Califica de irresponsable al Gobierno andaluz

Carlos Núñez acusa a la Junta de ser la principal responsable del cierre de la Feria Mundial del Toro

0
902
El representante de los ganaderos, Carlos Núñez.
El representante de los ganaderos, Carlos Núñez.

El presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Carlos Núñez, ha arremetido duramente contra el gobierno socialista de la Junta de Andalucía, al que acusa de «falta de responsabilidad e implicación» ante el cierre de la Feria Mundial del Toro, además de confirmar que «los ganaderos estamos enojados».

Redacción.-

     El ganadero y presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Carlos Núñez, ha arremetido duramente contra la Junta de Andalucía (gobernada por el PSOE), a la que responsabiliza de ser la principal responsable del cierre definitivo de la Feria Mundial del Toro que se ha venido celebrando en Sevilla durante los últimos diez años. En declaraciones a Diario de Sevilla, Carlos Núñez afirma tajante: «La Feria Mundial del Toro no se celebra por la falta de responsabilidad y de implicación de la Administración andaluza, no por culpa del sector taurino; algo por lo que estamos muy enojados«.

     Así de rotundo se muestra el presidente de la Unión de Criadores de Toros de Lidia y de la Mesa del Toro, Carlos Núñez. «Los ganaderos no podemos solventar lo que la Junta de Andalucía no es capaz de hacer», afirma Núñez tras anunciarse ayer que esta muestra se suspende indefinidamente por falta de financiación, ya que no han logrado recaudar los 300.000 euros necesarios para sacar adelante este evento que por su naturaleza es deficitario. Núñez quiso recordar que no se trata de una feria comercial, sino de promoción.

     El sector taurino no es el único enojado con esta suspensión. Los presidentes de las asociaciones de Hoteles y Hostelería de Sevilla, Manuel Otero Alvarado y Pedro Sánchez-Cuerda, respectivamente, subrayaron a Europa Press el significado «negativo» que, para la industria turística de Sevilla, tiene que este año no se celebre la Feria Mundial del Toro, que tenía previsto abrir sus puertas el próximo 17 de febrero.

     Se trata, según los empresarios, de «una feria que destaca por su proyección turística con repercusión en toda la economía de la ciudad, por el nivel adquisitivo y poder de gasto de sus potenciales participantes, y por lo que también significan de publicidad y de promoción de nuestro destino a nivel nacional e internacional». Un evento que «contribuye a generar economía, con más de 25.000 plazas hoteleras provinciales, y más de 6.500 establecimientos de hostelería, y un sin número de empresas que ofrecen servicios complementarios, de los más diversos». Al respecto, el ganadero Carlos Núñez afirma que «entiendo que los hoteleros y hosteleros estén molestos, ya que esta Feria generaba economía para ellos». El representante de los ganaderos y colaborador de la organización de la Feria Mundial del Toro cree que la Administración andaluza debería de haber recortado en otro sector y no en esta muestra «relevante e importante».


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

catorce − doce =