Mano dura de la Junta de Andalucía

Carmen Tovar se ‘carga’ a los tres veterinarios del escándalo de Zalduendo

0
915
La delegada Carmen Tovar, vestida de flamenca, en pleno callejón de la Maestranza un día de farolillos. (FOTO: Javier Martínez)
La delegada Carmen Tovar, vestida de flamenca, en pleno callejón de la Maestranza un día de farolillos. (FOTO: Javier Martínez)

La polémica delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, decide aplicar un duro correctivo a los tres veterinarios y los aparta este año de la Maestranza. Incluso ya ha decidido los nombres de los tres veterinarios que van a sustituir a los defenestrados Francisco Herrera, Alfredo Luzardo y González-Aguolar Palomeque, que eran de los veterinarios con mayor puntuación del propio Colegio de Veterinarios.

Francisco Mateos.-

     La polémica delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, que vive su peor momento taurino de credibilidad, casi ya inexistente, cuestionada por aficionados, abonados, periodistas, miembros de los equipos gubernativos y hasta el algunas areas de la Junta de Andalucía, ha decidido aplicar mano dura a los veterinarios. Una vez que ha recibido el Baremo Oficial del Colegio de Veterinarios de Sevilla con las puntuaciones de los solicitantes para ejercer en la Maestranza ha decidido castigar a los tres veterinarios que aprobaron la corrida de toros de Zalduendo del pasado 26 de septiembre, en San Miguel, uno de los escándalos más sonados de los últimos años en la Maestranza, y no nombrarlo para el nuevo año taurino.

     Según han asegurado a SEVILLA TAURINA fuentes próximas a la Delegación de la Junta de Andalucía, los tres veterinarios que aprobaron aquella corrida, y sobre todo que dejaron pasar como ‘Apto’ al toro número 91, que había sido rechazado un mes antes en Bilbao por «despitorrado», sin que tampoco remitieran las astas a analizar post-mortem, han sido apartados este año de los corrales de la Maestranza. Así, tal y como adelantaba SEVILLA TAURINA el pasado miércoles (VER), los veterinarios Francisco Herrera, Alfredo Luzardo y José Luis González-Aguilar Palomeque no continuarán ejerciendo su labor este año en los corrales de la Maestranza por decisión de Carmen Tovar. De esta forma queda completamente apartado el equipo, ya que a principios de semana se supo que el presidente de esa corrida, Gabriel Fernández Rey -hasta ahora el presidente de confianza de la delegada Tovar– solicitaba no ser nombrado de nuevo, renunciando a ser presidente tras 15 años de ejercicio; quizás se sabía el correctivo que se avecinaba por parte de Carmen Tovar. Tan sólo del equipo puede que continúe el delegado de callejón, Enrique Font, de la Policía Autonómica andaluza, y que ya fue cesado junto con otro equipo hace algunas temporadas cuando protagonizó la escena de enviar a los policías a ocupar el ruedo para desalojar a los diestros Salvador Cortés, Salvador Vega y Daniel Luque tras decretar acertadamente el presidente la suspensión de la corrida por lluvia sin la conformidad de los espadas.

     El correctivo aplicado por Carmen Tovar a los tres veterinarios podría traer aún más tensión a los actuales equipos gubernativos, ya que se trata de tres expertos veterinarios taurinos, de amplia y dilatada trayectoria, bien considerados entre sus compañeros. Los tres ocupan puestos destacados en cuanto a méritos por experiencia en el Baremo Oficial del Colegio de Veterinarios de Sevilla. Concretamente, Francisco Herrera ocupó el pasado año el primer puesto de los 47 solicitantes para ejercer como veterinarios taurinos en plazas de la provincia, con 76,50 puntos. Afredo Luzardo ocupa el tercer puesto por experiencia acumulada, con 66 puntos. Y González-Aguilar Palomeque el octavo puesto sobre 47 que forman la lista, con 54 puntos.

     Los tres veterinarios apartados ya tienen incluso sustitutos, cuyos nombres ya se comunicaron a los presidentes que estuvieron ayer presentes en la reunión con la delegada de la Junta de Andalucía.

     El año pasado ya hubo una cierta tensión entre la delegada de la Junta, Carmen Tovar, y el Colegio de Veterinarios, cuando este portal descubrió y publicó pruebas que demostraban que la delegada (que tiene potestad para nombrar a quien quiera, aunque lo lógico es tener en cuenta el Baremo objetivo y homologado de los Colegios profesionales) había nombrado a un veterinario mediante un claro ‘enchufe’. Álvaro Pedregosa ocupaba el último puesto de la lista de 47 veterinarios, y la delegada decidió nombrarlo entre los 12 que hacían falta para la Maestranza. Pedregosa ocupaba el último puesto, sin puntuación alguna, con ‘cero’ puntos, sn experiencia previa, y ni tan siquiera había reseñado que quería la Maestranza para comenzar a ejercer de veterinario taurino, sino que le era «indiferente» el destino de alguna plaza sevillana. Pedregosa es yerno del gerente de Aljarafesa, Carlos Moreno. Este Carlos Moreno es el ‘jefe’ del presidente Julián Salguero, que es químico y trabaja en Aljarafesa. Hay que tener en cuenta que Julián Salguero es íntimo amigo de Carmen Tovar, y ésta nombró a Pedregosa (el yerno del jefe de Salguero) como veterinario en el equipo de Salguero, a pesar de tener ‘cero puntos’.

     A preguntas de SEVILLA TAURINA, el Colegio de Veterinarios de Sevilla se limitó a opinar el año pasado escuetamente sobre el veterinario ‘enchufado’: «los criterios de selección de la delegada de la Junta de Andalucía no tienen por qué coincidir con los criterios aplicados por este Colegio de Veterinarios». De esta forma tan sutil, sin querer ‘molestar’ a la delegada Carmen Tovar, el Colegio trazaba una línea entre la delegada y el Colegio. Ahora, al ser defenestrados tres de los veterinarios mejor valorados por el propio Colegio, y siendo uno de ellos (Francisco Herrera, el de mayor puntuación de los 47 candidatos) vicepresidente del Colegio, la tensión entre los veterinarios y al delegada podría crecer.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

diecisiete − dieciseis =