ESCÁNDALO EN LA MAESTRANZA

Los maestrantes se niegan a aclarar qué está ocurriendo

0
743
El fiscal de la Real Maestranza, Santiago León, y el teniente de hermano mayor, Javier Benjumea. (FOTO: Paco Díaz)
El fiscal de la Real Maestranza, Santiago León, y el teniente de hermano mayor, Javier Benjumea. (FOTO: Paco Díaz)

La Real Maestranza de Caballería mantiene el mismo hermetismo que los empresarios a los que les tienen arrendada la plaza. Han decidido ni realizar declaraciones ni informar sobre lo que está sucediendo; ni tan siquiera han querido confirmar si las figuras le han comunicado su decisión de no torear más en Sevilla, tal y como afirmaban en su comunicado.

Francisco Mateos.-

     La Real Corporación de la Maestranza de Sevilla se niega en rotundo a realizar declaraciones sobre el escándalo que tiene precisamente a su plaza de toros -de la que son dueños- como protagonista. Tanto los servicios informativos de Canal Sur Televisión como SEVILLA TAURINA, así como otros medios informativos, han intentado esta mañana tener una entrevista y declaraciones de algún miembro de su junta de gobierno, o bien algún representante. Los empleados de la institución nobiliaria han comentado a los periodistas que no disponen de un servicio de prensa ni comunicación, y que nadie de la Real Corporación va a realizar declaración alguna ni a informar sobre lo que está sucediendo. Es decir, la misma postura adoptada por la propia empresa Pagés, a quien tiene arrendado el coso sevillano.

     Desde la propia Real Corporación no se ha querido aclarar a SEVILLA TAURINA ni tan siquiera si, tal y como afirman en su comuncado las figuras del toreo, es cierto que los propios toreros han comunicado su decisión a los maestrantes antes de hacerla ayer pública. Todas las miradas están puestas en la decisión que tome la Real Maestranza en las próximas horas, ya que las figuras han dejado bien claro que su postura es firme e irrenunciable, y no hay marcha atrás, y que mientras los empresarios de Sevilla sigan siendo los actuales, ninguno de ellos volverán a torear en la Real Maestranza.

     Como propietarios y responsables de la imagen de la plaza de la Maestranza deberían arrojar algo de luz al escándalo actual, pero en cambio los maestrantes, siguiendo el ocultismo y misterio habitual en lo que concierne al desconocido contrato y relaciones contractuales con los empresarios, prefieren no informar a los aficionados sobre lo que está ocurriendo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

5 × 5 =