AL NATURAL

Recortes en la Maestranza: ¿reducir preferia, o eliminar Corpus y 12 de octubre?

0
922
Los empresarios de la Maestranza. (FOTO: ABC-Sevilla)
Los empresarios de la Maestranza. (FOTO: ABC-Sevilla)

«…recortar fechas fuera de abono sin tocar esa inflada preferia a la que le sobran al menos cuatro festejos con carteles de ‘low cost’ pero cobradas al aficionado a precio de farolillos sería acribillar el sufrido bolsillo de los abonados que aún nos quedan en Sevilla. ¿Es el momento de un revulsivo y un cambio?…»

Francisco Mateos.-

     Según ha declarado el empresario Ramón Valencia a ‘El Correo de Andalucía’ y ‘Mundotoro’ (ya saben que va para cinco años -y lo que nos rondaremos, morenos; pero tan a gusto también- que este portal está vetado a cal y canto, que así es el talante de los empresarios de la Maestranza), él y Eduardo Canorea van a tomar en los próximos días una decisión sobre cómo recortar la temporada sevillana. Habría mucho y largo que hablar sobre cómo y por qué se ha llegado a esta situación, porque no es cierto que sea sólo por la crisis, como afirma Valencia. Pero quiero ser breve y conciso.

     Ya el año pasado se cargaron la tradicional corrida de la Virgen de los Reyes y el mes de agosto quedó la plaza cerrada. El Corpus se reconvirtió en una novillada. Y la corrida del 12 de octubre se hizo bajo la ley de mínimo esfuerzo y menos imaginación. Ramón Valencia, en ambas entrevistas, se posiciona muy claramente por defender la actual estructura de la Feria de Abril y dejar en el aire otros festejos de fuera de temporada. Es decir, no hace falta ser un lince para entender que, una vez muerto el 15 de agosto, señala al Corpus y, sobre todo, al 12 de octubre. «No podemos minimizar la Feria, ni su contenido ni su duración. El aficionado dice que tiene que haber toros en ésta o en aquella fecha pero a mí me da mucha pena encontrarme con 800 personas en una plaza con casi 11.000 localidades. La mitad son turistas y así estamos degradando el espectáculo sin querer. Debemos ser prudentes y saber aclimatarnos. Es algo que vamos a sopesar y que tiene que entender el aficionado. Nuestro núcleo es la Feria de Abril y ahí es donde se intenta ganar algo para ir soltando lastre el resto de la temporada. Hasta que no llega el 12 de octubre no sabemos lo que ha pasado. Y dar un cartel en esa fecha, con más o menos interés, es una ruina absoluta si no se trata de un evento absolutamente excepcional. No tiene sentido». Son palabras textuales de Ramón Valencia publicadas en ‘El Correo de Andalucía’; a pesar de que alguno quiera mantener que esto no lo ha dicho la empresa. Más claro, agua.

     Si no he entendido mal, la empresa quiere recortar festejos, pero en aquellos fuera de abono en los que ha tirado hace tiempo la toalla y, lógicamente, le suponen un lastre a sus beneficios. Y por otra parte hace una defensa férrea de la actual estructura de la Feria de Abril, con una semana y media de preferia inflada con carteles de ‘low cost’ cobrados al abonado a precio de farolillos. Es ahí donde parece estar la tajada. Recortar fechas fuera de abono sin tocar esa inflada preferia a la que le sobran al menos cuatro festejos. Tomar ese camino sería acribillar el sufrido bolsillo de los abonados que aún nos quedan en Sevilla. He bicheado por las redes sociales (en las que que por cierto la empresa de la Maestranza no tiene precisamente un club de fans) y la polémica está servida. Quizás ante la reacción tan elocuente de los aficionados la empresa varíe de algún modo el tema. Entre otras cosas, porque habría que cavilar sobre si la Maestranza sería plaza de temporada… o sólo de Feria…

    Quizás la empresa podría acceder a quitar de la preferia unos tres carteles, pero a cambio quizás también intentaría meter el Corpus y/o el 12 de octubre en el abono. De esta forma ‘maquillaría’ la jugada: la Feria queda más aliviada y, proporcionalmente, gana en festejos con toreros de importancia, a la vez que se logra mantener el Corpus y el 12 de octubre. Sin embargo, en la realidad sería trasladar los dos carteles que se quite de la preferia al Corpus y al 12 de octubre. Es decir, ‘eliminar’ ambas corridas y desplazar dos de preferia a esas fechas… En definitiva, que el abonado siga siendo el que mantenga la temporada. Sevilla parece estar tocando fondo (o a lo peor, no), y por las declaraciones derrotistas y pesimistas de Ramón Valencia no parece ser que esta empresa vaya liderar el gran esfuerzo y derroche de imaginación necesario para intentar levantar la situación en la que ellos alguna responsabilidad tendrán… Es lógico: como los viejos toreros, están ya ‘de vuelta’; llevan toda una vida. ¿Es el momento de un revulsivo y un cambio?


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

trece − 9 =