ESCÁNDALO en la Maestranza

Código disciplinario

0
1238
El ganadero Fernando Domecq, el presidente Gabriel Fernández Rey y el empresario Eduardo Canorea.
El ganadero Fernando Domecq, el presidente Gabriel Fernández Rey y el empresario Eduardo Canorea.

«…Los abonados de Sevilla trinan y braman. Claman a quien les quiera oir. El escándalo del domingo ha sido tan vergonzante que no asoma nadie el pescuezo por el nido del cuco. De todos los personajes que participaron en la terrible tomadura de pelo de una plaza ilusionada y llena ni uno sufrirá escarnio público…»

Zabala de la Serna.-

     Los abonados de Sevilla trinan y braman. Claman a quien les quiera oir. El escándalo del domingo ha sido tan vergonzante que no asoma nadie el pescuezo por el nido del cuco. Torpeza mayúscula en la semana en que espera el Ministerio de Cultura. Un motivo más para los escépticos. El tándem Zalduendo-Vázquez ha sido demoledor por donde ha pisado en 2010. Unas cuentas plazas reventadas y no precisamente menores: Algeciras, El Puerto de Santa María, Málaga, San Sebastián, ¡Bilbao!… Barcelona ha quedado maquillada por el arte de Morante (dos toros devueltos y petit lío el día antes) y Sevilla, claro, convertida en el circo de los horrores de toretes amoformos y putrefactos.

     En la crónica de El Mundo creí no olvidar a nadie tras mentar a los responsables directos de la estafa, desde Curro Vázquez a Roberto Domínguez como apoderado de El Juli, la máxima figura del toreo, pasando por Canorea en evidente dejación de funciones. En el tintero se quedaron el presidente, Gabriel Fernández Rey, los veterinarios y los veedores de la empresa, que muy mal debieron seguir la corrida en el campo para que se presentasen unos cuantos ejemplares con pesos raquíticos y presencias para el Bombero Torero. Los rechazados y los finalmente aprobados.

     De todos los personajes que participaron en la terrible tomadura de pelo de una plaza ilusionada y llena ni uno sufrirá escarnio público. Ahora que la élite de las figuras del toreo se ha unido por una vez para agarrar las riendas del presente ante la reunión con la ministra González-Sinde y solventar graves problemas políticos que afectan a la Fiesta y otros que les atañen directamente, como la gestión de su imagen por la televisión, es de esperar que en breve incluyan la redaccción de un códico interno, ético, disciplinario y de conducta que evite que se prepetren escarnios como el del domingo en la Maestranza. Carod Rovira no lo hubiera hecho mejor.


Zabala de la Serna es periodista taurino. / Publicado en el blog ‘La hora de la verdad’ de El Mundo.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

catorce − cuatro =