El apoderado: "No hemos hablado con Sevilla"

El Juli podría ‘vengarse’ de la empresa Pagés y dejarla plantada sin venir a la Feria

0
922
Canorea y El Juli: ¿un año más de divorcio taurino?
Canorea y El Juli: ¿un año más de divorcio taurino?

Las alarmas se han encendido en la Maestranza: la empresa de Madrid, que a diferencia de Sevilla prefiere negociar cuanto antes con las figuras, ha recibido el rechazo de El Juli para torear en Las Ventas. De trasfondo, los problemas del año pasado. En Sevilla fue incluso peor lo sucedido en 2012, aunque el apoderado del madrileño advierte que «sólo le hemos dicho que no a Madrid; Sevilla aún no nos ha llamado».

Redacción.-

     Sevilla sigue en el ojo del huracán y es centro de noticias contradictorias. Los mensajes inconcretos del empresario Ramón Valencia en un peregrinaje de declaraciones por diversos medios en el último mes han ayudado aún más a enredar el lío. El silencio y el habitual oscurantismo de los maestrantes colaboran en la enredada madeja. Cuando aún no se ha despejado el controvertido asunto del posible recorte de festejos en la Feria de Abril, cuando se hablaba de tres festejos menos y que uno de ellos fuera uno de rejones, se pasa a conocer que serán cinco los festejos, y ninguno de rejones, con lo que se perderían cinco corridas de toros de una tacada.

     Y a renglón seguido se conoce que El Juli ha decidido no ir a Madrid este año, y así se lo ha comunicado a la empresa. La empresa de Madrid se iba a reunir estos días con el apoderado de El Juli para adelantar la negociación, pero Roberto Domínguez le ha comunicado que El Juli ha decidido no torear en Madrid, argumentando la polémica suscitada el año pasado que acabó con El Juli fuera de Madrid. Parece que en Valencia ocurrirá lo mismo. ¿Y Sevilla? La empresa de Sevilla no le dio el año pasado el trato y preferencia en la contratación que El Juli se había ganado el año anterior, cortando en 2011 cinco orejas y una Puerta del Prínicipe, y una temporada explosiva. Las grandes empresas le señalaban como orquestador del extinto ‘G-10’ y se quedó fuera de muchos ciclos de primera línea; a pesar de ello, remontó la temporada con unos triunfos y un toreo impactantes.

     Ramón Valencia declaraba hace unos días que esperará a después ‘de los turrones’ para hablar con El Juli; se antoja demasiado tarde tal y como están sucediendo los hechos. Esta tardanza de la empresa cuando Madrid (que es posterior a Sevilla) ya ha querido comenzar la fallida negociación, hace poco esperanzador que haya entendimiento. Aunque algunos periodistas han dado por segura que no estará en Sevilla (algo probable con los precedentes expuestos), el apoderado de El Juli, Roberto Domínguez ha declarado a la revista ‘Aplausos’ que «lo único cierto es que El Juli no estará en Madrid por decisión propia», debido a los planteamientos y lo ocurrido el año pasado. Desvela que se han puesto en contacto con él los empresarios de Madrid, Valencia y Olivenza, y que sólo ha rechazado Madrid, con lo que existe probabilidad de que toree en las otras dos. Curiosamente, quien aún no le ha llamado ha sido Sevilla, que como dice Ramón Valencia lo hará después de ‘los turrones’. Según Roberto Domínguez, «con la de Sevilla aún no hemos hablado: ni me han llamado, ni esperábamos que llamara en esta época del año porque, como suelen decir ellos siempre, hasta después de Reyes no empiezan a contratar toreros. La única verdad es que la empresa de Madrid ha querido retomar la contratación de Julián y nosotros no hemos aceptado, todo lo demás son mentiras».

     Con el momento tan crítico que está viviendo Sevilla, si El Juli decidiera ‘vengarse’ de los empresarios sevillanos Ramón Valencia y Eduardo Canorea por el trato que le dispensaron el año pasado y que provocó su ausencia de la Feria de Abril, y quedarse fuera de la Maestranza también este año, sería un duro revés para la Feria de Abril, sobre todo teniendo en cuenta que las relaciones de la empresa Pagés con otra figura que en estos momentos sería indispensable para Sevilla -Jose Tomás- son igual (o más) distantes que con El Juli. De confirmarse las ausencias de El Juli y José Tomás también en 2013, la Feria de Abril sufriría un fuerte golpe para intentar recuperar parte de los muchos abonados perdidos. La gestión de la empresa, las venganzas y rencillas por negociaciones anteriores, y el trato de la empresa en la contratación de algunas figuras parece que lastra el empuje que la Maestranza necesita en este momento tan crítico.


PAGÉS-EL JULI: LOS PASOS DE UN DESENCUENTRO

Dejar respuesta

veinte − 14 =