Encuentro con periodistas sevillanos

Canorea y Ramón Valencia, preocupados por la realidad

0
751
Ramón Valencia y Eduardo Canorea, en la comida de hoy miércoles con periodistas de Sevilla. (FOTO: Arjona)
Ramón Valencia y Eduardo Canorea, en la comida de hoy miércoles con periodistas de Sevilla. (FOTO: Arjona)

Los empresarios de la Maestranza, Eduardo Canorea y Ramón Valencia, han mantenido un almuerzo con periodistas en Sevilla para analizar la temporada sevillana y los problemas actuales. Sobre la próxima temporada avanzó que se mantendrá igual, con unos carteles parecidos y no habrá alternativas.

Manuel Viera.-

     Los empresarios de la Maestranza, Eduardo Canorea y Ramón Valencia, han analizado en un almuerzo con la prensa la temporada pasada y han reflexionado sobre la situación actual de la Fiesta no sólo en Sevilla sino a nivel general. Además, han avanzados algunos aspectos referentes al próximo año taurino. Tras apuntar que el año ha sido bueno en lo artístico y no tanto en lo económico, los gerentes de Pagés detallaron algunos de los problemas que padece el sector. «Estamos en la línea de los mínimos. Perderíamos si fuésemos a menos y también Sevilla perdería su identidad». Así se manifestó Ramón Valencia referente a la reducción de festejos, que en consecuencia se mantendrán en igual número que la temporada pasada.

     «Los bolsillos están secos. Una cosa sería bajar el precio de las entradas pero no tenemos margen para bajarlo. Los toreros no están por la labor de reducir un solo euro, en especial los que están en lo más alto del escalafón». Son palabras de Eduardo Canorea que, además, se refirió a la imposibilidad de reunirse con los representantes de estos sectores. «Tienen representantes que defienden una irrealidad, nada tiene que ver lo que dicen y defienden, no es esa la verdad». Además, se refirió a El Juli, Morante, Manzanares… diciendo qué «son ellos los que deberían estar en las negociaciones y no esos otros que ellos mandan». Y en cuanto a los ganaderos «hay muchos que lo están pasando muy mal, pero otros no son conscientes de ello; los que se saben indispensables ponen el precio más alto que pueden… y las cuadrillas no quieren bajar un ápice de sus emolumentos- Así que no hace faltan antitaurinos: somos como los alacranes, nos pegamos picotazos nosotros mismos».

     «De todas formas -apuntan Canorea y Valencia- creemos que seremos capaces que esto se mantenga. No es de esta empresa dejar una costura teniendo hilos para coserla. Estamos preocupados por el abonado, por los excesivos costes, por el toro… estamos preocupados por la realidad».

     «Una empresa no puede se tan torpe para dejar un negocio por vagancia. Ninguna generación ha pasado por esta situación antes. Todo tiene un suelo y esta vez el suelo se ha tocado de forma preocupante», dijo Eduardo Canorea.

     En cuanto a la televisión, los gerentes de Pagés dejaron constancia de que «el no televisar fue sólo debido a un desacuerdo económico, no con motivo de provocar una mayor demanda de espectadores. En la próxima temporada, si hay acuerdo, televisaremos; y si no, nada». También se refirió Ramón Valencia a los escasos intentos de TVE por dar corridas: «Lo intentaron, pero le dijimos que habría que volver al mercado, a que diesen los obligados minutos de toros en los telediarios… pero lo querían gratis y desistimos».

Próxima temporada

     Respecto a la temporada de 2014, pocos cambios se vislumbran al respecto. Según Ramón Valencia «con los mismos toreros y las mismas ganaderías; pocos cambios se pueden hacer. Hay que hacer lo que ellos quieren, y si te vas de las corridas que ellos piden matar todo se hace imposible». Y en cuanto a las ganaderías llamadas ‘duras’ «vamos a desistir de ellas, vamos a traer sólo aquellas que puedan embestir». Conforme a posibles doctorados, no los habrá en el ciclo ferial, aunque no se descarta la posibilidad de que se den en la Feria de San Miguel.

     No faltó el tema José Tomás. Dijo Valencia que «sin ninguna duda vamos a intentar que esté en Sevilla; otra cosa será si es su deseo venir». Y aclaró Canorea que «si va a venir pidiendo la recaudación, que se vaya a Senegal».

     En el ambiente distendido del encuentro con los medios, también se habló del posible interés de la empresa Pagés en licitar por la plaza de toros de El Puerto de Santa María. No dudó Ramón Valencia en aclarar que «es plaza del gusto de la empresa; cuando salga el pliego lo estudiaremos y decidiremos». No obstante, aclaró que «dada la situación actual, El Puerto es plaza de un festejo en julio y no más de tres en agosto; festejos extraordinarios y muy bien rematados. Así volvería a recobrar su identidad tan magnífica plaza».

Dejar respuesta

uno × uno =