Tras la investigación de SEVILLA TAURINA

El ganadero de Zalduendo se negó a declarar ante la Junta de Andalucía

0
851
El ganadero Fernando Domecq.
El ganadero Fernando Domecq.

La Junta de Andalucía sigue adelante con el expediente sancionador a la ganadería de Zalduendo, a pesar de que el representante de la divisa, Fernando Domecq, se negó a explicar los hechos ante la Junta de Andalucía y no acudió a la citación. El expediente se encuentra actualmente en periodo de alegaciones.

Francisco Mateos.-

     Fernando Domecq, ganadero responsable de la ganadería de Zalduendo, se negó a acudir a declarar ante la Delegación de la Junta de Andalucía en Sevilla para esclarecer los hechos denunciados por SEVILLA TAURINA respecto a lo ocurrido en la Real Maestranza el pasado 26 de septiembre, durante el Ciclo de San Miguel. Como se recordará, además de la escandalosa presentación y juego de los astados, SEVILLA TAURINA demostró con documentos que un toro, el número 91, había sido rechazado un mes antes en la plaza de Bilbao por tener dañado un cuerno; concretamente, el certificado del Gobierno Vasco que aportó este portal señalaba que el astado estaba «despitorrado» del cuerno derecho. Sin embargo, ese toro llegó un mes después a los corrales de Sevilla aparentemente ‘limpio’, aunque con ese pitón derecho ostensiblemente más ‘corto’ que el izquierdo.

     A raiz de la denuncia realizada por este portal con aportación de datos sobre este ‘caso Zalduendo’, y tras la exigencia de la Unión Taurina de Abonados, la Delegación de la Junta de Andalucía decidió abrir una investigación «para el esclarecimiento de los hechos y determinar la posible existencia de infracción», según aclara la Delegación de la Junta a SEVILLA TAURINA. «Entre las actuaciones practicadas fueron citados para prestar declaración el presidente del festejoGabriel Fernández Rey, ya dimitido-, los tres veterinarios y el representante de la ganadería -Fernando Domecq-, de los cuales todos prestaron declaración menos este último que no llegó a comparecer. Asimismo, se solicitó del Departamento de Interior del Gobierno Vasco copia del acta de la corrida celebrada en Bilbao el 27 de agosto de 2010 –dato que ya había sido publicado en exclusiva por SEVILLA TAURINA.

     La Delegación de la Junta en Sevilla también solicitó un informe técnico al Consejo Andaluz de Colegios de Veterinarios y al Decanato de la Facultad de Veterinaria de Córdoba. Según ha podido conocer este portal de fuentes del propio Consejo Andaluz, tan sólo se le pidió por parte de la Junta que se aclarara la definición de ‘despitorrado’, por si hubiera un vacío legal sobre un término difuso que no concreta el alcance de la lesión y si ésta fuera irreversible o no para la aprobación para su lidia.

     Todas estas actuaciones, según ha podido conocer SEVILLA TAURINA, concluyeron el pasado 14 de febrero, fecha en la que la Delegación de la Junta que depende de Carmen Tovar decidió, a tenor de las pruebas manejadas, iniciar procedimiento sancionador contra la mercantil ‘Moheda de Zalduendo SL’, que se encuentra actualmente en fase de alegaciones tras haberle comunicado al ganadero su situación.

     Fuentes veterinarias han asegurado a SEVILLA TAURINA que este expediente no puede llegar a sanción firme por cuanto los cuernos del toro supuestamente manipulado no existen, ya que tampoco se decidió remitirlos a examen biométrico post-mortem, al no detectar ni el presidente ni los tres veterinarios -dos de los cuales han vuelto a ser nombrados para esta nueva temporada por la delegada Carmen Tovar– observaron indicio alguno como para enviarlos a análisis.


EL ESCÁNDALO, PASO A PASO

Dejar respuesta

4 × uno =