"Hay cosas que no se pueden permitir"

Perera, sobre Sevilla: «Todo sigue igual y a mí no me taparán la boca con dinero»

0
909
Miguel Ángel Perera, firme en su decisión de hace un año de no torear en la Maestranza si los empresarios siguen siendo Eduardo Canorea y Ramón Valencia. (IMAGEN: TVE)
Miguel Ángel Perera, firme en su decisión de hace un año de no torear en la Maestranza si los empresarios siguen siendo Eduardo Canorea y Ramón Valencia. (IMAGEN: TVE)

Miguel Ángel Perera se muestra igual de firme que hace un año en su decisión de no torear más en Sevilla mientras los empresarios sean Eduardo Canorea y Ramón Valencia. El extremeño incluso advierte: «Si a algún torero se le quiere tapar la boca con dinero no será a mí precisamente». En clara alusión a los maestrantes denuncia que «nada ha cambiado y todo sigue igual», reafirmándose en su decisión «por dignidad, integridad y respeto».

Redacción.-

     El diestro Miguel Ángel Perera, junto con El Juli, mantiene la misma clara posición de hace un año respecto al conflicto planteado contra la empresa que gestiona la empresa de la Maestranza. En una entrevista concedida al programa ‘Tendido Cero’ de TVE, el torero extremeño se posiciona muy claramente en la misma decisión de no volver a torear más en la Maestranza mientras sigan siendo empresarios de la Maestranza los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia. Perera, fiel a su personalidad, no se ha andado por las ramas y ha ofrecido un mensaje claro y contundente, reafirmándose en su posicionamiento puesto que nada ha cambiado. Sin miedo a nada, el triunfador nacional de la temporada taurina llega a decir que a él no se le compra dinero. Junto con El Juli, son los dos toreros de los cinco que más claramente se ha reafirmado en la decisión que tomaron hace un año de no volver a torear en la Maestranza mientras sean sus gestores Canorea y Valencia, por cuanto sigue denunciando que les ha faltado el respeto como torero.

     En la entrevista, el torero recordó cómo la tarde más importante de su carrera en Sevilla fue justo la última vez que toreó en la Maestranza, en septiembre de 2013, a pesar de lo cual al año siguiente ha estado ausente de la Maestranza por decisión propia. «Al margen del toro de El Ventorrilo de 2008 al que le corté las dos orejas en Sevilla y otra tarde anterior en septiembre de 2006 en la que también corté dos orejas, la tarde de San Miguel del año pasado de 2013 ha sido mi tarde más completa en Sevilla. Le corté una oreja a mi primer toro, una oreja importante porque fue un toro complicado, y le pude cortar las dos orejas al otro y tuve al alcance de la mano la Puerta del Príncipe. Después, por circunstancias ajenas a los méritos ganados en el ruedo, tomé la decisión de no estar en Sevilla, una decisión que siento porque me da mucha pena, pero de la que no me arrepiento. Fue una decisión muy meditada y tenía mis motivos para hacerlo».

Decisión basada en la dignidad, integridad y respeto

     Analizando su situación para la próxima temporada en la Maestranza, el discurso de Miguel Ángel Perera se mantiene muy firma y es muy claro. «Ha pasado el tiempo y no hay ningún cambio -en clara referencia tanto a los empresarios como a los maestrantes-. La verdad es que no me atrevo aún ni a pensar qué será de mí en Sevilla el año que viene. La situación, por más que se ha querido simplificar todo a que lo más importante para nosotros los toreros es el dinero, intentando contagiar a la gente con ese mensaje, no ha cambiado, y una vez más si me siento atacado tengo que contestar. Otros años me he quedado fuera de Sevilla sin que ni siquiera se haya llegado a hablar de dinero, como ocurrió en la temporada 2009. La empresa me ofrecía cuatro tardes y un dinero bastante considerable, pero lo rechacé porque era una cuestión de dignidad, de integridad y de respeto. Es lo mismo que me ha llevado a tomar esta decisión ahora«.

     El torero, tras esta reflexión, hace una dura y clara advertencia a los empresarios de Sevilla: «Así que no es todo tan simple como hablar de dinero. Si a alguien -a algún torero de sus compañeros en la decisión- se le quiere tapar la boca con dinero, no va a ser a mí precisamente. Para mí hay cosas mucho más importantes que pasan por el respeto; respeto hacia los toreros en especial y hacia el toreo en general. Sevilla, al igual que Madrid, tiene que ser escaparate y referente del mundo taurino. Y hay cosas que no se deben permitir ni se deben pasar por alto en Sevilla».

El problema es la empresa de Sevilla

     El presentador del espacio, Federico Arnás, intenta apelar a la sensibilidad de Perera indicándole que es una batalla en la que pierden todos, sobre todo el público…, pero Perera no se ablanda e interrumpe rápidamente esa reflexión: «La culpa no va a estar siempre en el tejado de los toreros. De acuerdo que perdemos los toreros y pierde en cierto modo el toreo en general, pero siempre tenemos que ser los toreros los que tengamos que soportar el peso… Y yo me pregunto: con diez años de alternativa, ¿tengo yo que soportar el peso de 20 o 30 años atrás de familias o taurinos que llevan toda la vida siendo empresarios, manejando o dedicándose al mundo empresarial? Yo llevo diez años de alternativa, y no tengo la culpa de muchas cosas que se vienen arrastrando desde mucho antes. A mí no me pueden cargar con una culpa de algo que a mí no me corresponde. Y el público también debe ser consciente que muchos de nosotros, muy jóvenes, no tenemos la culpa de las cosas que están ocurriendo en muchas plazas, cuando en general, salvando plazas concretas, estamos toreando todos los toreros destacados en casi todas las ferias. Por lo tanto, que haya un problema con una empresa concreta –en alusión clara a Eduardo Canorea y Ramón Valencia- a lo mejor no es que seamos nosotros los equivocados cuando todos nosotros nos ponemos de acuerdo con todos los demás empresarios en todas las plazas».


NOTICIAS RELACIONADAS

LAS OPINIONES DE LOS CINCO TOREROS

ENCUESTAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

13 − 9 =