"Sevilla sí me cerró otros años sus puertas"

Perera responde claro y contundente a Canorea: «El tiempo no lo cura todo»

0
809
El diestro extremeño Miguel Ángel Perera.
El diestro extremeño Miguel Ángel Perera.

Miguel Ángel Perera se ha posicionado en la misma línea de hace un año, cuando decidió junto a otros cuatro destacados toreros no volver a torear en Sevilla si los empresarios seguían siendo Eduardo Canorea y Ramón Valencia. El extremeño asegura que no ha habido ningún contacto y que, a diferencia de lo que piensa Canorea, el tiempo no lo cura todo, recordándole a Canorea que algún año lo ha dejado fuera de Sevilla sin argumentos.

Redacción.-

     El diestro Miguel Ángel Perera (triunfador destacado de la temporada taurina 2014), uno de los cinco toreros principales (junto a Morante, Juli, Talavante y Manzanares) que hace un año decidieron no volver a torear en la Maestranza debido a la falta de respeto y trato que denunciaban recibir por parte de los empresarios de Sevilla, ha concedido sendas entrevistas al diario ‘ABC’ y a la revista ‘Aplausos’ en las que se posiciona claramente en la misma línea que hace un año y no varía su reflexión sobre los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia.

     Miguel Ángel Perera ha confirmado que hasta el momento no ha habido contactos «ni con empresa ni con nadie -en alusión muy posiblemente a los maestrantes-. Mi situación es personal e intransferible. No sé qué pasará».

     Sobre la vigencia del denominado G-5 (Morante, El Juli, Manzanares, Perera y Talavante), el torero extremeño dice que «no sé si me ha perjudicado. Sí lo hizo mucho el G-10 (Morante, César Jiménez, El Juli, Perera, Cayetano, El Fandi, Manzanares, El Cid, Talavante y Ponce), pero no me arrepiento de nada. Nadie me obligó a hacerlo. Respecto a si volvería a Sevilla aún ni me lo planteo, tengo mi mente puesta en el presente. Sería una pena no volver un año más. Lo que decidimos hace un año, fue una decisión individual; otra cosa es que cinco toreros coincidiéramos en el pensamiento. No creo que el torero sea el culpable de muchos de los males que tiene la Fiesta, y más con toreros que llevamos diez años de alternativa, cuando hay empresarios que llevan generaciones manejando los hilos de algunas plazas y situaciones muy delicadas en el toreo»; en esta última respuesta existe una clara alusión a Sevilla, tercera generación familiar al frente de la plaza sin cambio de empresa, ochenta años consecutivos de gestión en las mismas manos familiares.

     Miguel Ángel Perera ha valorado la reciente declaración de Eduardo Canorea en la que señalaba que «no ha pasado nada sustancial y esto debe morir por muerte natural. El tiempo lo cura todo». Perera es contundente y claro en su respuesta al empresario sevillano: «No creo que sólo el tiempo lo cure todo. Ahora mismo lo que tengo en la cabeza son las corridas de América. A mí me hubiera gustado torear este año en Sevilla, pero ha habido una serie de circunstancias que han impedido que lo hiciera».

     Por último, Perera lanza un mensaje con la petición encubierta de un cambio al frente de la Maestranza: «Nunca he cerrado puertas ni a Sevilla ni a ninguna plaza. En cambio, sí que ha sido Sevilla -en alusión a sus empresarios Canorea y Valencia- la que otros años me ha cerrado a mí sus puertas».


NOTICIAS RELACIONADAS

LAS OPINIONES DE LOS CINCO TOREROS

ENCUESTAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

once − nueve =