EN LOS MEDIOS

2014, comienzo de temporada atípico

0
770
Ramón Valencia y Eduardo Canorea, en la polémica comida informativa con parte de la prensa taurina de Sevilla. (FOTO: Arjona)
Ramón Valencia y Eduardo Canorea, en la polémica comida informativa con parte de la prensa taurina de Sevilla. (FOTO: Arjona)

«…las figuras están barajando para el Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección el actuar en la plaza de toros de La Malagueta, fechas en las que comienza la temporada en Málaga. Incluso se sumaría otro diestro, José Tomás. También se ha filtrado que Enrique Ponce no tendría inconveniente en torear en Sevilla en el tradicional Domingo de Resurrección…»

Luis Nieto.-

     Sin variación en el litigio entre la empresa Pagés -gestora de la plaza de Sevilla- y cinco figuras. Eduardo Canorea perdió el respeto a Morante de la Puebla, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante en una reunión con parte de la prensa sevillana y los diestros enviaron, posteriormente, un comunicado a las redacciones y otro a la Real Maestranza de Caballería, propietaria del inmueble, advirtiendo que no torearán en Sevilla si la propiedad no echa a la calle a la citada empresa. La Maestranza no interviene, al menos de momento. La última ficha en movimiento y que no afecta a la partida en juego es otro comunicado en el que la patronal, con Anoet a la cabeza, respalda a Eduardo Canorea y Ramón Valencia.

     Si los citados toreros no cambian de postura y la Maestranza -que mantiene un contrato generacional con Pagés- no interviene, la programación en Sevilla contaría con unos carteles no habituales para la afición, con muy pocos de ellos redondos y con combinaciones en las que prevalecerían toreros emergentes.

     Con este panorama, los toreros citados, según varias fuentes, están barajando para el Sábado de Gloria y Domingo de Resurrección el actuar en la plaza de toros de La Malagueta, fechas en las que comienza la temporada en Málaga. Incluso se sumaría otro diestro, José Tomás. Según algunas filtraciones, se baraja para esos dos días un mano a mano entre Manzanares-Morante y una terna, con la inclusión de José Tomás y El Juli o bien estos dos toreros en mano a mano.

     También se ha filtrado que Enrique Ponce no tendría inconveniente en torear en Sevilla en el tradicional Domingo de Resurrección y tiene perfilada su inclusión en la Corrida de Beneficiencia de Madrid. El valenciano podría ser uno de los repuestos si la empresa de Sevilla no pudiera contar con figuras para la emblemática fecha del Domingo de Resurrección, cuyo cartel ha crecido en las últimas temporadas en prestigio dentro de la temporada sevillana. Con todas las reservas en unas negociaciones que se presentan arduas, lo cierto es que el silencio drástico de los cinco toreros en el litigio con Pagés dibuja un comienzo de temporada atípico, en el que como en los últimos inviernos emerge la figura de José Tomás.

     Si no acudieran las figuras al abono de la temporada sevillana, como así lo ratificaron en su comunicado, ¿contaría la empresa Pagés con José Tomás como un revulsivo? Canorea, en su comunicado, pedía disculpas al madrileño por mandarlo a Senegal –«si va a cantar la canción Quiero la recaudación»-. El caso de José Tomás, quien se encuentra en México, entrenándose y acudiendo a tentaderos, con la posibilidad de reaparecer en tierras aztecas, es bastante especial. Se retiró en 2002 y reapareció en 2007. Desde entonces ha toreado en las otras plazas de primera categoría de Andalucía, como Málaga y Córdoba, más algunas otras significativas en la temporada andaluza, como Huelva, Almería, Algeciras, El Puerto, Jerez o Linares. En Sevilla se recuerdan sus éxitos de la temporada 2001, con Puerta del Príncipe el Domingo de Resurrección y otro triunfo en la Feria de Abril en la que cortó tres orejas, aunque no pudo salir en hombros al ser herido y pasar a la enfermería. En 2013 no toreó por una lesión producida en el invierno. El que se relacione a Tomás como más próximo a Málaga que a Sevilla se sustenta en que el año pasado ya tenía pactada su inclusión en La Malagueta, una plaza que gestiona José Cutiño, empresario que le incluyó el año anterior en Badajoz y con el que siempre tuvo un buen entendimiento; por ejemplo, también actuó en otra de sus plazas: Olivenza. Sin embargo, desde su retorno en 2007 nunca llegaron a entenderse los empresarios de Sevilla y el torero de Galapagar.

     Desde luego, en Sevilla, tras los últimos años en los que el cartel del Domingo de Resurrección ha sido un referente, una combinación alejada de ese brillo supondrá un comienzo atípico en la programación de la temporada sevillana y española.


*Publicado en ‘Diario de Sevilla’.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

cinco × uno =