Recordando el 'caso Zalduendo'

Otros ‘deslices’ de la Junta destapados por SEVILLA TAURINA (I)

0
479
El famoso toro número 91 de Zalduendo lidiado en la Maestranza, que fue rechazado en Bilbao al despitorrarse en los corrales el pitón derecho. Un mes después llegó 'limpio' a la Maestranza aunque ostensiblemente más corto que el izquierdo; fue aprobado como apto. (FOTO: Matito)
El famoso toro número 91 de Zalduendo lidiado en la Maestranza, que fue rechazado en Bilbao al despitorrarse en los corrales el pitón derecho. Un mes después llegó 'limpio' a la Maestranza aunque ostensiblemente más corto que el izquierdo; fue aprobado como apto. (FOTO: Matito)

La Junta de Andalucía debe afrontar de inmediato una investigación interna para aclarar lo sucedido con el novillo de Torrestrella lidiado como toro en esta Feria, como ha informado SEVILLA TAURINA. Este portal ha destapado otros graves casos responsabilidad de la Junta. Hoy recordamos el famoso ‘caso Zalduendo’, en 2010.

Francisco Mateos.-

     El reciente Informe de SEVILLA TAURINA sobre el novillo de Torrestrella lidiado como toro en la Maestranza el pasado miércoles 1 de mayo no es el único grave ‘desliz’ de la Junta de Andalucía que destapa este portal. Hoy recordamos uno de los más sonados, el denominado ‘caso Zalduendo’.

     Ocurrió en septiembre de 2010. Estaba anunciada una corrida de Zalduendo; sólo quedaron cuatro para sorteo y cinco se rechazaron el día anterior: unos por falta de trapío y hasta dos por ¡falta de peso! La corrida quedó remendada. En resumen: cinco toros rechazados de Zalduendo, cuatro toros aprobados del hierro titular, dos remiendos de Sampedro, tres devueltos a corrales, dos sobreros de Gavira y un tercer sobrero de Sampedro. Un desastre. Además, los lidiados eran reses sin trapío y que rodaron por los suelos.

     Días más tarde, SEVILLA TAURINA destapaba que uno de los toros lidiados como remiendo de esa nefasta corrida de Zalduendo -un toro de Hermanos Sampedro- era un sobrero que había quedado sin lidiar en El Puerto, plaza de segunda categoría. También este portal hacía una nueva entrega del ‘caso Zalduendo’ presentando otras pruebas: el ganadero presentó un toro que había sido rechazado de forma unánime en La Malagueta mes y medio antes; esta vez no ‘coló’ y en Sevilla también lo rechazaron, no como en el caso del toro de Sampedro de El Puerto.

     Con todo ello, una nueva entrega de la investigación de SEVILLA TAURINA sobre esta nefasta corrida de Zalduendo en septiembre de 2010 daba la puntilla definitiva. Este portal consiguió del Gobierno Vasco un certificado en el que confirmaba que el toro número 91 de Zalduendo fue rechazado en Bilbao al tener el asta derecho “despitorrado” (con falta de masa córnea en su punta, sin la ‘belllota’); sólo un mes después, el mismo toro se presentó en Sevilla y fue aprobado, lidiándose en cuarto lugar. En la fotografía que ilustra esta información recordando el caso se aprecia el famoso toro número 91 de Zalduendo, en su lidia en Sevilla, pudiéndose observar claramente su ‘menguado’ pitón derecho (el que estaba despitorrado un mes antes en Bilbao, por lo que fue rechazado), aunque aparece sorprendentemente ‘limpio’, sin astillas ni marca aparente…

     Al igual que está ocurriendo ahora con el caso del novillo de Torrestrella lidiado como toro esta Feria de Abril, la Junta de Andalucía quiso restar importancia y miró hacia otro lado. Dificultó cada paso de SEVILLA TAURINA por lograr documentos y actas… hasta que no tuvo más remedio que abrir una investigación interna. Llamó a declaraciones al presidente de la corrida (Gabriel Fernández Rey), a los tres veterinarios y al ganadero de Zalduendo (Fernando Domecq); este último se negó a comparecer ante la Junta. El presidente decidió por responsabilidad ante lo sucedido no presidir en la Maestranza al año siguiente (temporada 2011). Los tres veterinarios de dicho festejo fueron apartados de la Maestranza también esa temporada siguiente. En una absurda estrategia de lavado de imagen intentaron sancionar a Zalduendo (por presentar un toro manipulado), pero el famoso pitón derecho del toro ya había sido destruido tras la corrida. ¿Cómo se iba a sancionar a un ganadero sin la prueba del delito? Un desliz más de la Junta.

     Ahora, con este nuevo grave caso destapado por SEVILLA TAURINA del novillo lidiado como toro y las anomalías sobre su desembarque en la plaza, estancia sin pesaje ni reconocimiento, y reconocimiento incumpliendo los plazos establecidos, la nueva Junta de Andalucía del PP deberá abrir una nueva investigación interna para que el presidente Fernando Fernández Figueroa y sus veterinarios expliquen lo sucedido, a la vez que esclarecer el asunto a los aficionados, depurando responsabilidades.

EL ‘ESCÁNDALO ZALDUENDO’, PASO A PASO


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

cinco × uno =