Se lidió un toro rechazado por "despitorrado"

La Junta de Andalucía mantiene silencio sobre el escándalo de Zalduendo

0
773
El director general de Espectáculos de la Junta, Manuel Brenes, y la delegada de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, guardan un inquietante y 'solidario' silencio.
El director general de Espectáculos de la Junta, Manuel Brenes, y la delegada de la Junta en Sevilla, Carmen Tovar, guardan un inquietante y 'solidario' silencio.

La delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tovar, y el director general de Espectáculos Públicos de la Junta, Manuel Brenes, guardan un inquietante y ‘solidario’ silencio sobre el escándalo de Zalduendo en la Maestranza durante el ciclo de San Miguel, sin informar al aficionado sevillano sobre la investigación interna abierta.

Francisco Mateos.-

     Ni la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, la conocida Carmen Tovar, ni el director general de Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, Manuel Brenes, parece que están por la labor de dar explicaciones no sólo de la temporada pasada en Sevilla, sino más concretamente de la ‘supuesta’ (hasta ahora no se ha hecho nada público) investigación abierta para esclarecer qué ocurrió en la Maestranza con el escándalo de la corrida de Zalduendo en San Miguel, el pasado mes de septiembre.

     Este portal descubrió y demostró que, además del escándalo de lo visto en el ruedo (toros sin trapío alguno y sin fuerzas, con tres sobreros lidiados entre la bronca generalizada del público y el daño de imagen que supuso para la categoría de la Maestranza por su proyección televisiva a través de una plataforma digital), se intentó que ‘colara’ en el reconocimiento veterinario un toro de Zalduendo rechazado en Málaga, lograron que un toro de Zalduendo que estuvo de sobrero en El Puerto se lidiara en Sevilla y, lo más grave, se aprobó y se lidió un toro de Zalduendo que había sido rechazado un mes antes en la plaza de Bilbao por estar «despitorrado».  Todo fue demostrado con pruebas en SEVILLA TAURINA.

     Tras hacer públicas este portal las tres líneas de investigación y sus pruebas, la delegada Carmen Tovar, presionada por la Unión Taurina de Abonados, decidió abrir una investigación para aclarar lo sucedido y depurar responsabilidades. La Unión de Abonados pidió que la Junta de Andalucía tomara en declaración a los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia sobre lo sucedido, además del presidente Gabriel Fernández Rey y sus tres veterinarios.

     Con los datos aportados por SEVILLA TAURINA poco había que investigar (el trabajo que le hubiera correspondido hacer a la delegada Carmen Tovar se lo hizo este portal), salvo preguntar a los intervinientes y responsables qué pasó y, en función a ello, adoptar decisiones y resonsabilidades. Y, sobre todo, informar a los aficionados sobre el abuso y escarnio del que fueron objetos, llegándose a lidiar un toro ‘aparentemente’ limpio pero que lo desecharon en Bilbao un mes antes por tener un pitón destrozado. Es decir, que debió ser manipulado para que se lidiara en Sevilla aparentemente ‘limpio’, tranándoselo los veterinarios que no ‘vieron’ nada extraño.

     Transcurridos más de tres meses, ni la delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tovar, ni el director general de Espectáculos Públicos de la Junta, Manuel Brenes, parece que están por la labor de cumplir con sus respectivas obligaciones contraídas con los aficionados sevillanos de informarles de anomalías e incidencias que pudieran lesionar sus legítimos intereses. SEVILLA TAURINA intentará recabar en los próximos días información por vía formal de la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, y del director general de Espectáculos Públicos, Manuel Brenes, declaraciones que serán ofrecidas íntegras y literalmente a los lectores de este portal.


EL ESCÁNDALO, PASO A PASO

Dejar respuesta

9 + catorce =