Según informa Manuel Molés en la cadena Ser

Canorea, diez años más al frente de la Maestranza

0
675

Los actuales empresarios de la plaza de la Maestranza podrían seguir gestionando el coso sevillano diez años más, pese a la crítica situación de credibilidad que recae sobre su gestión actualmente. Así ha informado el periodista Manuel Molés en el programa ‘Los toros’ de la cadena Ser, con un contrato que expiraría en 2024.

Redacción.-

     Los actuales empresarios de la Maestranza, Eduardo Canorea y Ramón Valencia, que están viviendo una situación crítica de credibilidad en su gestión, podrían permanecer aún diez años más como gestores de la plaza sevillana. Al menos así lo ha comentado el periodista taurino Manuel Molés en el programa taurino nacional de la cadena Ser ‘Los toros’. Según el citado periodista, el misterioso y oculto contrato de tres generaciones entre la empresa Pagés y los dueños de la plaza, la Real Maestranza de Caballería, expiraría en el año 2024; actualmente la familia Pagés -inicialmente Eduardo Pagés, posteriormente su suegro Diodoro Canorea en representación de su mujer Carmen Pagés, y actualmente su nieto Eduardo Canorea Pagés- cumple 80 años continuados al frente de la plaza sevillana.

     Según la cadena Ser, en una reciente reunión de los maestrantes se ha decidido no rescindir el contrato con la empresa Pagés a pesar de que su continuidad implicará la ausencia de las principales figuras del toreo. El actual contrato es de una duración de tres generaciones, pero se había estimado un final en fecha, fijándose para el año 2024, es decir, dentro de diez años.

     Si esto fuera así, y la gestión de los actuales gestores no cambia en la forma y en el fondo, las próximas temporadas se antojan muy difíciles para los toros en Sevilla. A muy corto plazo, las seis figuras de la actualidad (José Tomás, Morante, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante) cumplirían con su intención de no torear más en la Maestranza mientras sigan los actuales empresarios; de hecho, ya han trascendido negociaciones entre estas figuras y el empresario sevillano Pepe Cutiño para un Sábado Santo y un Domingo de Resurrección espectacular en La Malagueta, con varias de estas figuras en ambos días. De cerrarse estos acuerdos, Sevilla quedaría sin su cartel de lujo para el Domingo de Resurrección y, además, fuera cual fuera el cartel inaugural de la temporada en la Maestranza, la fuerte competencia de Málaga ese fin de semana desviaría mucho púlico y casi toda la atención informativa a la capital de la Costa del Sol en detrimento de Sevilla.

    A medio plazo quedaría conocer de forma pública cuál es el plan empresarial y estratégico de mercado a diez años de los actuales empresarios para no sólo lograr frenar la gran cantidad de abonados perdidos de las últimas temporadas y los importantes recortes de programación de la temporada, sino alcanzar a recuperar el terreno perdido y volver a colocar a Sevilla y su plaza en el lugar de importancia que le corresonde.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

18 − uno =