Ante el Defensor del Pueblo Andaluz

SEVILLA TAURINA denuncia al consejero de la JUNTA DE ANDALUCÍA, Francisco Menacho

0
714
La polémica delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tovar, origen de todo el problema, junto al consejero de Gobernación de la Junta, Francisco Menacho, ocupando plaza en el callejón de la Maestranza. (FOTO: Sevilla Taurina)
La polémica delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tovar, origen de todo el problema, junto al consejero de Gobernación de la Junta, Francisco Menacho, ocupando plaza en el callejón de la Maestranza. (FOTO: Sevilla Taurina)

SEVILLA TAURINA ha registrado una queja formal ante el Defensor del Pueblo Andaluz denunciando que el consejero de Gobernación, Francisco Menacho, no ha cumplido la Resolución del Defensor, que le instaba a controlar y autorizar la prensa gráfica en el callejón. La Junta ha hecho todo lo contrario y ha aprobado una Instrucción para que los empresarios acrediten «a los fotógrafos que considere oportunos», una demanda deseada por la empresa Pagés, que la ha aprovechado para dejar de acreditar al fotógrafo de este portal.

Frnacisco Mateos.-

     El portal de información taurina de Sevilla, SEVILLA TAURINA, ha formulado una denuncia contra la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, de la que es responsable el consejero andaluz Francisco Menacho. El escrito ha sido presentado y registrado ante el Defensor del Pueblo Andaluz, como medida previa para evitar otros pasos superiores, como el Contencioso-Administrativo contra la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, aspecto que, no obstante, también está estudiando SEVILLA TAURINA con un prestigioso abogado sevillano especializado en esta materia.

     La queja formalizada ante el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, se refiere a la aprobando de la Instrucción 1/2011, de 11 de marzo, de la Consejería de Gobernación, a la que ha tenido acceso SEVILLA TAURINA: «La ocupación del burladero de los reporteros gráficos será de la exclusiva responsabilidad de la empresa organizadora», detallando en el apartado 1.6 que «las autorizaciones o permisos destinados al acceso de reporteros gráficos del callejón serán distribuidos por la empresa organizadora respecto de aquellos medios informativos que ésta considere oportuno acreditar». Es decir, que después de que hasta ahora haya sido la Administración andaluza la que ha encauzado y controlado la concesión de todos los pases de callejón, ahora la Junta de Andalucía viene a conceder de forma efectiva el derecho a veto de fotógrafos al callejón a los empresarios taurinos, sin necesidad de ningún criterio objetivo, porque reseñado queda que «a los que considere oportunos acreditar».

Carmen Tovar y el veto de la empresa Pagés, en el trasfondo

     El problema tiene su origen en la polémica y controvertida delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, que fue la que, accediendo al deseo de la empresa Pagés de incrementar el veto y castigo a SEVILLA TAURINA -se cumplen tres años de la retirada de la credencial de redacción a este portal por parte de Eduardo Canorea y Ramón Valencia-, decidió variar por iniciativa propia todo lo que hasta ahora se venía haciendo en Sevilla: en vez de ser la Delegación de la Junta en Sevilla -que no tiene vinculaciones profesionales o intereses comerciales alguno- la que como hasta ahora siguiera concediendo las acreditaciones de callejón a los fotógrafos (entre los que siempre había acreditado a SEVILLA TAURINA), decidió el año pasado conceder esta potestad a los empresarios de la Maestranza, que evidentemente sólo aprovecharon dicha cesión de reponsabilidad de la delegada Tovar para excluir y vetar a SEVILLA TAURINA entre los fotógrafos acreditados.

     Esta dejadez de funciones de la delegada de la Junta de Andalucía, Carmen Tiovar, provocó que SEVILLA TAURINA presentara una denuncia ante el Defensor del Pueblo Andaluz en abril del año pasado. El Defensor, tras la negativa de Carmen Tovar a variar de postura, decidió dirigirse al propio consejero de Gobernación de la Junta de Andalucía. Con fecha 24 de noviembre de 2010 recomendó a la Consejería de Gobernación que «la permanencia de personas en los callejones de las plazas demanda la existencia de una actuación previa administrativa de control y supervisión; esto es la existencia de una autorización administrativa a tal fin». Es decir, instaba a la Consejería de Gobernación a cumplir para toda Andalucía el espíritu del Reglamento Taurino de Andalucía y del propio Estatuto andaluz: que debe ser la Junta de Andalucía la que regule, autorice y controle el acceso al callejón, ya que es de su exclusiva competencia y una zona de especial peligrosidad. El consejero de Gobernación en ese momento, Luis Pizarro, respondió afirmativamente a esta Resolución y el Defensor de Pueblo Andaluz, en una carta final remitida a SEVILLA TAURINA, se felicitaba «por la satisfacción en transmitirle la resolución favorable del caso motivo de su queja». Sin embargo, ahora, con esta Instrucción, la Consejería de Gobernación hace todo lo contrario y, tal y como afirma textualmente la Instrucción aprobada, «las empresas acreditarán a los fotógrafos que crea oportunos»…

Contraria al Defensor, al Estatuto de Autonomía y al Reglamento Andaluz

     En una medida sin precedente y que atenta contra el libre derecho a la información y la igualdad ante la misma, está dotando a las empresas taurinas de Andalucía del ‘derecho a veto’ a los medios informativos. Es más, por si hubiera alguna duda, la propia Instrucción de la Junta de Andalucía apostilla que «la empresa acreditará a los medios que considere oportunos». Es decir, a los que quiera, a los que se les antoje. La Junta de Andalucía deja que la empresa Pagés deje pasar al callejón a los fotógrafos que les sean «oportunos»; los que no le sean oportunos (porque su medio sea independiente, libre o cualquier otro motivo) la Junta de Andalucía observa como lícita medida que la empresa los vete y les impida el acceso.

     Además de traicionar al propio Reglamento Taurino de Andalucía, con esta cesión del derecho a veto a las empresas taurinas andaluzas, la Junta de Andalucía está dejando de cumplir en este caso lo establecido en el Artículo 207 del Estatuto de Autonomía de Andalucía: «Los poderes públicos de Andalucía velarán por el respeto a las libertades y derechos reconocidos en el artículo 20 de la Constitución, especialmente los referidos a la libertad de expresión y al derecho a una información independiente, veraz y plural».

     Esta Instrucción que ayuda a las empresas taurinas andaluzas a ejercer medidas de presión o coercitivas sobre los medios de información bajo al aviso de no dejarles acceso a sus fotógrafos al burladero de prensa gráfica por considerarlos ‘inoportunos’ también choca contra la Resolución del propio Defensor del Pueblo Andaluz sobre laa queja de SEVILLA TAURINA la temporada pasada contra la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar.

Sometimiento de la Junta de Andalucía a la empresa Pagés

     Además, la Junta de Andalucía está permitiendo en los festejos dominicales tras la Feria de Abril que, a pesar de estar ocupado el burladero de prensa gráfica por tan sólo 3 o 4 de los 17 fotógrafos posibles, la empresa Pagés sigue negando el acceso al fotógrafo de SEVILLA TAURINA, prefiriendo dejar semivacío el burladero de gráficos antes que permitir el acceso a SEVILLA TAURINA. Esta circunstancia se ha puesto en conocimiento de la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía, con abundante prueba gráfica, sin que hasta el momento haya hecho absolutamente nada, permitiendo el veto a la libre información gráfica a este portal en una zona de la plaza que es de su exclusiva responsabilidad. Es más, aunque se le ha solicitado varias veces por escrito, la propia Junta de Andalucia prefiere dejar vacío su amplio burladero (de unas 20 plazas) antes que permitir el acceso a él de un fotógrafo de SEVILLA TAURINA, lo que demuestra nitidamente la connivencia y sometimientos entre la Junta de Andalucía y la empresa Pagés en el veto y castigo a SEVILLA TAURINA.

     SEVILLA TAURINA concluye la denuncia ante el Defensor del Pueblo Andaluz solicitando:

  1. Se dirija a la Consejería de Gobernación de la Junta de Andalucía y su consejero, Francisco Menacho, para que cese de inmediato la aplicación de dicha Resolución, que está sirviendo a la empresa privada explotadora del negocio taurino en la Maestranza para permitir que el burladero de prensa gráfica sea ocupado en varias ocasiones por tres o cuatro fotógrafos (un 20% de su capacidad), impidiendo el acceso al fotógrafo de SEVILLA TAURINA a pesar del espacio ocioso.

  2. Que la Junta de Andalucía, conforme a lo establecido en el Reglamento Taurino de Andalucía y la Resolución del Defensor del año pasado, vuelva a ejercer su competencia sobre la TOTALIDAD del callejón, tanto en la autorización como control, dejando sin efecto por tanto la Instrucción 1/2011, de 11 de marzo.

LAS DENUNCIAS, PASO A PASO

Dejar respuesta

1 × uno =