LOS TOROS EN EL SIGLO XXI

Los millones de los maestrantes

0
771
Según el teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, la Corporación ingresa cada año unos 5 millones de euros.
Según el teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, la Corporación ingresa cada año unos 5 millones de euros.

«…La Real Maestranza ganó 5 millones de euros en 2010, en plena crisis. Si Canorea quiere hablar de números, me parece bien; pero que ponga todas las cuentas encima de la mesa. Es un escándalo que Canorea se queje. Es un escándalo que la Fiesta esté en manos de empresas como Pagés. Y es un escándalo que Canorea haya convertido Sevilla en un problema para la Fiesta..»

Raúl Delgado Márquez.-

     La pregunta del millón es: ¿Cuánto gana La Real Maestranza, propietaria de la plaza de Sevilla? Pues bien, podemos decir que en el año 2010, dicha corporación ganó ¡¡5 millones de euros!!. Repito: año 2010, en plena crisis. No les va mal a los maestrantes. Alguien puede decir que cuál es la fuente. La fuente es el teniente hermano mayor en el año 2010, el señor Alfonso Guajardo-Fajardo. En la página 15 del número 39 de la revista ‘Eurotoro’ lo dice en una entrevista.

     La Real Maestranza tiene dos vías de financiación: el alquiler de las casas de su propiedad en la calle Adriano, y la plaza de toros. Distintas fuentes me hablan que el porcentaje de los ingresos del canon de la plaza de toros representa sobre el 70% de esa cantidad ingresada anualmente. Es decir, que el canon pagado por Pagés en el año 2010 puede estar entorno a 3,5 millones de euros.

     También tenemos algunos datos de la temporada de 2012. Según declaró Ramón Valencia en el programa ‘La Divisa’ que dirige Pedro Javier Cáceres, en el año 2012 se vendieron en la Feria de Abril 200.000 entradas (imagino que incluye abonos y entradas sueltas). Si ustedes multiplican ese volumen de entradas por el precio medio de una localidad en Sevilla, pueden calcular la facturación aproximada. Y el dinero que ingresaron los maestrantes. Más los ingresos de televisión. Y todo ello en años de crisis. Ese año faltaron a Sevilla Ponce, Juli, José Tomás y Perera.

     Conclusión: si a todo esto unimos que los toreros y ganaderos se mueren por actuar en Sevilla, que el 99% no pregunta ni la hora y que las figuras es en la plaza de primera donde menos dicen que cobran, con mucha diferencia, tenemos que el negocio para la empresa y la propiedad es muy grande. Si Canorea quiere hablar de números, me parece bien; pero que ponga todas las cuentas encima de la mesa.

     Otra vez nos damos cuenta de la torpeza del sector taurino. Por una parte, no genera ingresos extraordinarios, y de la taquilla se le va el dinero a espuertas: vía impuestos, tasas y cánones. Y, además, queda dinero -y mucho- para la empresa. Sobre todo en Sevilla. Y para rematar se les falta el respeto a los toreros, porque la empresa quiere seguir manteniendo el mismo margen comercial de años anteriores.

     El problema de la Fiesta no está en Sevilla, que es una privilegiada y solamente la cerrazón y torpeza de su empresario (sic) ha metido a su plaza en un berenjenal de graves proporciones. Es un escándalo que Canorea se queje. Es un escándalo que la Fiesta esté en manos de empresas como Pagés. Y es un escándalo que Canorea haya convertido Sevilla en un problema para la Fiesta. Y gran parte de la prensa taurina, en la trinchera con Pagés. Así nos va.


*Publicado en el blog taurino ‘Los toros en el ssiglo XXI’.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Diez − tres =