delegado de la Junta, Ricardo Sánchez) y el delegado Tomás Rodríguez (en nombre del presidente Fernando Fernández Figueroa, que nunca ha ofrecido explicación alguna). Ambos indicaron que el novillo ni se pesó ni se reconoció el martes 30. Sin embargo, SEVILLA TAURINA tiene testimonios de todo lo contrario: todos los astados (incluyendo el novillo) se reconocieron el martes 30 con total normalidad. Hasta el punto que fue aprobado el novillo para corrida de toros y se enlotó por las cuadrillas el mismo martes.

     Atando todos los cabos y testimonios, SEVILLA TAURINA ofrece a continuación TODA LA VERDAD sobre cómo se desarrollaron los hechos, algo que la Junta de Andalucía ha intentado y sigue intentado que no se conozca. De hecho, sigue sin presentar -semana y media después- ninguna acta administrativa.

Martes, 30 de abril

     El día anterior a la corrida, como es preceptivo y reglamentario, se citan en los corrales de la Maestranza las cuadrillas, los apoderados, los veterinarios, la empresa, los representantes de los abonados,…  Llega a los corrales un camión con nueve astados de Torrestrella. Estas nueve reses se habían ‘señalado’ antes en el campo por parte del equipo gubernativo, aunque en ese momento no se muestran -no procede- los DIB (Documento Identificativo Bovino).

     Antes del desembarque de las reses, los representantes de la ganadería, tal y como es obligatorio, entregan al presidente (Fernando Fernández Figueroa) o su delegado gubernativo (Tomás Rodríguez Sánchez) los DIB de los toros. El presidente y su delegado comprueban el día concreto que nacieron. En ese momento se dan cuenta que una de las reses (nacida en mayo de 2015) es un novillo ese día martes 30 de abril, y por tanto ni procede desembarcar a un novillo, pesarlo ni reconocerlo; es motivo directo de rechazo, para que ni baje del camión. Sin embargo, todos los astados se desembarcan, incluyendo el novillo.

     Van saliendo uno a uno. Del cajón del camión pasan a la manga de la plaza y son pesados en la báscula. Todos los astados -los nueve- se reconocen en los corrales el martes 30 de abril; los nueve. Con total normalidad. En ningún momento, el presidente informa a las cuadrillas que hay un novillo. El presidente sí informa a la finalización del reconocimiento de todos los astados, tras recibir los preceptivos informes de cada uno de los tres veterinarios, que se ha rechazado el toro número 43, por falta de trapío para Sevilla. Los restantes ocho astados son aprobados; incluyendo el novillo.

     El presidente informa que no tiene nada que objetar sobre prevalencia para sobreros, por lo que deja ese martes en manos de las cuadrillas que enloten como crean conveniente con los ocho toros aprobados, dejando de sobreros los que estimen oportuno. Las cuadrillas -el mismo martes- se ponen de acuerdo y dejan de sobreros los números 73 y 44. El mismo martes dejan emparejados los tres lotes, a la espera de que el miércoles, tras el segundo reconocimiento, no haya habido ninguna incidencia con los toros. En ese momento (martes por la mañana) había seis astados enlotados y dos sobreros (números 73 y 44), todos de la misma ganadería de Torrestrella. Se habían realizado todos los procedimientos administrativos previos con normalidad, sin ninguna variación: desembarque, pesaje, reconocimiento y enlotado. No vendrían más toros de Torrrestrella; corrida completa aprobada.

Miércoles, 1 de mayo

     Las cuadrillas llegan al día siguiente miércoles (día de la corrida), por la mañana, para el sorteo. Antes, el presidente y su equipo informan a las cuadrillas que uno de los toros enlotados (número 10) ha sufrido una incidencia en algún derrote y tiene una lasca en una de sus astas, por lo que tiene que ser rechazado en este segundo reconocimiento.

     Las cuadrillas meten en lote al sobrero número 73 de Torrestrella, permaneciendo el número 44 como primer sobrero. A continuación, y antes del sorteo, se reconocen dos toros de Sampedro; uno de ellos (número 28) quedará como segundo sobrero. Los de Sampedro fueron los únicos dos toros que se reconocieron el miércoles, para sobreros.

     Se sortea con normalidad y se enchiqueran los toros. Por la tarde, se lidian los astados, incluyendo el novillo tercero, reconocido y aprobado el martes 30, con edad de novillo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

uno × dos =