GALLEANDO

Sevilla, sin solución

0
697

«…se deduce que Morante, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante no pisarán el ruedo sevillano ni ahora, ni mañana, ni pasado. O sea, que dejarán de venir a Sevilla durante más de una década. ¿O fastidian hoy para arreglar mañana? A ver quien es capaz de apartarnos de la realidad de este absurdo en el que no hay asomo de solución.…”

Manuel Viera.-

     ¿El futuro de la Feria de Abril pasa por el predominio del impacto de cinco figuras? ¿La inquietud de toda una afición tras la dependencia de unos toreros? Me resisto a creer que la realidad sea tan sumisa ante esta triste historia que navega a la deriva en un mar de silencios. Nada se sabe y sabe todo. Es como un sueño de aberrantes pesadillas en un mundo al revés.

     Ha comenzado la cuenta atrás. Pagés inicia el protocolo para un nuevo ciclo de toros en la Maestranza y nadie sabe si el tajante ultimátum producirá influencia. Si la considerada segunda feria más importante del planeta taurino seguirá amenazada bajo un órdago sin sentido. Es posible que algunos lo contemplen como una polémica efímera. No es verdad. Se trata de una peculiar interpretación del chantaje que afectará tanto a lo local como a lo universal. A los significados de una Fiesta atrapada en las inquietantes exigencias de los distintos sectores. Sin recursos en la memoria, ni laboratorios de ideas en una u otra parte, el empeño se traducirá en fiasco.

     Y es que les resulta imposible a los que viven del toro olvidar su viejo mundo y empezar otro nuevo. Ni quieren saber de aburridas reflexiones determinantes. Su énfasis no se encuentra en lo cultural sino en lo material. En el negocio particular sin más. Y así van zigzagueando por caminos distintos. Asombra cada vez más la disparidad de criterios. El poco interés colectivo… Sus historias no tienen rumbo. Y así están, buscando razones para creer que esto de unos, o aquello de otros, está bien y es lo mejor.

     Se advierte el pulso dramático de ‘los cinco’ en la forma en que la propia petición impide el acuerdo, significando un caso utópico en el que Pagés asume su condición de empresa de la Maestranza hasta la finalización de su contrato, y cada torero acepta en su radicalidad el compromiso chantajista. De lo cual se deduce que Morante, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante no pisarán el ruedo sevillano ni ahora, ni mañana, ni pasado. O sea, que dejarán de venir a Sevilla durante más de una década. ¿O fastidian hoy para arreglar mañana? A ver quien es capaz de apartarnos de la realidad de este absurdo en el que no hay asomo de solución. ¿Y Anoet, dejará en la estancada a dos de sus más destacados asociados tras la teórica de su apoyo? De ser así estaríamos hablando de la más burda mentira que supone el asociacionismo taurino.

     Arréglenlo pronto, por favor. Es el único deseo que subyace tras la anómala decisión. Tan ambigua como ineficaz.


*Manuel Viera es redactor y responsable de las crónicas de Sevilla Taurina. (manuelviera.com)

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

2 × cinco =