A Tovar rogando y con el mazo dando

0
961
Diego Martínez, presidente de la Unión de Abonados, y Carmen Tovar, delegada de la Junta de Andalucía.
Diego Martínez, presidente de la Unión de Abonados, y Carmen Tovar, delegada de la Junta de Andalucía.

«…Carmen Tovar ni se molestó en responder a los abonados, que no tuvieron más remedio que formular una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz. Bajo la presión del Defensor llama a una reunión a la Union de Abonados, aunque ella no se presenta y lo deja en manos de su equipo…»

Franciscio Mateos.-

     Habrá que hacer en las próximas semanas un análisis de lo que la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar -la supuesta ‘autoridad’ taurina, y además, ‘competente’ de la provincia-, dijo en la única rueda de prensa con periodistas taurinos a principios de año y lo que la realidad del año ha demostrado que no ha sido como ella dijo. Tiempo habrá también para analizar los ‘logros’ taurinos de Carmen Tovar en una temporada ‘cumbre’, para enmarcarla.

     Estos días se ha publicado en este portal que el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, de nuevo ha tenido que requerirle a la delegada Carmen Tovar que le conteste a sus peticiones de información sobre quejas taurinas. Y es que la delegada de la Junta de Andalucía parece que sólo responde ante estímulos de presión. La Unión de Abonados le pidió a la delegada hace casi un año que se dirigiera a los maestrantes para que, a la vez que adecentaban (ya era hora) las gradas de la plaza en el invierno pasado, se acometieran las necesarias obras de dotación de escaleras suficientes (sólo hay dos actualmente) en los tendidos de sol. Carmen Tovar ni se molestó en responder a los abonados, que no tuvieron más remedio que formular una queja ante el Defensor del Pueblo Andaluz. Antes de verano, éste la admitió a trámite, ya que observó indicios de que la plaza no esté cumpliendo normas relativas a seguridad de los espectadores contempladas en el Reglamento Taurino Andaluz.

     El pasado mes de septiembre, el Defensor le envió un requerimiento a la delegada Carmen Tovar pidiéndole información, explicaciones, de cuál era la situación. Carmen Tovar, que ni tan siquiera había contestado al escrito de los abonados, bajo la presión del Defensor llama a una reunión a la Union de Abonados, aunque ella no se presenta y lo deja en manos de su equipo (hay que recordar que la Unión de Abonados ha solicitado el cese de la delegada en varias ocasiones «por incompetente»; no es insulto, sólo que entienden que «no es competente» para el cargo que ostenta). Es decir, que bajo la presión ahora sí acepta reunión con los abonados. Pensaba que con ello ya se daban por conformes los abonados, y así no contestó al Defensor, que ha vuelto a requerirle información y explicaciones, ya que la Unión de Abonados no ha tenido una respuesta satisfactoria.

     Lo he vivido (lo vivo) personalmente. Dentro de un par de meses se cumplirán dos años, dos, que comencé a solicitar una entrevista con la delegada Carmen Tovar: una veintena de llamadas a sus asesores, decenas de correos (que conservo) y hasta escritos en el Registro. Pues ninguna contestación. Y después, en la más pura línea de las maneras de la empresa Pagés, vino el veto a SEVILLA TAURINA, retirándole el pase de callejón que teníamos desde hacía tres años, desde que este portal nació. Y al necesitar información para noticias, de nada sirven las llamadas; ni tan siquiera los escritos en Registro de la Delegación. Carmen Tovar sólo ha respondido ante la docena de Hojas de Reclamaciones rellenas o bien ante las dos quejas formuladas ante el Defensor del Pueblo Andaluz. Es lamentable que una representante de la Junta de Andalucía sólo responda a un periodista al verse obligada mediante presiones de Hojas de Reclamaciones o actuaciones de investigación del Defensor del Pueblo Andaluz. Pero parece que sólo entiendo a golpe de reclamación. Como dice el refrán… A Tovar rogando y con el mazo dando… Lamentable, pero es la única vía que deja como opción.

Dejar respuesta

dos × 2 =