Aprobado en Sevilla un toro "DESPITORRADO"

Las FOTOS del toro del ESCÁNDALO que la Junta de Andalucía no quiere explicar

0
1270
A simple vista se observa la desigualdad 'menguante' que presenta el cuerno derecho. (FOTO: Matito) HAGA CLICK PARA AMPLIAR.
A simple vista se observa la desigualdad 'menguante' que presenta el cuerno derecho. (FOTO: Matito) HAGA CLICK PARA AMPLIAR.

SEVILLA TAURINA ofrece por primera vez las imágenes del toro número 91 de Zalduendo, lidiado en septiembre, que había sido rechazado en Bilbao un mes antes por «despitorrado» del cuerno derecho. A simple vista se observa la desigualdad del pitón derecho, presuntamente manipulado sin que ninguno de los tres veterinarios sevillanos (Francisco Herrera, Alfredo Luzardo y José Luis González-Aguilar Palomeque) encontraran nada extraño y de forma unánime lo dieran como ‘apto’.

Francisco Mateos.-

     SEVILLA TAURINA ofrece hoy, por primera vez, y en exclusiva, las fotos del escándalo del toro de Zalduendo marcado con el número 91, lidiado en la Real Maestranza el 26 de septiembre del año pasado, y que finalmente parece -la Junta de Andalucía en Sevilla sigue con su habitual opacidad y silencio informativo en tema taurino- que ha desembocado en que el presidente Gabriel Fernández Rey no vuelva al palco de del coso del Baratillo.

     No hace faltan especiales conocimientos veterinarios, ni modernos análisis biométricos, ni tecnologías de última generación, para adivinar a simple vista de la magnífica fotografía de nuestro compañero Matito que a este toro de Zalduendo, lidiado en la Maestranza, le falta un trozo de pitón en el cuerno derecho. La imagen habla por sí misma. Hasta ahora, SEVILLA TAURINA se había guardado esta prueba gráfica por lo escandalosa en sí misma y el daño que le produce a la imagen de la plaza sevillana. Sin embargo, ante el silencio de la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, la polémica Carmen Tovar, y del director general de Espectáculos Públicos de la Junta, Manuel Brenes, que conociendo estas anomalías sigue sin mediar en los excesos que se están cometiendo en Sevilla ante la ausencia de autoridad absoluta, SEVILLA TAURINA considera que es preferible mostrar estas imágenes del toro de Zalduendo para mostrar el grado de deterioro al que se ha llegado en la Maestranza.

     Como informó SEVILLA TAURINA el pasado 8 de octubre (VER), un toro de la ganadería de Zalduendo que fue rechazado por los veterinarios vascos en la plaza de toros de Bilbao el 27 de agosto debido a que presentaba el asta derecha «despitorrada», un mes mas tarde es presentado en los corrales de la plaza de Sevilla y los veterinarios sevillanos lo aprueban sin ningún tipo de porblemas, entrando en el orden de lidia. Según confirmó el Gobierno Vasco a SEVILLA TAURINA, a través de comunicado de la directora de Juegos y Espectáculos, Sonia Hernández, el informe del acta que recopiló la Ertzaintza (Policía vasca) tras el reconocimiento de las reses de Zalduendo el día 27 de agosto en la plaza de Bilbao indica que el toro marcado con el número 91, ‘Segureyo’ de nombre (en Sevilla se transcribió como ‘Leguleyo’), nacido en enero de 2006, fue «rechazada por presentar el asta derecha despitorrada».

     Los tres veterinarios que no observaron nada ‘extraño’ en el pitón derecho de este toro de la imagen que ofrecemos hoy en exclusiva y le dieron como ‘Apto’ para su lidia en la Maestranza fueron Francisco Herrera -el veterinario con mayor puntuación según el Baremo del Colegio de Veterinarios-, Alfredo Luzardo y José Luis González-Aguilar Palomeque. Es más, ninguno de estos tres veterinarios observó la necesidad de remitir muestra de estos pitones a un análisis biométrico post-mortem.

     No se trataba de una astilla o alguna lasca, de menor importancia, que se pudiera ‘limpiar’ con una manguera de agua o con paja sobre el cuerno; no, se habla de ‘despitorramiento’, que en su definición significa «que tiene rota una o las dos astas». Taurinamente, todo aficionado sabría distinguir entre los términos ‘astillados’ y ‘despitorrados’, siendo este último un toro que tiene su punta destrozada, abierta, con mulitud de astillas y trozos. De hecho, en Bilbao se rechazó por el nivel de destrozo que presentaba el pitón.

     Ese toro -del que hoy mostramos en exclusiva y por primera vez una imagen completamente nítida de su cornamente- volvió a la finca de Zalduendo, y se supone que los toros permanecen íntegros en las fincas, sin que sean ‘arreglados’. Pues justo al mes, para el reconocimiento de la Maestranza en la corrida del 26 de septiembre, ese toro ‘despitorrado’ y rechazado en Bilbao llega a los corrales de la Maestranza y se aprueba por los veterinarios y el presidente. ¿Cómo es posible?

     El toro tenía trapío para Bilbao, pero tenía su cuerno destrozado. Entonces, en Sevilla, ¿los veterinarios lo aprobaron porque venía ‘aparentemente’ limpio del campo y durante ese mes que estuvo el toro con el pitón abierto y despitorrado en el campo ‘milagrosamente’ se unió, quedando sólido y en punta? La Junta de Andalucía, el presidente y los tres veterinarios le deben una buena explicación a los aficionados sevillanos.

     Finalmente este toro ‘despitorrado’ de Zalduendo salió en Sevilla en cuarto lugar, para Morante de la Puebla, con una manifiesta invalidez y falta de fuerzas, llegando a dar una monumental costalada. Fue devuelto a los corrales por un sobrero. Tras la corrida, los veterinarios -como ha pasado en toda la temporada sevillana 2010- no consideraron necesario remitir los cuernos de este toro que en Bilbao estaba «despitorrado» a analizar al laboratorio de referencia.

     Tras las pruebas aportadas por SEVILLA TAURINA, la Unión Taurina de Abonados exigió de la delegada Carmen Tovar la apertura de una investigación, y que tomara declaración al presidente, veterinarios, los empresarios y el ganadero, entre otros, para depurar responsabilidades. La delegada Carmen Tovar, ante la exigencia de los abonados y la contundencia de las pruebas aportadas en SEVILLA TAURINA no tuvo más remedio que abrir una investigación -aunque ya estaba todo ‘investigado’ a través de este portal-, de la que cuatro meses después se sigue si saber en qué ha consistido, sin información alguna. Además, no ha habido posibilidad de preguntarle a la delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tovar, ni al director general de Espectáculos Públicos, Manuel Brenes, ya que desde hace un año no han ofrecido ruedas de prensa alguna de temática taurina. 

OTRAS ANOMALÍAS

     SEVILLA TAURINA demostró con pruebas tres líneas de investigación sobre los toros que llegaron a Sevilla en la decepcionante corrida del pasado 26 de septiembre en San Miguel, en corrida televisada por Digital Plus:

  • Un toro de Zalduendo rechazado en Málaga de forma unánime por los tres veterinarios por «escaso desarrollo de sus astas» se presenta en Sevilla a ver si ‘cuela’. Afortunadamente, los veterinarios sevillanos también lo rechazan por falta de trapío. (VER)
  • Un toro de Hermanos Sampedro que estuvo de sobrero (ni siquiera lo dejaron para lidia en sorteo) en El Puerto se presenta en Sevilla y los veterinarios lo aprueban sin problemas y entra en sorteo para su lidia (tercero de la tarde). En El Puerto pesó 495 kilos; un mes y medio después en Sevilla, milagrosamente, pesó 545 kilos (50 kilos más). (VER)
  • Un toro de Zalduendo rechazado en Bilbao por los veterinarios al presentar el asta derecha ‘despitorrada’ se presenta en Sevilla un mes después y pasa el reconocimiento sin problema y es aprobado para lidia. En Bilbao pesaba 563 kilos, y en Sevilla 520 (43 kilos menos, lo lógico, a diferencia de lo ocurrido con el sobrero de Sampedro de El Puerto de peso justo).

 


 

GALERÍA GRÁFICA

Toro 91 de Zalduendo, rechazado en Bilbao un mes antes por 'despitorrado' del derecho. En Sevilla el pitón derecho tenía estaba 'limpio' pero 'menguante'. (FOTO: Matito)

El toro se pegó una enorme costalada y finalmente fue devuelto a corrales por manifiesta debilidad. (FOTO: Matito)

El veterinario Francisco Herrera y el presidente Gabriel Fernández Rey, responsables de los toros aprobados. (FOTO: Sevilla Taurina)

Los tres veterinarios dieron como 'apto' a este toro, a pesar de la visible anomalía del pitón dreecho.

Ni el director general de Espectáculos de la Junta de Andalucía, Manuel Brenes, ni la polémica delegada Carmen Tovar han explicado lo sucedido.


 

EL ESCÁNDALO, PASO A PASO

Dejar respuesta

3 × 5 =