LA HORA DE LA VERDAD

La gota y el goteo

0
868
Instante del poémico almuerzo informativo de los empresarios de la Maestranza donde la última gota desbordó el vaso de la paciencia de las figuras.
Instante del poémico almuerzo informativo de los empresarios de la Maestranza donde la última gota desbordó el vaso de la paciencia de las figuras.

«… no sabemos las cuentas de la Maestranza, ni de la empresa Pagés, ni de los maestrantes, pero tampoco las de Julián López, no conocemos lo que se han lucrado unos ni lo que han dejado de ganar, o han ganado, los otros. Probablemente poco en los números globales de Sevilla que ordeñan los maestrantes sin ver un pitón….»

Zabala de la Serna.-

     Que las burdas y tabernarias declaraciones de Eduardo Canorea merecían una respuesta, no hay quien lo dude. Que la respuesta fuera el veto de cinco figuras conjuntamente a Sevilla mientras Canorea siguiera de empresario, o sea, sin establecer un ‘plan B’ o entreabrir alguna puerta, ya admite otros caminos de pensamiento.

     Ahora los toreros -José María Manzanares, Miguel Ángel Perera y El Juli, por este orden- han querido explicarse individualmente. Tres comunicados sumamos; sólo faltan dos para el repóker: Morante y Talavante. Todos coinciden en que la palabra cavernaria del empresario fue «la gota que colmó el vaso», y de ahí el goteo de cartas abiertas y comunicados que empieza a ser jartible.

     De cada uno se extrae la conclusión belmontista que, igual que se torea como se es, también se comunica como se torea: el texto de Manzanares se hacía escrito a media altura, un nadar y guardar la ropa en ese a mí no me han hecho nada pero soy solidario; la epístola de Perera traía la contundencia de sus faenas y ese punto de temperamento que exige a sus toros; y la carta de El Juli recordaba a sus maneras iracundas de salir de la cara del toro, en su subida de tono, y a su tauromaquia retorcida en el argumentario.

     Comienza a apelotar la cantidad de dinero que todos han rebajado -esto no sé muy bien en qué lugar deja a sus apoderados- en 15 años. Como la opacidad económica que envuelve al toreo hace imposible establecer un debate razonable -para empezar no sabemos las cuentas de la Maestranza, ni de la empresa Pagés, ni de los maestrantes, pero tampoco las de Julián López-, no conocemos lo que se han lucrado unos ni lo que han dejado de ganar, o han ganado, los otros. Seguramente poco para lo que cada cual en su autoestima cree que merece y probablemente poco en los números globales de Sevilla que ordeñan los maestrantes sin ver un pitón. El montante de tres lustros dejaría boquiabierta y ojiplática a la población de seis millones de parados. El de los unos y el de los otros.

     A la espera de los comunicados que esperan, en verdad os digo que vais a darle la vuelta a la tortilla solitos con el goteo y la gota que colmó el vaso.


*Zabala de la Serna es periodista taurino. / Publicado en el blog del diario ‘El Mundo’.


LOS COMUNICADOS DE LOS TOREROS

EL ESCÁNDALO PASO A PASO

Dejar respuesta

12 + 7 =