Adecuación de la Maestranza

Problemas de centímetros en la Maestranza

0
1185

«…La plaza de toros de Sevilla necesita otras reformas más importantes que el ampliar los centímetros del asiento, como salidas de evacuación, pasillos de emergencia,… Esas sí son medidas que benefician al espectador, pero dar 10 cm de asiento no supone un avance. Reitero que Sevilla no es incómoda…»

Pérez Alarcón.-

     Últimamente se ha venido hablando de las obras de la Maestranza de Sevilla, y de la ‘intromisión pública’ de la Administración en la decisión de que las localidades o asientos (con o sin almohadilla, eso no se sabe) estén a 50 ó 60 cm, conforme a la normativa vigente en materia técnica de edificación. No quiero actuar de perito o técnico cualificado sobre si actualmente están o no en el ‘tallaje’ de los espectadores, pero huelga decir que ante todo, los asientos de la Maestranza, en comparación con otras plazas, no son tan incómodos y si me apuran, saludables, puesto que a excepción de cinco tardes al año, el resto del abono lo puedes presenciar donde te plazca y sin tener un ‘vecino’ incómodo. Y digo esto por la citada polémica de la distancia en la que deben estar en posesión el trasero del espectador, que debe ser proporcional al cuerpo o volumen que se tenga.

     Reitero que Sevilla no es incómoda, pues el aficionado que tenga ocasión de desplazarse un poco, habrá observado que no sólo hay plazas mejores que Sevilla (situación ideal), si no que existen otras plazas que lo de 50 cm es un quimera por descubrir. Baeza, Almería, Cieza, Linares, Sanlúcar, Campofrio… son plazas incómodas e insufribles para un espectador con problemas óseos o de columna, ya que durante dos horas está sometido a movimientos paralelos con su ‘vecino’ para que el cuerpo se adapte sin revestir daños colaterales.

     No debemos cebarnos con el centímetro y ser tan puntillosos cuando en la ‘acera de enfrente’ hay plazas mucho más modernas en el tiempo que la Maestranza y no llegan a los 45 cm el asiento.

     La plaza de toros de Sevilla necesita otras reformas más importantes que el ampliar los centímetros del asiento, como salidas de evacuación, pasillos de emergencia,… Esas sí son medidas que benefician al espectador, pero dar 10 cm de asiento no supone un avance, sobre todo para una persona de Baeza o Almería, que presencia un festejo al año en Sevilla, y luego cuando regrese a su feria, se encuentre con un abono de 6 tardes al año, con 41 cm de incomodidad. Centrémonos en lo importante, porque las distancias, algunas veces, no es lo prioritario.


*Publicado en perezalarcon.blogspot.com

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

8 + 12 =