DESDE EL TENDIDO DOS

El abonado anonadado

0
927
Los bolsillos no dan más de sí.
Los bolsillos no dan más de sí.

«…después de publicar que la culpa de lo carísimo de las entradas era porque las figuras no bajaban sus altos honorarios, resulta que se ahorran estos dineros y nos bajan el abono sólo el 15%. O los honorarios de las figuras no eran los culpables de lo caro de las entradas, o el gran ahorro que la no contratación ha producido no se ha repercutido en el abonado…»

Ignacio Sánchez-Mejías.-

     El Diccionario de la Lengua Española da cuatro acepciones para anonadado:

  1. Reducir a la nada.
  2. Causar gran sorpresa o dejar muy desconcertado a alguien.
  3. Apocar, disminuir mucho algo.
  4. Humillar, abatir.

     Después de los últimos meses con boicot del G-5 y el cruce de comunicados, nos encontramos con un abono con la misma estructura que el año pasado, con carteles cerrados con toreros que, sin ser figuras, vienen tres y cuatro veces, algunos sin ningún merecimiento, con combinaciones nada imaginativas, y con la falta de otros toreros emergentes, con similares ganaderías del año anterior, el toro cómodo de las figuras, y con una previsible falta de emoción en el ruedo. En este sentido, creo que los abonados de la plaza de toros de Sevilla asumimos las cuatro acepciones de anonadado, sin ponerle ni un pero.

     Reducidos a la nada, porque nadie nos ha preguntado, nadie pulsa nuestra opinión, de sobra expuesta en las redes sociales y blogs de peñas y aficionados. Nadie nos tiene en cuenta.

     Absolutamente desconcertados, porque después de publicar que la culpa de lo carísimo de las entradas era porque las figuras no se bajaban del burro de sus altos honorarios, resulta que se ahorran estos dineros y nos bajan el abono sólo el 15%. No voy a cansarles con números porque no se publican, ni nunca me han interesado, pero a poco que razonemos está claro o que los honorarios de las figuras no eran los culpables de lo caro de las entradas o que el gran ahorro que la no contratación ha producido, no se ha repercutido en el abonado.

     Totalmente apocados porque no tenemos ninguna posible reacción. Sólo podemos seguir ‘tragando’ y pagando, o no abonarnos y en ese dilema estamos.

     Realmente humillados, porque a pesar de que somos el sostén de todo este tinglado, el cliente que paga, se nos desprecia y se nos ningunea sin piedad. Al aficionado lo están echando de los tendidos, las entradas de Valencia así lo atestiguan y podemos esperar mucho ladrillo en Sevilla.

     Este dilema que tenemos como anonadados abonados, lo hemos estado comentando los vecinos de localidad y, la postura inicial es de siete bajas este año, contando con la mía, y bien que lo siento. Se abre un periodo de reflexión, corto porque tenemos una semana para decidirnos.


*Ignacio Sánchez-Mejías es economista, auditor de cuentas, socio de SMT Auditores y profesor asociado de la Universidad de Sevilla / Publicado en el blog ‘Desde el tendido 2’ de ABC-Sevilla.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

9 + 9 =