El abono sevillano, a debate

Un conflicto tremendamente chusco

0
678

«…Lo malo, de verdad, es prestar atención a las paridas de quien busca protagonismo. ¿Sería posible una Feria como la de Valencia, o Sevilla, sin figuras? Se hace necesario un intento de reinvención en el nuevo ciclo maestrante. El ‘ausente’ y los héroes de la pasada temporada deben volver conformando carteles que satisfaga la demanda del aficionado y público en general…»

Manuel Viera.-

     El reciente acuerdo de la figuras con la empresa ‘All Sports Media’ para la gestión de sus derechos de televisión, y la caída de las expectativas por ver a José Tomás en la Maestranza, tras su posible comparecencia en La Malagueta por Resurrección, hace que los gerentes de Pagés tengan que revaluar su oferta de Feria de Abril y abono de la temporada 2012 en función de un público, cada vez más ausente de la plaza y más pegado al sillón del salón, que ha provocado que los criterios de rentabilidad de los empresarios tengan que ser revisados.

     El conflicto, tremendamente chusco, hace reflexionar sobre algo tan lógico como los derechos de imagen –que muchos critican pero que, sin embargo, se tienen que asumir como justos e inevitables- de quienes son los intérpretes del espectáculo. Así que no les queda otra a Canorea-Valencia que decidirse por aceptar las exigencias del G-10 o el reto de enfrentarse a los nuevos representantes de los que le dan lustre a una de las dos ferias taurinas más importantes del mundo. Por otra parte, la actitud del torero, un artista que, en cierto modo, adquiere un compromiso no sólo con su arte sino también con quien acude a la plaza para verlo, ha de ser coherente con la situación anómala que vive la Fiesta y tratar de acercar la enorme distancia argumental que separa a organizadores y protagonistas por estar estrechamente ligada a la necesidad imperante del acuerdo. Si no es así, se darán cuenta ambas partes que de otro modo no van a vender más y, en cambio, van a enajenarse clientela y prestigio si no comparten y resuelven.

     Lo malo, de verdad, es prestar atención a las paridas de quien busca protagonismo siendo incoherente y puntualmente ridículo al plantear un problema que se antoja irreal. ¿Sería posible una Feria como la de Valencia, o Sevilla, sin figuras? ¿En algún momento alguien pensó en ello? En cambio, sí se hace necesario un intento de reinvención en el nuevo ciclo maestrante. El ‘ausente’ y los héroes de la pasada temporada deben volver conformando carteles que satisfaga la demanda del aficionado y público en general. Apostar por la rivalidad en el ruedo de los máximos exponentes de la tauromaquia de hoy en ‘mano a mano’. O por la ‘encerrona’ en solitario en plena Feria de Abril de quien ya hizo historia en la Maestranza. Ni más ni menos que hacer creer de nuevo a los que se han vuelto descreídos al ver que unos y otros tiran para sí mismo sin opciones claras para los que pagan, y mucho, por sentarse en la incómoda grada o un tendido que, al fin al cabo, son los únicos que mantienen en pie todo este tambaleante tinglado.


*Manuel Viera es redactor y responsable de las crónicas de Sevilla Taurina, así como colaborador taurino de Punto Radio en Sevilla y Utrera. (manuelviera.com).

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

12 − 3 =