La Maestranza no dotará de nuevas escaleras los tendidos de sol

0
1207
En sendos círculos, las dos únicas escaleras de accesos para la totalidad de los tendidos de sol.
En sendos círculos, las dos únicas escaleras de accesos para la totalidad de los tendidos de sol.

El actual teniente de hermano mayor, Alfonso Guajardo-Fajardo, no contempla la reforma de los tendidos de sol para dotarlos de nuevas escaleras y así cumplir con lo obligado en el Reglamento Andaluz. La moratoria para la adecuación expira el 4 de abril. La Junta de Andalucía podría llegar, incluso, a desautorizar los festejos o autorizarlos sin que se vendan entradas de tendidos de sol.

Francisco Mateos.-

     La Real Maestranza de Caballería no contempla realizar antes del comienzo de la próxima temporada reforma alguna sobre los tendidos de sol, encaminadas estas reformas a la adecuación de la normativa del Reglamento Taurino de Andalucía sobre disposiciones de escaleras y espacios. La plaza de Sevilla sólo dispone de dos escaleras verticales de acceso a las localidades de tendidos de sol, lo que está muy lejos de lo exigido por el Reglmento Taurino Andaluz. El Reglamento, no obstante, establecía una moratoria en el plazo de adaptación de aquellas plazas de especial consideración arquitectónica -el caso de Sevilla-, consistente en cinco años de prórroga para esa adaptación, según se establece en el apartado 2 de la Disposición Transitoria Primera del Reglamento Andaluz. Según ha confirmado la propia Delegación de la Junta de Andalucía, este plazo máximo de adaptación expira el 4 de abril de 2011, lo que coge de lleno a la Feria de Abril sevillana. Esto supone que los tendidos de sol de la Maestranza deberían reformarse durante el próximo invierno para dotar de mayor número de escaleras verticales los tendidos de sol, lo que provocaría una nueva pérdida de localidades.

     Sin embargo, y según ha podido conocer SEVILLA TAURINA de fuentes cercanas a la Real Corporación, el teniente de hermano mayor de la Maestranza, Alfonso Guajardo-Fajardo, no contempla ninguna obra relevante más durante su tenencia, que expirará definitivamente tras la próxima Feria de Abril. Esta negativa a la adecuación significa que, a partir del próximo 4 de abril, la plaza de Sevilla incumpliría la normativa definitivamente, lo que podría acarrear incluso con la no concesión administrativa por parte de la Delegación de la Junta de Andalucía para celebrar espectáculos públicos en los que no estén garantizadas una normas de seguridad, evacuación y confortabilidad de espectadores.

     El problema podría tener alguna similitud con el de la famosa Fila 1 -que verdaderamente era un pasillo- de las gradas. Durante el periodo en el que fue delegado de la Junta de Andalucía en Sevilla Demetrio Pérez -hoy abonado en la Real Maestranza-, éste le requirió en varias ocasiones a la empresa y a la Maestranza para que se dejara de vender ese pasillo como Fila 1 de grada, llegando Demetrio Pérez incluso a adevertir tanto a la Maestranza como a la empresa que podría llegar el momento en el que no autorizaría la venta de entradas para esa zona de la plaza (gradas) si no se garantizaba ante la Delegación que no saldría a la venta la mal llamada Fila 1. Finalmente, tras negociaciones, la Fila 1 dejó de venderse.

     La delegada Carmen Tovar asegura que durante estos últimos cuatro años se han realizado visitas de inspección giradas por técnicos de la Delegación, indicándose que del resultado de dicha inspección, soluciones y propuestas, se había dado traslado a la empresa Sevilla Pagés S.L. y a la Real Maestranza, estando a la espera de que esta última formule en su caso propuestas alternativas que resulten idóneas. En cualquier caso, quedó patente el compromiso común de un diálogo permanente. No obstante, la misma delegada señala la fecha del próximo 4 de abril como fecha límite para la adecuación de los tendidos de sol maestrantes, que sólo disponen de dos escaleras. Ahora resta por conocer su grado de firmeza para exigir a todos sus obligaciones incluyendo a la propia Real Maestranza), y si es capaz de exigir la realización de esta obra para que el recinto pueda seguir albergando espectáculos de carácter público.

     Según ha conocido este portal, la Junta de Gobierno de la Real Maestranza es consciente de este problema, y es un tema que se aborda en el seno de la Corporación, pero sobre el que aún no se ha tomado una decisión firme. De hecho, lo único que se ha decidido es dejar pasar este invierno sin acometer la reforma, lo que dejará a la Maestranza en situación de incumplimiento del Reglamento Taurino Andaluz.

     El Reglamento Taurino Andaluz es bastante explícito en estas cuestiones y antepone el derecho de los aficionados a su seguridad y confortabilidad. En la situación actual, los propios miembros de la Cruz Roja tienen considerables dificultades para llegar a los aficionados que se desvanecen en esos tendidos de sol por las altas temperaturas o cualquier otra causa que precise de un auxilio urgente; los colapsos para alcanzar la localidad son continuos durante el primer toro, de tal forma que muchos se quedan sin ver el primer astado por no poder acceder a su localidad. Por otra parte, lograr llegar a tiempo al bar interior o al baño es casi imposible para estar de vuelta antes de la salida del siguiente toro. En otras plazas la Junta de Andalucía no concede autorización para celebrar corridas de toros porque no cumplen con el requisito de medida mínima del ruedo, por ejemplo. De ahí que en este caso -si también aplica el mismo grado de exigencia que en otras plazas andaluzas- podría suceder algo similar, y que la Junta de Andalucía -que ya ha advertido de este tema en suficientes ocasiones a la empresa y la Corporación- autorice la celebración del espectáculo pero no autorice la venta de entradas para los tendidos de sol al no cumplir con la normativa taurina andaluza.

     El tema ha llegado hasta el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que está estudiando el caso tras una queja formal interpuesta por la Unión Taurina de Abonados de Sevilla tras recibir insuficientes explicaciones por parte de la delegada de la Junta, Carmen Tovar. Entre los abonados y aficionados no se entiende que, tras haber acometido los dos años anteriores el derrumbe y nueva distribución de todas las gradas de la plaza, la Real Maestranza no acometa este invierno la dotación de nuevas escaleras de accesos verticales, una obra de mucho menos impacto y complejidad que las acometidas en los dos años anteriores.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

tres × tres =