Le insta a modificar la polémica Instrucción

El Defensor exige a la JUNTA de ANDALUCÍA que no vuelva a ‘ayudar’ a Canorea a vetar a SEVILLA TAURINA

0
881
El consejero Francisco Menacho, junto a su delegada en Sevilla, Carmen Tovar, en un burladero de la Maestranza. (FOTO: Sevilla Taurina)
El consejero Francisco Menacho, junto a su delegada en Sevilla, Carmen Tovar, en un burladero de la Maestranza. (FOTO: Sevilla Taurina)

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha resuelto a favor de SEVILLA TAURINA la queja contra el consejero de Gobernación y Justicia, Francisco Menacho, en la que le exige que retome el total control y responsabilidad sobre el callejón de la Maestranza, sin ceder a la empresa Pagés el control del burladero de prensa gráfica.

Francisco Mateos.-

     El Defensor del Pueblo Andaluz ha dictado una Resolución (de la que informábamos ayer –VER AQUÍ-) en la que ponía de manifiesto que la Junta de Andalucía habría vulnerado el derecho fundamental a la libertad de información, consagrado en el Artículo 20 de la Constitución y refrendado con el Artículo 207 del Estatuto de Autonomía de Andalucía. Esta dura Resolución del Defensor José Chamizo contra el consejero socialista Francisco Menacho es la consecuencia de la denuncia presentada por SEVILLA TAURINA respecto de la Instrucción 1/2011 de la Consejería de Gobernación, por la que ‘cede’ su responsabilidad sobre el burladero de prensa gráfica a las empresas taurinas para que «acredite a los fotógrafos que estime oportunos», aspecto deseado por la empresa de la Maestranza para imponer un veto total a SEVILLA TAURINA y retirarle la acreditación de prensa gráfica que la Junta le venía concediendo durante las anteriores temporadas.

     Chamizo, en su amplia y sólida argumentación, le expone al consejero que «la Instrucción trae como consecuencia que queden en manos de los empresarios la decisión acerca de qué reporteros gráficos podrán acceder al callejón y cuáles tendrán vetados dicho acceso. Si tomamos en consideración el hecho comúnmente aceptado de que es el lugar idóneo para realizar adecuadamente su labor gráfica y tenemos en cuenta que los documentos gráficos suelen ser parte muy relevante de la calidad de la información ofrecida, habremos de concluir la trascendencia que para el derecho a la información comporta que el acceso al callejón no se vea limitado de forma injutisficada».

     El Defensor del Pueblo Andaluz le reprocha al consejero Francisco Menacho que haya permitido, además, que el burladero de gráficos sólo se haya ocupado en muchos festejos durante la temporada en un 20-25% mientras se dejaba por parte de los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia a SEVILLA TAURINA sin acceso al mismo existiendo muchas plazas libres en dicho burladero, en lo que supone un claro veto. Todo ello a pesar de que SEVILLA TAURINA solicitó por escrito tanto a la Junta como a la empresa Pagés, tras la Feria de Abril, que se acreditara a sus fotógrafos para las novilladas y las corridas del Corpus y 15 de agosto. «No cabe colegir de lo dispuesto en la Instrucción que las autorizaciones a los reporteros gráficos deban concederse de forma irrestricta hasta tanto no se complete la capacidad máxima del burladero», le aclara con contundencia el Defensor al consejero de la Junta de Andalucía. «Antes al contrario, de la dicción literal de la Instrucción se deduce que la empresa goza de total discrecionalidad a la hora de decidir qué reporteros gráficos podrán acceder y cuáles tendrán vetado el acceso. Decisión que, además, no vienen obligadas a motivar y justificar», agrega José Chamizo, que de esta forma viene a poner de manifiesto la ‘colaboración’ del consejero Francisco Menacho con los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia en el veto informativo impuesto a SEVILLA TAURINA para intentar cercenar su independencia y libertad.

     Finalmente, el Defensor del Pueblo Andaluz concluye con una Resolución de dos puntos que le exige cumplir al consejero Francisco Menacho, y que viene a coincidir con lo solicitado por SEVILLA TAURINA en su denuncia:

  1. «Que se modifique la Instrucción 1/2011 a fin de residenciar en la Delegación de la Junta de Andalucía la competencia para el otorgamiento de las autorizaciones y permisos destinados al acceso de reporteros gráficos a la plaza». Es decir, que todo vuelva como se hacía siempre antes de esta polémica Instrucción: será la Junta de Andalucía –la delegada Carmen Tovar, origen de todo el problema, en el caso de Sevilla– quien deba acreditar directamente a los reporteros gráficos. En el caso de SEVILLA TAURINA, cuando era así, este portal siempre ha sido acreditado por la Junta de Andalucía, tanto por el anterior delegado de la Junta en Sevilla, Demetrio Pérez, como la actual Carmen Tovar.
  2. «Que se incluya en la Instrucción 1/2011 una regulación acerca del procedimiento a seguir para conceder dichas autorizaciones cuando el número de solicitudes supere la capacidad establecida para dicho burladero, que garantice la igualdad de oportunidades de todos los solicitantes». Con esta segunda exigencia del Defensor al consejero Francisco Menacho no podrá repetirse que existan fotógrafos que se queden sin acceso al callejón por decisión de la empresa Pagés mientras el burladero de gráficos esté casi vacío, como han hecho esta temporada pasada los empresarios de la Maestranza con SEVILLA TAURINA.

     Tras los dos puntos de la Resolución exigidos, ahora el consejero de Gobernación y Justicia de la Junta de Andalucía, el socialista Francisco Menacho, está obligado a contestar al Defensor del Pueblo Andaluz sobre si acepta o no la Resolución formulada, y en caso de que no la acepte exponer las razones para ello.

NOTA: SEVILLA TAURINA publicará mañana viernes de forma íntegra la Resolución del Defensor del Pueblo Andaluz.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

5 × dos =