Desprecio al Defensor del Pueblo Andaluz

¿Es demócrata el consejero Francisco Menacho?

0
819
El 'demócrata' consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Francisco Menacho.
El 'demócrata' consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, Francisco Menacho.

«…no sé si usted luchó frente a los ‘grises’ y sufrió en su propio cuerpo a los mamporreros del régimen autoritario. Esos sí que eran hombres de ideas y tenían el valor de manifestarse para conseguir las cotas de libertad y democracia que disfrutamos hoy. Flaco homenaje está haciéndole usted, señor Menacho, si desprecia a una Institución que vela por los derechos del Pueblo Andaluz…»

Francisco Mateos.-

     El ‘ordeno y mando’, afortunadamaente y gracias al esfuerzo de todos, se acabó en este país hace ya mucho tiempo. Aquí, en España, en Andalucía, el poder está sometido al pueblo, y no el pueblo sometido al poder. La Junta de Andalucía es un servicio público de los ciudadanos, a nuestro servicio, para una mejor administración y adecuación de la sociedad andaluza, y no un modelo para ejercer de forma déspota el poder según las ideas o conveniencias personales.

     Supongo, señor consejero de Gobernación y ‘Justicia’, Francisco Menacho, que está de acuerdo de forma básica en la reflexión anterior. Espero que haya entendido que los ciudadanos andaluces le han elegido para que nos represente y esté a nuestro servicio, para valorar el interés general y buscar las mejores opciones de desarrollo para nuestra comunidad. Entenderá, por tanto, consejero Menacho, que si el Defensor del Pueblo Andaluz ha llegado a admitir una nueva denuncia contra su gestión por parte de este portal, debería sólo con ello plantearse si ha podido hacer algo mal, y cuanto antes poder solucionarlo del mejor modo posible. Pero es que no sólo eso, sino que el Defensor –en su investigación- le ha solicitado diversa documentación, algo que le debería haber indicado que ‘algo’ mal parece que ha hecho usted, señor consejero. Y más aún cuando la Resolución del Defensor ha sido tan contundente y clara contra lo que usted ha hecho, defendiendo finalmente el Defensor lo reclamado por SEVILLA TAURINA.

     Pero no sólo no se ha sentido molesto por la investigación, echándole una ‘jartá de cara’ al asunto, sino que además ni siquiera le ha contestado al Defensor del Pueblo Andaluz, algo a lo que está obligado. ¿De verdad es usted un demócrata, señor Menacho? ¿Cree usted que es de recibo que todo un cosnejero de ‘JUSTICIA’ de la Junta de Andalucía se marque este desprecio a una Institución andaluza como el Defensor del Pueblo Andaluz? Piense un poco en el nombre de la Institución que ha ignorado: el que defiende al ‘Pueblo Andaluz’. ¿Es que usted no siente nada despreciando a esta Institución?

     Realmente no sé si usted, como otros muchos socialistas y hombres y mujeres de izquierda a los que le debemos muy mucho la llegada de la democracia a este país, luchó frente a los ‘grises’ y sufrió en su propio cuerpo a los mamporreros del régimen autoritario. Esos sí que eran hombres de ideas, los que en épocas difíciles, tremendamente complicadas, tenían el valor de manifestarse para conseguir las cotas de libertad y democracia que disfrutamos hoy. Pero flaco homenaje está haciéndole usted, señor Menacho, a aquellos compañeros que sufrieron por alcanzar este estado democrático articulado en sus Instituciones si precisamente se marca el desprecio a una Institución que vela por los derechos del Pueblo Andaluz. Y que lo haga todo un consejero de ‘Justicia’ de la Junta de Andalucía dice aún mucho menos de su talante.

     Aquí se trata de un asunto muy básico, señor consejero Francisco Menacho. Usted y su consejería han hecho lo que no está respaldado ni por la Constitución, ni por el Estatuto de Autonomía de Andalucía, ni por el Reglamento Taurino Andaluz: para satisfacer el deseo de la empresa Canorea de vetar por completo a SEVILLA TAURINA, han sido capaces de entregarse a estas pretensiones y ponerse de parte del ‘fuerte’, del ‘poderoso’, de la empresa, para justificar mediante una Instrucción que «la empresa acreditará a los fotógrafos que considere oportuno». La mera lectura de esa frase, apesta, señor consejero. Un verdadero demócrata no podría en la vida firmar una frase como esa.

     Aquí se trata de algo muy sencillo: la empresa Canorea, gracias a esa Instrucción de su Consejería, ha mantenido en muchos festejos de la pasada temporada el burladero de gráficos del callejón de la Maestranza con sólo tres o cuatro fotógrafos, mientras dejaba fuera del espectáculo taurino público al fotógrafo de SEVILLA TAURINA. Es así de claro. Y sólo debe responder a una pregunta con un ‘sí’ o un ‘no’: ¿está de acuerdo? Así de claro. No se esconda. Sea valiente y dé la cara. ¿Por qué me rechaza todas las peticiones de entrevistas y reuniones? ¿Por qué también lo hacen sus ‘compañeros’ el director general Luis Partida y la delegada en Sevilla, Carmen Tovar? ¿Por qué no dan la cara? ¿Por qué se esconden? Sólo se trata de responder a una pregunta: ¿está de acuerdo que, gracias a la Instrucción de su Consejería, la empresa Canorea puede ‘legalmente’ vetar y dejar fuera al fotógrafo que quiera y mantener el burladero de gráficos semivacío? Responda, consejero.

     De verdad que me sorprende cuando le leo declaraciones sobre las celebraciones que está organizando para la conmemoración de ‘La Pepa’, aquella primera Constitución de hace 200 años. Pero ¿sabe usted realmente respetar la libertad de los demás? Le ha faltado tiempo para ponerse de parte del poderoso, de la empresa, y dejar a un lado al supuestamente más débil, al pueblo.

     Reflexione, consejero Francisco Menacho. De nada sirven las luchas de aquellos compañeros contra el poder autoritario, si cuando ahora, en plena democracia y en un estado de libertad, una vez que usted llega al poder lo ejerce de forma advenediza con los fuertes (la empresa) y despreciando a Instituciones como el Defensor del Pueblo Andaluz. En los próximo días, señor Menacho, le volveré a solicitar un encuentro para dialogar y analizar este problema. No se esconda esta vez; dé la cara, y respóndame a esa única pregunta: ¿está de acuerdo que, gracias a la Instrucción de su Consejería, la empresa Canorea puede ‘legalmente’ vetar y dejar fuera al fotógrafo que quiera y mantener el burladero de gráficos semivacío?


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

16 − ocho =