ESCÁNDALO EN LA MAESTRANZA

Los 150 empleados de la plaza comunican a la Maestranza su malestar con la empresa Pagés

0
973
Masiva respuesta en la pasada Feria de San Miguel de los empleados de la plaza en sus elecciones para comité de empresa. (FOTO: Javier Martínez)
Masiva respuesta en la pasada Feria de San Miguel de los empleados de la plaza en sus elecciones para comité de empresa. (FOTO: Javier Martínez)

Los representantes de los más de 150 empleados fijos-discontinuos de la plaza de Sevilla han enviado un comunicado a la Real Maestranza informándole de la deteriorada y crítica relación que mantienen con Canorea, que incluso ha impugnado el resultado de sus elecciones sindicales. Piden un cambio y que «la plaza vuelva al lugar del que nunca debería haberse movido».

Francisco Mateos.-

     La crítica situación que viven los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia en Sevilla no se debe sólo a la decisión de seis figuras del toreo (José Tomás, El Juli, Manzanares, Morante, Talavante y Perera) de no torear más en Sevilla mientras ellos sigan siendo los empresarios debido a sus continuas faltas de respeto en las formas y, a veces, en el fondo, sino que son más sectores los que están ya hartos de las formas de los empresarios y dispuestos a mantener una constante lucha por un cambio en la Maestranza. Hay que recordar que, además de las figuras, Canorea tiene rotas las relaciones con algunos periodista locales (usando incluso la empresa el veto como arma de presión), con la Unión de Abonados y relaciones muy tensas y críticas con sus propios empleados de la plaza.

     Los más de 150 trabajadores fijos-discontinuos de la Maestranza mantienen una relación muy deteriorada con los empresarios. Tanto es así que ayer presentaron un escrito a los dueños de la plaza, los maestrantes, informámdoles del profundo deterioro de las relaciones de los empleados con los empresarios, instándoles a un cambio en la gestión de la plaza para que «la plaza vuelva al lugar del que nunca se debería haber movido».

     Los más de 150 empleados de la plaza se han visto en la necesidad de promover la celebración de elecciones sindicales para nombrar un comité de empresa que los represente de forma legal frente a la empresa, defendiendo sus derechos y haciendo uso de los instrumentos que según Ley les corresponde, como una posible huelga de empleados en la Maestranza. Según indican a SEVILLA TAURINA sus representantes, «no estamos dispuesto a que se vuelvan a producir incumplimientos de acuerdos alcanzados, o recortes que no vemos justificados y que son abusivos. Por eso nos hemos visto en la obligación de informar a los maestrantes de la complicada relación de los trabajadores con los empresarios y que sepan la realidad de la empresa desde nuestro punto de vista, antes de que se produzcan otras decisiones o acuerdos de nuestros compañeros que puedan dañar la imagen de la plaza».

     Los empleados celebraron durante la pasada Feria de San Miguel sus elecciones sidicales para elegir un comité de empresa. Pidieron un pequeño espacio en la plaza para colocar la urna de votación, pero la empresa se negó a ello. Finalmente lo hicieron en una de las puertas de acceso al coso, pero en el exterior de la plaza. La respuesta de los empleados a la convocatoria, respaldada por UGT-Sevilla, fue masiva. Sin embargo, la empresa no ha reconocido su resultado y ha impugnado estas elecciones sindicales, impugnación que muy posiblemente derive con un conflicto entre los empresarios y sus propios trabajadores en los Juzgados.

«El pasado viernes día 13 tuvo lugar el acto de arbitraje que declarará nulas o no las elecciones celebradas el día 28 de septiembre por el grupo de trabajadores fijos-discontinuos de la empresa Pagés y promovidas por UGT-Sevilla. Dicho proceso fue impugnado por CCOO-Sevilla, alineado claramente con los deseos de la empresa de que éste no se iniciara nunca. Al haberlo celebrado, está haciendo todo lo posible para que quede anulado.

Lo único que pretendemos los trabajadores de la empresa Pagés es que nuestros derechos y obligaciones queden plasmados en un convenio colectivo al igual que tienen otras plazas como Madrid, Zaragoza o Bilbao, que sus representantes queden constituidos legalmente y que no vuelva a suceder lo ocurrido la temporada pasada en la que fueron incumplidos los acuerdos tomados a principios de la misma.

No sumamos así a las iniciativas de las máximas figuras actuales y, desde hace tiempo, de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla, hemos entregado un escrito a la Real Maestranza de Caballería en el que explicamos el porqué del deterioro sufrido en las relaciones con la empresa Pagés. Queremos que nuestra plaza vuelva al lugar del que nunca debería haberse movido y creemos que también somos parte importante de la celebración del espectáculo».


 

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

cinco × 1 =