Adecuación de la Maestranza

La Junta de Andalucía le echa un pulso a los maestrantes

0
769
El teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, Alfonso Guajardo-Fajardo, y el consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro.
El teniente de hermano mayor de la Real Maestranza, Alfonso Guajardo-Fajardo, y el consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía, Luis Pizarro.

La Junta de Andalucía comienza a exigir de un modo más directo a la Junta de Gobierno de la Real Maestranza la necesidad de adecuar las actuales instalaciones. La administración andaluza propone que los asientos dispongan al menos de 50 cm de ancho. El Defensor del Pueblo Andaluz estudia una denuncia de la Unión de Abonados contra la Junta andaluza para que exija a los maestrantes que habilite más pasillos en los tendidos de sol.

Redacción.-

     El debate sobre las instalaciones de la actual plaza de toros de la Maestranza se ha abierto definitivamente en Sevilla. A pesar de las diversas modificaciones y acciones de mejoras que se vienen realizando de forma más intensa en las últimas temporadas, lo cierto es que la confortabilidad y adecuación a las actuales normativas tanto taurinas como de espectáculos públicos dista mucho de lo deseable en pleno siglo XXI; sobre todo teniendo en cuenta el alto precio de las localidades, ya que la Maestranza es una de las plazas más caras del mundo. La Real Maestranza ha procedido en los dos últimos años a reformar la totalidad de las gradas, que es donde más necesaria era una profunda reforma para ganar en la mínima confortabilidad para los espectadores. Sin embargo, los tendidos tampoco cumplen con las medidas de asientos y espacio más adecuadas, ni con el número ni la anchura de pasillos, además de producirse fuertes ‘embotellamientos’ en los accesos a la plaza en los últimos minutos antes del comienzo del festejo. También la escasez de un patio de caballos adecuado dificulta mucho los calentamientos de los caballos de picar o de rejoneo -que han de hacerlo en el exterior de la plaza, mezclándose de forma peligrosa con el numeroso público que transita por la zona-, y la escasez de corrales también limita y dificulta las labores de reconocimientos previos.

     La Unión Taurina de Abonados de Sevilla y algunos escasos medios de comunicación han ejercido en los últimos años una denuncia activa de estas precarias condiciones de instalaciones que se ofrecen al espectador -a pesar del alto precio que se paga por una localidad- y para los procedimientos previos a cada festejo. Incluso actualmente existe una denuncia en trámite de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla ante el Defensor del Pueblo Andaluz exigiendo a la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, que cumpla con su obligación de exigir a los maestrantes que habilite los pasillos necesarios en los tendidos de sol, ya que sólo existen dos mínimos y estrechos pasillos para la totalidad de los tendidos de sol (casi media plaza).

     Todo esto ha desembocado en una postura algo más firme de la Junta de Andalucía al exigir a los maestrantes la adecuación de la plaza a las normativas y nuevas necesidades del siglo XXI. Parece que la Junta de Andalucía comienza a echarle de forma definitiva un pulso a la Real Maestranza. Según publica hoy Diario de Sevilla, todo se ha llevado con un especial sigilo. Los técnicos de la Junta de Andalucía han planteado a la Real Maestranza, propietaria de la plaza de toros de Sevilla, la idoneidad de que las localidades de los tendidos del coso tengan 50 centímetros. La reivindicación no ha pasado por el momento de ser formulada por los funcionarios competentes. En ningún caso se ha producido hasta ahora un pronunciamiento de responsables políticos de la Consejería de Gobernación que dirige Luis Pizarro (PSOE). La institución nobiliaria ya ha respondido explicando las mejoras en la seguridad y comodidad de los espectadores que se han efectuado en los últimos años en la plaza, unos proyectos ambiciosos y complejos que han gozado de gran éxito de crítica, pese a que la ejecución de obras en edificios catalogados suele generar polémicas.

     La propiedad de la plaza ha expuesto varios ejemplos de grandes concentraciones de público en las que no se exige que los asientos sean de 50 centímetros. Es el caso de la carrera oficial de la Semana Santa, donde las sillas suelen ser de 30, doce centímetros menos de lo que pretende la Junta para el coso del Baratillo. En el caso de un festejo taurino, además, se hace ver que no suele durar mucho más de dos horas, mientras que la carrera oficial se abre entre cinco y seis horas cada día de la Semana Santa. También se refiere que en los estadios del Sevilla y del Betis no hay asientos de 50 centímetros, sino de menor medida.

     Las localidades de los tendidos de la plaza de toros no están delimitadas por reposabrazos ni por medio de otros soportes. Son bancos corridos con los números de cada localidad señalados en la parte inferior. La actual Junta de Gobierno de la Real Maestranza, que dirige Alfonso Guajardo-Fajardo como teniente de hermano mayor, ha reformado el graderío de sombra al completo bajo la dirección del arquitecto José Antonio Carbajal, de tal forma que el espacio para cada espectador es ahora más amplio. En el tendido de sombra par se ha recuperado la puerta del despeje, que comunica directamente con la nueva enfermería. Todas estas obras, autorizadas por la Comisión Provincial de Patrimonio de la Delegación de Cultura de la Junta de Andalucía, han supuesto la pérdida de casi 2.000 localidades, por lo que el aforo de la plaza en la actualidad se ha quedado en 11.500 asientos. La reorganización de los tendidos en función de localidades de 50 centímetros podría suponer, llegado el caso, una reducción del 20% del actual aforo.

     Los ingresos que la plaza de toros reporta a la Real Maestranza son invertidos en el mantenimiento del coso, que tiene la categoría de monumento nacional, y en la ingente obra social que promueve la institución nobiliaria, así como en las numerosas acciones en ayuda de la conservación del patrimonio religioso.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

cuatro + Nueve =