Antonio Nazaré, temple y empaque

0
808

Antonio Nazaré, temple y empaque

Real Maestranza – Novillada con picadores, Domingo 14 de Septiembre de 2008

NOVILLOS: Se han lidiado novillos de Albarreal, bien presentados, muy nobles, sosos, parados y muy justos de raza. Los mejores primero, tercero y cuarto.

NOVILLEROS: -Antonio Nazaré, de celeste y oro, vuelta al ruedo tras petición de oreja y una oreja.
-Héctor Octavio 'El Payo', de rosa palo y oro. silencio y silencio.
-Rubén Pinar, de grana y oro, ovación y palmas.

INCIDENCIAS: Un cuarto de plaza.

El novillero de Dos Hermanas ha cortado una oreja y ha dado una vuelta al ruedo tras realizar el toreo más interesante de la tarde. El sevillano, que ha podido alcanzar un triunfo importante si no llega a pinchar a su primer novillo, se ha ganado la repetición en la novillada de San Miguel. El Payo y Rubén Pinar, con malos lotes, han pasado desapercibidos.


Nazaré paseando la oreja del cuarto.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

De nuevo la Maestranza -deseada pista de despegue para toreros con ambición- pudo catapultar a las alturas a quien en su ruedo demostró con desbordante verdad todo un caudal de emociones con su templado toreo. ¡Qué lástima que la Maestranza luciera esta tarde casi vacía! En Feria de Abril, con otro ambiente y más público, lo hecho hoy por Antonio Nazaré hubiese sido de 'lío' y gordo.

No es exactamente de 'pellizco' el toreo del sevillano, pero sí vale para captar la atención de un público que vibró con unas formas que hacen concebir muchas esperanzas de futuro. Aparte de la ilusión que creó Nazaré con sólo una tanda de muletazos diestros, lo que tiene este torero es una naturalidad en el pase capaz de impregnar cada resquicio de la Maestranza y, cabe suponer, de muchas plazas de España, del aroma de su toreo.

Nazaré trazó al primer utrero de la tarde una serie de pases diestros con una plasticidad deslumbrante. Extraordinarios muletazos con temple y empaque que no alcanzaron la cúspide de la importante faena ni con la izquierda ni con la espada. Pese


El temple de nazaro en un muletazo con la diestra.
FOTO: Matito.

a torear despacio, ligado, con oficio y técnica, la oreja -pedida por el escaso público que asistió al festejo-, no le fue concedida. Sí paseó la correspondiente al cuarto, otro noble novillo de Albarreal con igual característica de falta de fondo. Nazaré realizó su faena con trazos suaves y mimados, en secuencia y animación rítmica a la embestida del novillo, durante un recorrido lento y largo, que es, sin duda, la mejor muestra del fenomenal muletazo zurdo, que hilvanado uno con otro tuvieron su fundamento en un toreo al natural, aunque escaso, de gran altura. Citó de lejos, bajó la mano, toreó despacio y ajustado, ligó los pases y firmó las tandas con notables pases de pecho y el detalle torero de la trinchera y el pase por bajo. Tras la estocada la oreja le supo a poco, aunque ganada tiene la próxima comparecencia en esta plaza en la novillada del próximo San Miguel.

Los novillos de Albarreal, nobles y con cuajo, demostraron demasiada sosería en sus embestidas, quizá debido al fondo de mansos que lucieron los seis lidiados. Se pararon en el último tercio y contagiaron de igual comportamiento a


El payo en una buena media.
FOTO: Matito.

El Payo. El mexicano de Querétano se mostró aburrido y banal. Sus formas de torero firme y contundente no lucieron como se esperaban. Con el segundo, manso y flojo, dibujó pases sin demostrar nada. Al quinto, muy parado, le toreó al son de la cansina embestida sin que lo hecho llegara al tendido. En ambos fue silenciado.

Tampoco Rubén Pinar pudo ratificar lo hecho en su actuación anterior en esta plaza. El joven albaceteño, que tomará la alternativa la próxima semana, anduvo conformista y sin ambición. Es verdad que no tuvo novillos de triunfos, pero se hacía necesario demostrar algo más que un aprendido oficio y unas maneras, que ya sabemos, son las necesarias para andar seguro de sí mismo por esto. Con el manso y descompuesto tercero anduvo técnico y sobrado. Y con el rajado sexto se contagió de inmediato de la sosería del noble utrero. Tras sendas estocadas fue ovacionado y silenciado respectivamente.

NOTICIAS RELACIONADAS:

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

AL NATURAL

Crisis, crisis, crisis…

Francisco Mateos.-

Ha tardado varios meses en aprenderlo a decir, pero nuestro presidente ZP ya sabe decirlo: "Cri-sis"; así del tirón lo dice ya hasta solito: "Cris-sis". Y mira que era mucho más complicado decir aquello con lo que nos ha dado la tabarra durante meses, lo de "desaceleración económica", que se te traba hasta la lengua sólo de intentarlo. Pero ya no maquilla la situación hasta tal extremo; ya habla de crisis. No sé yo si realmente la crisis ha llegado ya incluso de forma palpable a salpicar a los festejos taurinos.

Da mucho que pensar que los dos toreros punteros sevillanos –El Cid y Morante-, ayer en la plaza de Écija, en un improvisado pero genial mano a mano tras la caída de cartel por lesión de Perera, no llevaran a la plaza, a las puertas de Sevilla, a poco más de un tercio de plaza. Grave, grave, grave… Está claro que la gente, cuando existen "serias dificultades económicas" que diría ZP hace unos meses y que ya ha aprendido a tutearla llamándola "crisis" se lo piensa dos veces a la hora de soltar el 'parné' en cuestiones de ocio. Y los toros, por mucho que creamos que es 'algo más', no deja de ser un espectáculo de ocio, prescindible ante la estrechez del presupuesto familiar.

Esta tarde en la Maestranza, con un buen cartel de novilleros, tras un mes justo -más bien injusto- sin toros en Sevilla -no recuerdo en el horizonte de mi memoria un mes sin toros completo, eso no son cosas de 'plaza de temporada'-, apenas mil personas en los tendidos; y entre ellas, los habituales 'de gañote', como el el que esto escribe. La administración andaluza, en un informe parcial del primer tramo de la temporada, ya ha contabilizado un descenso de los festejos en la provincia sevillana. Me temo que el año que viene será incluso más acusado. La crisis comienza a afectar al espectáculo taurino. ¡Y por Dios, Gabi!: una cosa son los recortes para amortiguar la crisis y otra bien distinta que le niegues esa oreja del primer novillo al sevillano Nazaré. Encima de que ya de por sí estamos con el agua en el cuello, no le quitemos a los nuestros, además, lo que se ganan en el ruedo; un poco de 'vidilla', por favor. Crisis, crisis, crisis…

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

9 − cinco =