Mes y medio de inquietante silencio

Los maestrantes se mantienen en su falta de información

0
802
El fiscal de la Maestranza, Santiago León, y el teniente de hermano mayor de la Maestranza, Javier Benjumea. (FOTO: Paco Díaz)
El fiscal de la Maestranza, Santiago León, y el teniente de hermano mayor de la Maestranza, Javier Benjumea. (FOTO: Paco Díaz)

Los dueños de la plaza de Sevilla, los maestrantes, que deberían ser los primeros interesados en velar por la buena imagen de su propio inmueble, siguen manteniendo un silencio absoluto y ausencia de información al aficionado sevillano, a pesar de que todas las partes han explicado sus posiciones. 

Francisco Mateos.-

     Mes y medio después del comunicado conjunto de los principales toreros del escalafón en el que anunciaban que no volverán a torear más en la Maestranza mientras sus empresarios sean Eduardo Canorea y Ramón Valencia, los maestrantes -con su teniente de hermano mayor, Javier Benjumea, a la cabeza- siguen guardando un inquietante silencio y aparente actitud pasiva, sin ofrecer ninguna información a los aficionados sevillanos. Ni tras ese primer comunicado de los principales espadas, ni tras el comunicado posterior de Eduardo Canorea, ni tras el comunicado de ayer de Manzanares, los maestrantes han dado un paso al frente para intentar arrojar algo de luz.

     El propio Ayuntamiento de Sevilla ha salido al paso para llamar a la concordia y al entendimiento de las partes, y que la ciudad de forma global no se vea afectada de uno de sus grandes alicientes en plena Feria de Abril, como es poder disfrutar en la Maestranza de los principales toreros. A pesar de los varios intentos de periodistas de diversos medios -incluido SEVILLA TAURINA-, la arcaica sociedad propietaria de la plaza no da la cara al aficionado, aunque sólo fuera para llamar a la calma de las partes y aclarar que existe un misterioso contrato que está en vigor.

     Los maestrantes tendrán que presentar en breve la obra que ilustrará la cartelería de la atípica Feria de Abril de esta temporada 2014, acto al que también suelen asistir la pareja de empresarios; posiblemente será la única vez que los periodistas puedan preguntar directamente a los maestrantes sobre el actual escándalo que tiene a Sevilla, lamentablemente, en el centro de la información taurina internacional.

     Para los cinco toreros firmantes (Juli, Morante, Manzanares, Talavante y Perera) de la ruptura total de relaciones con Eduardo Canorea y Ramón Valencia, más José Tomás, el papel que pudiera jugar la Real Maestranza sería clave para poder torear en Sevilla, pero los maestrantes, a pesar de ser precisamente los propietarios y velar por la imagen de su propio inmueble, son los únicos que hasta ahora no han sido capaces de atreverse de explicar algo a los aficionados sevillanos.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

siete + 8 =