LA HORA DE LA VERDAD

Verborrea retadora, respuesta vetadora

0
818
José María Manzanares, uno de los principales puntales de las últimas Feria de Abril, no volverá a torear más en la Maestranza si continúan como empresarios Ramón Valencia y Eduardo Canorea.
José María Manzanares, uno de los principales puntales de las últimas Feria de Abril, no volverá a torear más en la Maestranza si continúan como empresarios Ramón Valencia y Eduardo Canorea.

«…un empresario comunista adelantando por la derecha es un sindiós en sí mismo. Porque, ¿cuál es la salida si no decapitan a Eduardo Canorea y Ramón Valencia? ¿De verdad para analizar la temporada 2013 había que ningunear a los representantes de los toreros con un clasismo ridículo y abofetearles los carrillos así como para empezar a negociar?…»

Zabala de la Serna.-

     Como contagiado por el espíritu parisino de José Tomás, antes de vomitar una opinión sobre la verborrea retadora de Canorea y la respuesta vetadora de cinco figuras del toreo a Sevilla, he preferido hacerme una cadena de preguntas como un cinturón sanitario. El antecedente previo a la rueda de prensa lenguaraz de los señores empresarios de la Maestranza había sido justamente 24 horas antes en ANOET y sobre aquella actuación de prepotente baño de bondades de Ramón Valencia ya no hay nada más que comentar, toda vez que al día siguiente su cuñado Eduardo Canorea le adelantó por la derecha. Y un empresario comunista adelantando por la derecha es un sindiós en sí mismo.

     La necesidad de todo esto no la comprendo. Ni la de convocar a los medios para airear las miserias de una plaza que es la más cara de España, ni mucho menos para pegarse una rajada tabernaria. ¿De verdad para analizar la temporada 2013 había que meterse en un cenagal, ningunear a los representantes de los toreros con un clasismo ridículo y abofetearles los carrillos así como para empezar a negociar? ¿Para hablar de la necesaria reducción de costes hay que meterle previamente el dedo en el ojo al que se le pretende recortar o se le quiere frenar su subida? ¿Canorea y Valencia se han planteado alguna vez parlamentar con los dueños de la Maestranza una reducción de la barbaridad -23 ó 25 porr ciento- que pagan de todos los ingresos de taquilla, TV y bares? ¿O se han cerrado en banda incluso si los maestrantes se han avenido a abrir alguna vía para modificar la relación contractual? ¿No habrán abusado de la joya de la corona en la que todo el mundo quiere torear, empezando por las figuras? ¿No seguirán abusando de aficionados y ganaderos, que ven embarcar sus corridas sin hablar siquiera, en su inmensa mayoría, de lo que van a cobrar? Y José Tomás que se vaya a Senegal, ¿no, Eduardo?

     Y ahora responden las figuras -Morante, Juli, Manzanares, Perera y Talavante- con un veto a Sevilla «si sigue Canorea», un veto que es mucho más que un veto. A patada pública en la espinilla, patada conjunta en los huevos para que todo el planeta taurino y más allá se enteren. ¿Y no hubiera sido mucho más inteligente y de figura -ambas cosas solían ir parejas- aguardar a la hora de negociar y esperar al señor empresario comunista que adelanta por la derecha con el trabuco del «NO» cargado de uno en uno? ¿No había otro modo de hacerles saber a los maestrantes de las singulares malas maneras de su inquilino? ¿A malas maneras, peores soluciones? Porque, ¿cuál es la salida si no decapitan a Eduardo Canorea y Ramón Valencia? ¿No son ya demasiados vetos los que se acumulan sobre su mesa: cosos -ojo a la lista de ruedos, que no de empresarios furtivos, de 2013-, televisiones, periodistas…? ¿Es el veto una fórmula de ejercer la propia libertad o de coartar la libertad del otro? ¿O realmente es una peligrosa línea maestra a seguir, simplemente una advertencia a navegantes? Y si el empresario de Madrid mea como fuera del tiesto, o eso les parece, ¿ya sabe lo que le espera? ¿Es este el mensaje que se envía cual cabeza cortada de caballo en ‘El Padrino’?

     Quisiera saber algo más en esta enésima pelea invernal, primera acción conjunta de empresarios y toreros bajo la cúpula de la Ley de Patrimonio Histórico Cultural: ¿qué pensarán en el Ministerio de Wert, que se ha posicionado claramente para proteger a la Tauromaquia de enemigos exteriores? ¿No os da a unos y a otros un poquito siquiera de sonrojo, no digo ya de vergüenza? ¿Sois conscientes que vais a pasar a los anales como la generación de taurinos que más plazas ha cerrado en la Historia del Toreo? ¿O inauguramos alguna Monumental como Joselito el de Gelves? No parece. Como no aparece el futuro por el horizonte.


*Zabala de la Serna es periodista taurino. / Publicado en el blog del diario ‘El Mundo’.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

11 + veinte =