Desembarque de reses

Falsedad documental en actas de la Junta de Andalucía

0
613
Las 'Actas de desembarque y pesaje' del martes 30 de abril y miércoles 1 de mayo, que contienen falsedades sobre lo que realmente sucedió.

SEVILLA TAURINA ofrece hoy martes la primera parte de las actas falsas del equipo del presidente Fernando Fernández Figueroa sobre la corrida de Torrestrella lidiada en la Feria de Sevilla. El delegado de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez, era conocedor de esta ilegalidad y ha intentado ocultarla y eludir explicaciones.

Francisco Mateos.-

     Las actas de desembarque de las reses de la ganadería de Torrestrella lidiadas en la Maestranza durante la pasada Feria de Sevilla contiene datos falsos. Se ha de diferenciar y hacer hincapié que no se trata de un error administrativo, sino de una falsedad intencionada. De la citada corrida de toros de Torrestrella existen dos actas de desembarque y pesaje.

ACTA DE DESEMBARQUE DEL MARTES 30 DE ABRIL

     Según el ‘Acta de desembarque y pesaje’ del martes 30 de abril -al que ha tenido acceso SEVILLA TAURINA-, a las 12 de la mañana se desembarcaron ocho toros. Estos toros se transportaron desde la finca de origen de Los Alburejos (Jerez) con la ‘Guía de origen y sanidad pecuaria’ nº 01RR-5781024, de fecha 30 de abril. Este dato será importante, como después se comprobará.

     Según el acta diligenciada por el delegado gubernativo, el policía autonómico Tomás Rodríguez Sánchez (del equipo del presidente Fernando Fernández Figueroa), se desembarcan ocho toros de Torrestrella: los herrados con los números 4, 10, 18, 34, 43, 44, 73 y 87. El acta describe el nombre de cada toro, su capa, mes y año de nacimiento, el certificado de nacimiento y su peso tras pasar por báscula. Este acta de desembarque del martes 30 de abril con ocho toros de Torrestrella en la plaza de Sevilla es firmado también por los tres veterinarios: Francisco Herrera, José L. González de Aguilar y Alfonso Herruzo. En este acta del martes 30 se reseña que comparece como representante de la ganadería su mayoral, Juan Cid de la Corte.

     En ningún momento en este ‘Acta de desembarque y pesaje’ oficial con membrete y sellado por la Junta de Andalucía se consigna el desembarque de un noveno astado, el famoso novillo número 76, ‘Pocajambre’, nacido en mayo de 2015. Tras publicar SEVILLA TAURINA el viernes 3 de junio las primeras informaciones sobre el ‘caso novillo’, esa misma noche, una fuente del equipo del delegado de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez, informa a este portal que ese novillo sí se ha desembarcado el martes 30, pero que “tras consultar con el presidente, a ese novillo ni se le ha pesado ni se le ha reconocido”.

     Es decir, que tanto el presidente y sus tres veterinarios, así como la propia Junta de Andalucía, confirman que se han desembarcado el martes 30 de abril todos los toros de Torrestrella, los nueve, pero que uno ni se ha pesado ni se ha reconocido; pero sí admiten los trámites de desembarque. En cambio, el presidente, el delegado gubernativo y los tres veterinarios, de forma intencionada y para enmascarar que se ha desembarcado un novillo el martes 30, rellenan el acta oficial de desembarque obviando el desembarque de ese astado número 76. Por lo tanto en el ‘Acta de desembarque’ del martes 30 de abril existe una falsedad documental, que además es intencionada, al no reseñar fielmente lo que realmente sucedió: se consigna que se desembarcaron ocho astados, cuando realmente se desembarcaron nueve.

ACTA DE DESEMBARQUE DEL MIÉRCOLES 1 DE MAYO

     El miércoles 1 de mayo aparece un nuevo ‘Acta de desembarque y pesaje’, diferente del anterior, de otros toros. En esta ocasión -según el acta- a las 11 de la mañana llegan a la plaza y se desembarcan tres reses de dos ganaderías diferentes: el famoso número 76 de Torrestrella -ya con la edad de toro-, y los números 5 y 28 de Sampedro. Existe un sólo camión en este acta, por lo que se supone que el camión ha ido a ‘Los Alburejos’ a Jerez para embarcar un toro, y después a la finca de Sampedro para embarcar otros dos, y llegar a la plaza a las 11 con los tres ejemplares.

     En este acta de desembarque del miércoles 1 sólo firma un representante de ganadería, de la de Sampedro, Jorge López Cortés. No hay comparecencia en este desembarque de ningún representante de la ganadería de Torrestrella, según el acta. Se consignan dos ‘Guías de origen y sanidad pecuaria’: la nº 01RR-5781024, de fecha 29 de abril; y la nº 01RR-5782558 de fecha 30 de abril.

FALSEDADES DOCUMENTALES

  1. El ‘Acta de desembarque’ del martes 30 de abril reseña que se desembarcan en la Maestranza ocho toros, según las firmas de todo el equipo gubernativo; es falso. La propia Junta de Andalucía ha admitido a SEVILLA TAURINA que se desembarcaron nueve astados, no ocho, incluyendo el novillo nº 76. Es una falsedad intencionada en un documento público de la Junta de Andalucía, diligenciada por un policía autonómico andaluz que hacía de delegado gubernativo, y certificada con las firmas de los tres veterinarios. Ahora se entiende que el delegado Ricardo Sánchez haya querido ocultar tantos días estas actas y documentos, para evitar que salieran a la luz, ya que él mismo ha defendido al presidente y lo ha tratado de encubrir en todo momento, sin querer dar explicaciones ni diálogo, con una actitud ocultista.
  2.  El ‘Acta de desembarque’ del miércoles 1 de mayo reseña que un camión desembarca en la Maestranza dos toros de Sampedro y uno de Torrestrellla (el nº 76); es falso. La propia Junta de Andalucía ha reconocido que el toro 76 se desembarcó el martes 30, el día anterior. Es otra falsedad intencionada en otro documento oficial de la Junta de Andalucía, diligenciada y firmada por todo el equipo gubernativo, incluyendo los tres veterinarios. Las dos actas oficiales de desembarque de martes y miércoles, por tanto, contienen datos falsos intencionadamente, para esconder la realidad sobre la res nº 76, sin la edad reglamentaria de toro.
  3. El ‘Acta de desembarque’ del miércoles 1 de mayo firmado por todo el equipo del presidente Fernando Fernández Figueroa reseña que el astado nº 76 de Torrestrella se embarcó, viajó hasta la Maestranza y se desembarcó desde el camión matrícula SE-9631-CZ; es falso. Ese astado se desembarcó en la Maestranza el día anterior, martes 30, desde el camión con matrícula SE-3664-DN.

ANOMALÍAS

  1. En el ‘Acta de desembarque’ del miércoles 1 de mayo se reseña que se desembarcan en la Maestranza un toro de Torrestrellla y dos de Sampedro. Sin embargo, se consigna que en dicho desembarque sólo está presente el representante de la ganadería de Sampedro; ninguno de la de Torrestrella. Nadie puede imaginar que se desembarque un toro en la Maestranza para corrida de Feria de Sevilla sin que ningún representante de la ganadería esté presente. Es una anomalía que tiene su explicación cuando se advierte de la falsedad referida: el astado de Torrestrella nº 76 ya se había desembarcado el día anterior, martes 30.
  2. Duplicidad y cambio de fechas en las ‘Guías de origen’. Según el acta de desembarque del martes 30, se desembarcan ocho toros llegados desde Jerez con la Guía nº 01RR-5781024, de fecha 30 de abril. En el acta de desembarque del día siguiente, miércoles 1, se reseña que otro camión desembarca un toro de Torrestrellla y dos de Sampedro, con dos guías: de nuevo aparece la Guía nº 01RR-5781024 del día anterior, pero ahora inexplicablemente con fecha 29 de abril; y aparece la Guía de los dos toros de Sampedro nº 01RR-5782558 de fecha 30 de abril, aunque lo lógico es que la Guía sea con fecha 1 de mayo, ya que es imposible que hayan pasado los dos toros de Sampedro toda la noche dentro del camión desde el día anterior.

     La gravedad de las tres falsedades intencionadas del presidente Fernando Fernández Fugueroa, su delegado gubernativo -policía autonómico- y los tres veterinarios plasmadas en un documento público y oficial de la Junta de Andalucía, rubricado con sello de la Junta de Andalucía, constituyen una ilegalidad que de por sí es suficiente para la pérdida de la confianza del delegado de la Junta, Ricardo Sánchez; salvo que el propio Ricardo Sánchez ha colaborado con el equipo gubernativo para esconder las actas sin hacerla públicas, intentando ocultar la realidad y los documentos, sin atender las reiteradas peticiones de explicación de SEVILLA TAURINA, y jugando a una especie de ‘chantaje’ a este portal ofreciendo la entrega de las actas “cuando todo este más sereno”, aludiendo metafóricamente a nuestro silencio informativo a cambio. El delegado de la Junta, Ricardo Sánchez, ha participado por tanto durante estas semanas de ocultismo en la falsedad documental denunciada, ya que conocía todas las informaciones que se han ido publicando en este portal.


GALERÍA GRÁFICA

 


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

7 − tres =