Miguel Ángel Delgado: «Creo que he mostrado parte de la dimensión que quiero alcanzar»

0
947

El novillero de Écija aún paladea el triunfo de su debut en la Maestarnza con picadores el pasado domingo. Le cortó una oreja al tercero, de la ganadería de Peralta, y se mostró muy firme con el manso y complicado sexto. Su buena actuación le ha valido para repetir en la interesante novillada de triunfadores programada para el domingo 7 de octubre.


Delgado, con la oreja cortada el domingo.
FOTO: Matito.

Francisco Mateos.-

     Ha sido llegar a la Maestranza, debutar con picadores en este coso y que se hable de tí con más fuerza…

     Ha sido un pasito importante. Estoy satisfecho, aunque puedo dar mucho más de sí. Para mí era muy importante, al margen de la oreja lograda, dar una imagen de lo que siento como torero, de mis posibilidades. La tarde fue muy bonita, estábamos compitiendo tres toreros sevillanos que interesan al aficionado actualmente, y es importante comenzar con buen pie. De todos modos, el público de Sevilla ya conocía parte de mi toreo, porque el año pasado, en las novilladas sin picadores del verano, toreé mi novillada y la final, logrando además cortar dos orejas, pero está claro que este año, con el utrero y un año más de experiencia se notan los cambios.
 
     Dos novillos muy distintos los de tu lote: el primero con cierto buen son en sus embestidas y un sexto manso y complicado…
 
    El primero tenía clase y se dejaba en la muleta. Me sentí muy a gusto con el capote, sintiendo los lances. Después, en la faena, sobre todo con la derecha, hubo muletazos en los que destacaría la lentitud. Es una faena que dio la dimensión de gusto y elegancia que le quiero imprimir a mi toreo, que es lo que yo siento realmente. El sexto fue complicado, muy manso. Era difícil mantenerlo en la muleta porque tenía la fuerte querencia de toriles. Se me coló varias veces y no me vine abajo. Quizás ahí demostré, con ese novillo malo, la otra dimensión mía, que tengo el valor necesario para aguantar al malo. Fueron dos faenas distintas que han logrado dar una parte de la dimensión que quiero alcanzar como torero.
 
    En un momento de la Fiesta en el que se echa de menos la pasión en los tendidos, logró atraer a gran cantidad de aficionados desde su Écija natal…
 
    Es algo muy bonito, que me da mucha confianza. Torear en Sevilla siempre es un compromiso y nos pone nervioso a todos los toreros. Sin embargo, si te ves arropado por los tuyos, jaleándote y apoyándote, entonces te vienes arriba y te sacudes más rapidamente esa responsabilidad. Soy de Écija, me he formado en la Escuela de Écija con el maestro Pepe Luis Vargas y desde luego quiero identificarme con la buena afición de mi pueblo. Écija siempre ha sido y es cuna de toreros, y para mí es un orgullo que me sigan con esa pasión. Por eso les brindé el sexto novillo, representado en la persona que se encargó del gran lío que debe ser coordinar los 14 autobuses que se desplazaron desde mi pueblo.
 
 
    Tras dejar tan grata impresión el pasado domingo, ahora queda refrendarlo o incluso incrementarlo en esa novillada que acertadamente la empresa ha organizado para premiar a los tres novilleros más destacados de septiembre en Sevilla…
 
    Es una motivación más. En el toreo nunca es suficiente con lo que haces. Lo del domingo ya pasó y ahora hay que pensar en el 7 de octubre. Será un día muy bonito, porque vamos a torear los tres que hemos cortado oreja este mes en Sevilla. Ya es todo un premio que te hayan elegido de entre los nueve que han toreado, pero yo no soy conformista y desde luego voy a hacer el paseíllo el día 7 con el objetivo de mejorar lo realizado.

Dejar respuesta

diecinueve − nueve =