DESDE EL TENDIDO 2

El Juli

0
809

«…  El Juli fue castigado por muchas empresas en la confección de los cartelesmde la temporada pasada. Fue tomado como ‘cabeza de turco’ por la polémica de los derechos de imagen. Este año, el torero ha dicho que no podía volver como si nada hubiera pasado, dejando Sevilla en el aire. Le tengo que dar toda la razón al torero…»

Ignacio Sánchez-Mejías.-

     Como ustedes bien saben, El Juli fue castigado por muchas empresas y agrupaciones de empresarios, en la confección de los carteles y abonos de la temporada pasada. Fue tomado por las mismas como ‘cabeza de turco’ por la situación surgida con la polémica de los derechos de imagen y de ASM, que finalmente se ha diluido como un azucarillo. De hecho, El Juli fue ninguneado en las principales ferias, en las que había triunfado el año anterior, sin más motivos que el comentado y con las más variadas excusas y justificaciones por parte de las empresas.

     Este año, el torero ha dicho que no podía volver como si nada hubiera pasado, y ha anunciado que no estará en varias de las principales ferias, incluyendo Madrid, y dejando Sevilla en el aire. No ha faltado tiempo para que la prensa y las redes sociales tomen partido en pro o en contra de la postura del torero. Muchas de los críticos taurinos argumentan que dado el momento de atraviesa la Fiesta con ataques externos y huida de espectadores, hay que estar unidos y que una figura como El Juli no se puede borrar de las principales ferias. Los que están a favor del torero, indican que estos mismos críticos no levantaron sus voces igual cuando el año pasado el torero era excluido de las mismas plazas, a las que ahora no va por propia iniciativa.

     Los asiduos a este sitio saben que no se me puede contar entre los partidarios de El Juli, lo reconozco como la figura del toreo que es, con una perfección técnica pocas veces alcanzada, y un poderío superlativo, como un torero imprescindible en todas las ferias, pero pocas veces me ha emocionado en el ruedo, y bien que lo siento. En el caso que nos ocupa, le tengo que dar toda la razón al torero. Está en su perfecto derecho a plantarle cara a las empresas que el año pasado lo castigaron sin más motivo que ese, plantarles cara. Es evidente que las ferias perderán mucho sin él, pero también perdieron el año pasado. Está claro que El Juli no es José Tomás, y que no tiene su tirón taquillero como para montar corridas como las de este, pero es dueño de su futuro, faltaría más.

     Yo espero, por el bien de todos, que la cosa se reconduzca y que, finalmente, El Juli pueda hacer una temporada con el mayor número de corridas posibles, y en las plazas de más categoría.


*Ignacio Sánchez-Mejías es economista, auditor de cuentas, socio de SMT Auditores y profesor asociado de la Universidad de Sevilla / Publicado en el blog ‘Desde el tendido 2’ de ABC-Sevilla.

PAGÉS-EL JULI: LOS PASOS DE UN DESENCUENTRO

Dejar respuesta

once + 12 =