Anabel Moreno: «¿Reflexionar? No, no me tengo que arrepentir de nada»

0
874

La presidenta de la plaza de la Maestranza sigue opinando que el premio de una oreja para Pepín Liria es el correcto. Justifica la vuelta al ruedo al toro de Victorino Martín, «porque lo pidió el público y fue el mejor toro de la tarde». Aclara que, pese a lo que les comenten los asesores, «las decisiones en el palco las tomo yo».


La presidenta, Anabel Moreno.
FOTO: Javier Martínez.

Carlos Moya.-

     Contundente e intentando fundamentar escuetamente las discutidas decisiones tomadas durante el festejo del pasado jueves en la Maestranza. La presidenta de la corrida de Victorino Martín realizaba a sevillataurina.es sus primeras declaraciones. Anabel Moreno se mostró serena y entera. "Cuando se desempeña un cargo en la presidencia de una corrida de toros con tantas personas y hay que tomar decisiones, el presidente se expone a escuchar distintas opiniones por parte de los aficionados, y entre ellas críticas. Las decisiones pueden gustar o no, eso es así. Normal".

     La presidenta se refería a la polémica suscitada entre los aficionados por una segunda oreja que no se le concedió a Pepín Liria en el día de su despedida de Sevilla. Moreno aseguró que no habló con el diestro murciano tras la corrida. "No, no hablé con él. No tenía por qué hacerlo, pues no es costumbre". La responsable de la autoridad en la séptima tarde de Feria, asegura no haberse arrepentido por su actuación en el transcurso de la corrida. "¿Reflexionar? No, no me tengo por qué arrepentir de nada. Yo vi la faena que vi y entendí que Liria se merecía una oreja".

     Sobre si la decisión fue exclusivamente suya o conjunta con el asesor Curro Puya, la representante de la autoridad asegura que "las decisiones se toman en el palco y yo soy la que lo hago, una vez haya escuchado a los asesores. Yo fui la que decidí y la decisión sólo es mía. Lógicamente no le voy a decir lo que me aconsejaron. Lo que se dice en el palco, ahí se queda", comenta diplomáticamente.

     En cuanto a la vuelta al ruedo que le concedió al quinto toro de la tarde, la presidenta alega haberla estimada oportuna, "porque así lo pidió el público. Fue el mejor toro de la tarde y se merecía el reconocimiento". Sin embargo, también el público pidió (con más fuerza) la segunda oreja para Pepín Liria y no la concedió. Y en cuanto a la vuelta al ruedo al toro, el propio ganadero Victorino Martín reconoció a sevillataurina.es tras finalizar la corrida que "no ha sido toro de vuelta al ruedo".

Dejar respuesta

6 + 6 =