Dudas sobre el tirón del abono de Sevilla

¡A los toros quiero ir con mi mujer!

0
584
Todo hace indicar que no habrá 'apreturas' esta temporada en la Maestranza. (FOTO: Javier Martínez)
Todo hace indicar que no habrá 'apreturas' esta temporada en la Maestranza. (FOTO: Javier Martínez)

«…Imagínate el trío explosivo: altos precios, baja calidad y crisis económica. Pero está claro que ni las figuras, ni la empresa Pagés ni la Real Maestranza, propietaria de la plaza, están dispuestas a aceptar una rebaja de sus altos honorarios. Pero hay más: ¿tú sabes que el abonado de Sevilla no tiene beneficio alguno por adelantar el pago con meses de antelación?…»

Antonio Lorca.-

     Este es el lamento de un amigo. «Pero no puedo», concluye. Roberto, que así se llama, vio cómo le congelaron el sueldo tiempo ha y, desde enero, se lo han reducido un cinco por ciento. A su mujer, Elena, le quedan cuatro meses de paro. Los dos son aficionados a los toros y abonados a la plaza de la Real Maestranza de Sevilla. Ya en la temporada pasada, con Elena sin trabajo, se rascaron con esfuerzo los bolsillos y volvieron a su fila 6 del tendido 5. Pero este año… Este año las cosas han cambiado, y mucho.

     «No entiendo nada», se queja Roberto. «No entiendo a los toreros, ni a los empresarios, y, por supuesto, nunca he comprendido la demencial actitud de los distintos Gobiernos con los toros. Este año no hemos sacado el abono de Sevilla, y ya te imaginarás la razón: es que 18 corridas de toros -dos de ellas a finales de septiembre- dos festejos de rejoneo y cinco novilladas nos cuestan la friolera de 1.900 euros a cada uno. Y yo, qué quieres que te diga, ni tengo 3.800 euros para adelantárselos a Canorea, ni estoy dispuesto a pedir un préstamo para ir a los toros. Pero déjame que te razone mi decisión. En primer lugar, me sorprende que los taurinos no hayan reaccionado ante la crisis económica; en la plaza de Sevilla no sólo no han rebajado un céntimo el precio de las entradas, sino que el abono ha perdido calidad e interés hasta niveles muy preocupantes. Imagínate el trío explosivo: altos precios, baja calidad y crisis económica. Pero está claro que ni las figuras, ni la empresa Pagés ni la Real Maestranza, propietaria de la plaza, están dispuestas a aceptar una rebaja de sus altos honorarios. Pero hay más: ¿tú sabes que el abonado de Sevilla no tiene beneficio alguno por adelantar el pago con meses de antelación? Sí, sí, que yo deposito por cada festejo el precio que figura en taquilla (87 euros la corrida y 35 la novillada) sin derecho a bonificación alguna.

     Pero no acaba aquí el asunto: todas las corridas tienen el mismo precio, las buenas y las menos buenas, las de preferia y las de farolillos, las de postín y las de relleno, que son unas cuantas. ¿Cómo se explica tamaño dislate? Mira, este sábado ha jugado el Sevilla con el Barcelona, y las entradas son caras, y lo entiendo, porque el partido tiene un interés sobresaliente; pero los precios no serán los mismos cuando venga el Zaragoza. ¿Me entiendes? Pues, los taurinos no razonan así, o es que son más pícaros que nadie».

     «Déjame que te ponga otro ejemplo: se está representando en Sevilla, en el Teatro de la Maestranza, a escasos metros de la plaza, la ópera ‘Lucía di Lammermoor’, una de las obras emblemáticas del romanticismo musical. Hazme un favor, no dejes de ver los precios y comprobarás que al negocio taurino aún le queda mucho que aprender para fidelizar a sus clientes. Y no olvides que la entrada incluye un asiento mullido, aire acondicionado o calefacción según el caso y un grandioso espectáculo de contrastada calidad y ajeno a desagradables sorpresas».

     «Conclusión: que Elena y yo hemos reservado entradas para las cuatro corridas que, de verdad, nos interesan; que mi mujer me ha convencido para que vayamos a la ópera, y con lo que nos sobra, que no nos sobra, no te creas, tomaremos unas copitas en la Feria, que hace años que, por culpa del abono de los toros, vamos de ‘válvula’ a la caseta de mi cuñado».

     «¿Y sabes lo que te digo? Que espabilen Canorea, los toreros y los maestrantes, o a este paso se van a quedar más solos que el palo de la bandera».


*Antonio Lorca es periodista y escritor sevillano. / Publicado en el blog ‘Primer aviso’ del diario El Pais.

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

12 + 15 =