Eliminar 5 corridas sería retroceder 30 años

Recortes en la Maestranza: regreso al pasado

0
734
Los continuos llenos en la Feria de Abril son ya imágenes de otros tiempos. (FOTO: Javier Martínez)
Los continuos llenos en la Feria de Abril son ya imágenes de otros tiempos. (FOTO: Javier Martínez)

Sevilla vive una situación crítica y de incertidumbre. Tras dos semanas de conjeturas y debates, ni la Real Maestranza ni la empresa aclaran qué está ocurriendo y cómo va a ser la estructura de la Feria de Abril. Si la empresa logra que los maestrantes acepten una drástica reducción de cinco corridas, la Feria de Abril habría perdido en un solo año lo que ha tardado en alcanzar 30 temporadas.

Francisco Mateos.-

     La decadencia de la pujanza de la plaza de la Maestranza parece que no encuentra freno. La pasada semana se publicaba que serían tres los festejos que la empresa quería recortar del ciclo de Feria de Abril, y a reglón seguido se publicaba en ABC-Sevilla que serían cinco las corridas que los empresarios Ramón Valencia y Eduardo Canorea querían convencer a los maestrantes para que quedarán eliminadas de la Feria de Abril 2013. Precisamente Ramón Valencia había adelantado en algunas entrevistas que la pasada semana se conocerían los recortes, pero como es habitual en la plaza de la Maestranza, el silencio, oscurantismo y confusión es total, sin ninguna noticia oficial salvo las ‘pistas’ que ha ido soltando el propio Valencia.

     La Real Maestranza de Caballería debería dar el paso adelante y explicar qué está ocurriendo, para poner fin a conjeturas. Parece como si la empresa estuviera intentando convencer a los maestrantes de una importante reducción de festejos de la Feria de Abril y la Real Corporación, como ha sucedido en otras plazas con las propiedades de los cosos, esté exigiendo la continuidad de la actual estructura, o una reducción inferior a la pretendida por la empresa. En pleno siglo XXI, que exista esta total confusión y falta de información precisamente en la sociedad de la tecnología de la información es una nueva muestra de la falta de adaptación de la Fiesta a la sociedad con la que convive.

     De aceptar los maestrantes la pretendida drástica reducción de cicno corridas de toros del ciclo de Feria de Abril (se pasarían de 18 a 13 festejos), la Maestranza ý su Feria de Abril estaría retrocediendo al pasado casi 30 años. Veamos algunos ejemplos de la evolución de la actual estructura de la Feria de Abril que ahora se podría perder:

  • Temporada 1984: se ofreció en la Maestranza una Feria de Abril compuesta por 11 corridas de toros más la de rejones.

  • Temporada 1985: al año siguiente, 1985, el recordado Diodoro Canorea le agregó a los carteles feriales una corrida de toros y sumaban 12 corridas de toros más la de rejones; 13 festejos en total. Casi 30 años después, sus herederos parece que intentan retroceder en el tiempo estos 30 años, eliminado 5 corridas de toros de un serial de 18 festejos, estabilizados desde hace diez años.

  • Temporada 1986: temporada con seis paseíllos para Curro Romero. El ciclo ferial se compuso de 11 corridas y una de rejones.

  • Temporada 1987: al año siguiente, 1987, de nuevo 12 corridas de toros y una de rejones.

  • Temporada 1988: Diodoro Canorea agrega una corrida más; se alcanzan 13 corridas de toros y una de rejones.

  • Temporada 2000: aunque Diodoro Canorea fallecería antes de que nacieran los carteles de la Feria de Abril de 2000, había dejado cerrada su estructura e incluso algunas contrataciones; sus herederos y nuevos empresarios respetaron lo realizado. En esa postrera temporada 2000 de Diodoro Canorea, la Feria estaba compuesta por 16 festejos: 14 corridas de toros y dos de rejones. Finalmente, Eduardo Canorea y Ramón Valencia agregarían una corrida más de preferia y una novillada de inicio del ciclo -ambos muy rentables para la empresa durante estos diez años-, sumando los 18 festejos habituales de la Feria de Abril desde hace una década: 15 corridas, dos de rejones y una novillada.

     Ahora, de lograr la empresa que los maestrantes acepten la pretensión de eliminar de golpe cinco corridas de toros se estaría retrocediendo en el tiempo casi 30 años, hasta la temporada 1985; es decir, lo que se ha tardado casi tres décadas en alcanzar, la actual empresa estaría dispuesta a perderlo en sólo una temporada, sin otras alternativas, una reduccion menor ni un plan de futuro. A ello hay que sumarle la eliminación el año pasado de la corrida del 15 de agosto, la reconversión en novillada de la corrida del Corpus y la eterna duda de la actual empresa sobre una muy devaluada y abandonada corrida del 12 de octubre, así como un mes de agosto con la plaza cerrada sin festejos. ¿Seguiría siendo Sevilla una plaza ‘de temporada’? La actual gestión de la empresa Pagés le ha llevado a una casi unánime falta de confianza en capacidad para reconducir la crítica situación actual, que puede estar hipotecando el futuro de la fuerza de la Fiesta en la ciudad de Sevilla.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

3 − 1 =