Carmen Tovar, con licencia para vetar

0
508
Carmen Tovar, con licencia para vetar.
Carmen Tovar, con licencia para vetar.

«…Le ha salido a la delegada el autoritarismo que lleva dentro. Creíamos ya superadas las arcaicas medidas represoras contra la prensa, propias de otros tiempos completamente superados en los que ejercer la libertad informativa estaba sometida a la conveniencia del que mandaba. El ‘talante’ de Carmen Tovar es impropio de una socialista del siglo XXI…»

Francisco Mateos.-

     La delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla, Carmen Tovar, podrá tener el carné socialista, pero su corazón parece latir a otro ritmo distinto y distante. Lo de la libertad de expresión, el respeto a la pluralidad informativa y el reconocimiento de errores es algo que no entra en su ‘talante’ de supuesta socialista. No les voy a recordar aquí lo que ya saben de que lleva casi dos años de cargo en la Delegación de Sevilla, y casi dos años negándose a conceder una simple entrevista a este portal. Quizás porque sepa que esa entrevista no será tan ‘simple’, y huye de ella como el gato del agua. Mansea más bien, que es más taurino, aculándose en tablas y tirando gañafones desesperados. Tampoco les recordaré ahora lo que ya saben de este año, donde ha claudicado ante Canorea y la ha cedido que elija a los fotógrafos que deben entrar al callejón -potestad que corresponde a la delegada según el Reglamento Taurino Andaluz-, y así ‘colaborar’ de facto en el veto total a SEVILLA TAURINA. Este es el ‘talante’ de la delegada Carmen Tovar al frente de la Delegación de la Junta, que también decidió ‘eliminar’ y vetar la opinión de final de temporada que me pidió y le remití. El talante oscurantista y ocultista a la informacion, como queda reflejado en la negativa a informar sobre la experiencia profesional en veterinaria taurina de los facultativos que ella misma ha nombrado para los corrales maestrantes esta temporada, ya que sabe que de hacerlo público este portal demostraría un nuevo paso del caso ‘Castilleja connection’. Parece que tendrá que ser de nuevo el Defensor del Pueblo Andaluz quien investigue si los aficionados -a través de la prensa- tienen derecho a conocer el grado de experiencia taurina de unos facultativos que inciden en el espectáculo taurino para el que se paga una cara entrada.

     Pero con todo, lo más significativo de esa cara desconocida (o no) de la delegada de la Junta de Andalucía en Sevilla -más allá de la eterna sonrisa de ‘me entra por este oído y me sale por el otro’– ha quedado plasmado en parte del escrito que le remitió al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, en relación a una de las dos quejas formuladas por SEVILLA TAURINA. La queja es referente a la petición que se me hizo desde la Delegación que dirige -como al resto de compañeros periodistas taurinos de Sevilla- y que después de enviársela decidió no publicar; o lo que es lo mismo: decidió vetarla. Fuera eufemismos.

     A la delegada le salió en parte de ese escrito el ‘aquí mando yo y mis…’ más auténtico. Textualmente, y después de una primera parte de falsedades para intentar justificar lo injustificable (VER), la delegada va directa al grano y le suelta a José Chamizo lo siguiente: «En cualquier caso, la inclusión de dicha opinión es una facultad discrecional no sometida a reglamentación alguna que obedece a criterios de profesionalidad y oportunidad, no existiendo seguridad ni compromiso alguno de publicación». Carmen Tovar, con derecho para vetar. La delegada podría haberse ahorrado los tecnicismos y haberle dicho directamente al Defensor que «me reservo el derecho de veto a publicar en los anuarios de la Junta las opiniones de cierto periodista taurino». Le ha salido a la delegada el autoritarismo que lleva dentro. Creíamos ya superadas las arcaicas medidas represoras por parte de la autoridad vigente contra la prensa libre, propias de otros tiempos completamente superados en los que ejercer la libertad informativa estaba sometida a los caprichos y conveniencias del que mandaba. El ‘talante’ de la delegada Carmen Tovar es impropio de una socialista del siglo XXI, porque precisamente los socialistas (los de verdad) son los que fomentaron la libertad y pluralidad informativa; y el respeto a los mismos.

     Aclara la delegada Carmen Tovar que como «no está sometida a reglamentación alguna es una facultad discrecional». Vamos, que ante la ausencia de una normativa (¡como si para esto fuera necesario que existiera una norma!) se hace lo que le dé la real gana. Si no le gusta lo que se escribe o no lo considera ‘oprtuno’ para sus intereses, pues veto que te crió. Además de ser mentira que no existiera compromiso alguno de publicación. Textualmente el mail que recibo invitándome a resumir la temporada pasada decía: «te solicitamos tu opinión sobre la temporada para incluirla en el libro. Tu opinión es para nosotros muy importante«. Ya ven que es ‘totalmente cierto’ que no existía compromiso alguno de publicación… Las mentiras suelen tener las patitas muy cortas, delegada.

     Dicen por los mentideros políticos de la ciudad que tras el verano puede haber noticias y movimientos en la Delegación, que el desencuentro de varias consejerías con la delegada Carmen Tovar crece. Sé del distanciamiento y malestar en la Consejería de Gobernación. En ABC de Sevilla se publicaba estos días que tras unas declaraciones de la delegada Carmen Tovar respecto a algunos conflictos laborales locales, el delegado de Empleo tuvo que salir al paso para ‘rectificar’ las palabras de la compañera delegada. En dicho diario se señala que pesa ya la incontinencia verbal de la delegada y se prepara un cambio. Si el rumor se confirmase podría haber cambios también en presidencias. Recordemos que este año Juan Murillo no está en el palco. Podría producirse el regreso de Murillo para el Domingo de Resurrección de 2011. Y hasta la entrada de Alfonso Garrido, al que este año llamaron y dijo que ‘no’; si se produce la salida de Tovar muy posiblemente cambiará de opinión. Por cierto, que la delegada ya ni saluda a Juan Murillo -yo lo he presenciado, junto a más testigos-, pero eso ya será para otro día…  


*Francisco Mateos es periodista taurino sevillano, redactor de Sevilla Taurina y colaborador en otros medios.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Nueve − 1 =