AL NATURAL

Un ERE en la Maestranza

0
955

«…han eliminado unos 3.000 abonados (o más) por su ‘excelente’ gestión y ahora quieren desplumar la Feria de sus festejos. Ahora que pintan bastos repliego velas. Pues no, señores. Ahora a sacar pecho y a dar la cara por Sevilla. Por cojones. Y si Ramón Valencia y Eduardo Canorea no tienen fuerza, ilusión ni ideas, que se lleven lo ganado y dejen paso…»

Francisco Mateos.-

     La noticia taurina adelantada por el compañero sevillano Fernando Carrasco en ABC-Sevilla es la más impactante en Sevilla en los últimos cinco años, por la trascendencia que reviste para el futuro taurino de la ciudad. La empresa Pagés quiere eliminar cinco corridas de toros de la Feria de Abril de una tacada; de un día para otro. Ya han eliminado unos 3.000 abonados (o más) por su ‘excelente’ gestión y ahora, después de conseguir dejar varios de los tendidos semivacíos, quieren desplumar la Feria de Abril de sus festejos. Un ERE en toda regla a la Feria de Abril. Definitivamente estoy más convencido que el tiempo de la empresa Pagés, después de 80 años seguidos, ha tocado a su fin.

     En Madrid, Córdoba, Granada, Málaga, Zaragoza,… también otras empresas han insinuado o en algún caso hasta planteado a la propiedad (privada o pública) una reducción de festejos, pero la propiedad (pública o privada) les ha contestado que hay un contrato que ellos firmaron y les obliga, y que si no se ven capaces de cumplirlo, ahí está la puerta de salida… Y los todopoderosos Chopera se han ido de Córdoba (privada), y en Málaga también les han dicho lo mismo: o cumplen el contrato o a la calle… ¿Por qué en Sevilla no pueden hacer lo mismo los maestrantes?

     Si la Feria de Abril tiene la estructura actual es porque la empresa así la ha venido inflando en años anteriores, ofreciendo espectáculos en la preferia de bajo coste y altos ingresos a base de obligar a los sufridos abonados a pagar un excesivo dinero que ha rentabilizado las arcas de los empresarios y los maestrantes. Y ahora que pintan bastos repliego velas. Pues no, señores. No. Ahora a sacar pecho y estar decidido a dar la cara por Sevilla y su Feria de Abril. Por cojones. Y si Ramón Valencia y Eduardo Canorea no tienen fuerza, ilusión ni ideas para hacerlo, que se lleven lo ganado y dejen paso a otros que quieran afrontar el reto y tengan credibilidad y trayectoria solvente.

     Nadie esperaba cinco corridas menos. Eso sí, mantenemos las dos de rejones, de alta rentabilidad, y la novillada, que incluida en el abono es un pelotazo para la empresa, a pesar de la subida de IVA este año. A ver ahora dónde metemos a los Esaú, Oliva Soto, Escribano, Salvador Cortés,…. Porque además la corrida del Corpus no existe ya (el año pasado se la cargaron y la convirtieron en novillada), y la corrida del 15 de agosto pasó a mejor vida… Un duro palo para la base del toreo sevillano.

     Eliminar cinco corridas de un día para otro en la Feria es un retroceso a lo ganado en décadas. En sólo 12 años de gestión, Ramón Valencia y Eduardo Canorea han hundido los niveles de abonados y ahora hunden el número de festejos de la Feria. Como clama la ciudadanía contra los recortes «porque sí», hay y tiene que haber otras fórmulas que no sean el tijeretazo puro y duro. Una reducción de tres festejos podría ser lógico; cargarse la mitad de la preferia de golpe parece aventurero. Los abonados perdidos en cuatro años se tardará décadas en recuperarlos. También se tardarán varios años en intentar rescatar las cinco corridas que se pretenden eliminar ahora de una tacada. 

     Hay empresarios jóvenes y pujantes. La Maestranza no puede ceder a ofrecer esta imagen de hundimiento de la Fiesta en Sevilla.  Con su silencio y su colaboración, los maestrantes están siendo partícipes de la decadencia acelerada de los toros en Sevilla, los mismos maestrantes que hasta hace tres años tenían intención de reducir el ruedo para aumentar más filas de aforo… Ay, ay, ay…


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

1 × 1 =