Tan necesario como añorado

0
694

«…no quiero imaginar su ausencia de Sevilla una temporada más. Se notaría demasiado el vacío y el sinsentido de no estar en la Maestranza más allá de que los números no cuadren. El agraviado público sevillano merece que se perezca en el intento. Quizá sea un tarea compleja, pero todo lo que no sea anunciarlo constituirá una desatención para el aficionado. Y para Sevilla…»

 

Manuel Viera.-

     A ese mundo de los elegidos, pero profundamente diferente a todos los que lo componen, pertenece este torero de aplomo y seguridad en sí mismo a prueba de bomba. Su, a veces, indiferencia lo hace inmune a todo, incluso a las comparaciones malévolas con otros. El genial y ambicioso José Tomás ha demostrado ser una consumada figura con sabiduría, un descomunal valor en el ruedo y unos modos exquisitos en la plaza y fuera de ella, aunque parezca al mismo tiempo tan extravagante e imprevisible como otro ‘figurón’ que, este sí, volverá a emocionar desde el ruedo de la más envidiable capital del toreo.

     Tomás es máxima figura porque lo quiere ser cada tarde, pero también porque no puede dejar de serlo. Porque consigue crear en el ruedo un toreo envolvente que nos arrastra, que nos atrapa. Pocas veces se ha hecho el toreo tan profundo y puro como eficiente a las sensaciones. Todo un misterio de valor y estética tan necesario como añorado.

     Uno acaba siendo a pie juntillas de este derroche de talento. De este otro sabio entre ese mundo de sabios del toreo. Por esto no quiero imaginar su ausencia de Sevilla una temporada más. Se notaría demasiado el vacío y el sinsentido de no estar en la Maestranza más allá de que los números no cuadren. Lo cierto es que el agraviado público sevillano merece que se perezca en el intento. Quizá sea un tarea compleja. Hay quien así lo cree. Pero todo lo que no sea anunciarlo en el abono de la temporada maestrante constituirá una desatención para el aficionado. Y para Sevilla. Y aunque es cosa de dos, ambas partes deben buscar la forma para que las nobles intenciones de uno no choquen con las del otro. Es sólo una cuestión que se debe de imponer por la fuerza del hecho: José Tomás debe estar en el abono de la temporada de 2011 en la Maestranza de Sevilla si la reaparición se confirma. Si no, ¿qué otro sentido puede tener una ausencia sin ninguna lógica o justificación?

     De todas formas, un optimismo razonable me anima a mantener la más delirante de las esperanzas.


*Manuel Viera es redactor y responsable de las crónicas de Sevilla Taurina, así como director del programa ‘Toros y Punto’, de Punto Radio-Utrera. (manuelviera.com).

NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

3 × dos =