CRISIS en el palco de presidentes

El equipo del presidente Fernández Rey podría quedar fuera del palco

0
963
Los tres veterinarios aprobaron al toro de Zalduendo que el Gobierno vasco rechazó un mes antes por 'despitorrado' del cuerno derecho.
Los tres veterinarios aprobaron al toro de Zalduendo que el Gobierno vasco rechazó un mes antes por 'despitorrado' del cuerno derecho.

Los tres veterinarios del equipo del presidente Gabriel Fernández Rey que aprobaron los toros del escándalo de Zalduendo, incluyendo a un toro «despitorrado» del cuerno derecho según un certificado del Gobierno vasco, Francisco Herrera, Alfredo Luzardo y José Luis González-Aguilar Palomeque, podrían ser apartados de los equipos gubernativos en la nueva temporada.

Francisco Mateos.-

     Una vez que el presidente Gabriel Fernández Rey ha renunciado a seguir siendo presidente esta temporada tras 15 años de ejercicio en el cargo, se plantea qué ocurre con su equipo gubernativo. Fernández Rey le ha comunicado a la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, la polémica Carmen Tovar, que no desea seguir siendo propuesto a presidente de la Maestranza. En el aire queda que el reciente escándalo de la corrida de Zalduendo lidiada en septiembre pasado dentro del ciclo de San Miguel ha pesado mucho en esta decisión, un escándalo que sigue sin ser explicado por la Junta de Andalucía. Ni la propia delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, ni el director general de Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía, Manuel Brenes, han explicado a los abonados y aficionados sevillanos qué ocurrió realmente para que se produjera el bochornoso escándalo vivido el pasado 26 de septiembre, con toros de varias ganaderías, todos ellos impresentables de trapío, que rodaron por los suelos, y sobre todo qué ocurrió en los corrales previamente, donde se llegó incluso a aprobar un toro que había sido rechazado en Bilbao un mes antes al estar «despitorrado» del cuerno derecho, y los tres veterinarios sevillanos del equipo de Fernández Rey (Francisco Herrera, Alfredo Luzardo y José Luis González-Aguilar Palomeque) lo dieron de forma unánime como «apto» en la Maestranza.

     Las pruebas aportadas por SEVILLA TAURINA con un certificado del Gobierno vasco afirmando la lesión cornúpeta que arrastraba el toro 91 de Zalduendo y la imagen del pitón dreecho que ayer mostró en exclusiva y por primera vez este portal vienen a demostrar que este tema sigue teniendo vigencia y que necesita ser explicado con luz y taquígrafos. Si bien es cierto que el presidente Gabriel Fernández Rey fue el responsable último de esa corrida, también lo es que es del todo incomprensible que ninguno de los tres veterinarios (Francisco Herrera, Alfredo Luzardo y José Luis González-Aguilar Palomeque), que evaluaron este toro número 91 en los corrales a escasa distancia de su cornamenta, no observaran ninguna anomalía en su pitón derecho, y los tres firmaran como ‘apto’ al toro. Además, ni tan siquiera remitieron sus astas a analizar post-mortem.

     Una vez que se conoce que Fernández Rey no continuará como presidente, varias fuentes de los propios equipos gubernativos y la Administración andaluza consultadas por SEVILLA TAURINA indican que podría ocurrir que tampoco continuaran en la temporada 2011 los tres veterinarios responsables del escándalo de aprobar los toros del escándalo de Zalduendo, de forma que el equipo gubernativo al completo sería ‘apartado’ del palco. Entre los tres veterinarios responsables de aprobar los toros del escándalo se encuentra Francisco Herrera, que es el veterinario taurino con mayor puntuación en el baremo del Colegio de Veterinarios de Sevilla, además de ostentar en dicho Colegio los cargos de vicepresidente y jefe de la sección económica.

     Dentro del seno del Colegio de Veterinarios no gustó que para la pasada temporada la polémica delegada Carmen Tovar ‘enchufara’ a un compromiso suyo (el veterinario Álvaro Pedregosa, cercano al presidente Julián Salguero vía Aljarafesa, amigo personal de la delegada), ya que para ello tuvo que echarle ‘cara’ la delegada al tener que saltarse a decenas de veterinarios con mayor experiencia y puntuación, ya que Álvaro Pedregosa no tenía experiencia alguna y estaba calificado con ‘cero puntos’ en el baremo del Colegio. En declaraciones a este portal, el Colegio de Veterinarios de Sevilla se desmarcaba de la delegada Tovar afirmando que «los criterios de selección de la delegada de la Junta no tienen por qué coincidir con los del Colegio». Si la delegada prescinde para la nueva temporada del vicepresidente del Colegio, la tensión podría ser aún mayor.

     Sin embargo, fuentes de los equipos gubernativos consultadas por SEVILLA TAURINA indican que con la renuncia del presidente Fernández Rey también existen altas posibilidades de que sus tres veterinarios (responsables de la aprobación de los toros del escándalo de Zalduendo) tampoco sean nombrados en la nueva temporada. De esta forma, la delegada aplicaría depuración de responsabilidades a los veterinarios, ya que no se entendería por los abonados y aficionados que los tres veterinarios de nuevo evaluaran toros en la Maestranza como si nada hubiera ocurrido. La solución al enredo, en breve.


EL ESCÁNDALO, PASO A PASO

Dejar respuesta

4 × cuatro =