Tres vueltas al ruedo que saben a poco

0
1424

Real Maestranza – 21ª de abono, Domingo 6 de Mayo de 2007

NOVILLOS: Se han lidiado novillos de la ganadería de Macandro, de desigual presencia, bajo mínimos. El quinto fue un sobrero del mismo hierro, y el último un sobrero del Conde de la Maza que sustituyó a uno que se partió un pitón. En general noblones pero mansos y justos de raza.

NOVILLEROS: -José María Lázaro, de rosa y oro, vuelta al ruedo y silencio tras aviso.
-Oliva Soto, de purísima y oro, vuelta al ruedo y palmas.
-Salvador García, de gris perla y oro, que debutaba en esta plaza, saludos y vuelta al ruedo.

INCIDENCIAS:
Dos tercios de plaza. Oliva Soto sustituía a Sandra Moscoso, cogida dos días antes.

Los novilleros José María Lázaro, Oliva Soto y Salvador García dejaron esbozos de un toreo interesante en distintos estilos. Desigual juego de los novillos del diestro sevillano Macandro.


Pinturería y pellizco de Oliva Soto con el capote.
FOTO: Matito.

Manuel Viera.-

De nuevo la personalidad de Oliva Soto surgió tras el comienzo de faena al quinto novillo de la tarde lidiado como sobrero. Si con el segundo desveló su capacidad en el toreo de capa, con este ilusionó con un toreo de muleta muy despacio, acompasado y bien hilvanado. Fue sólo un prólogo esperanzador que no tuvo, después, continuidad por los diversos enganchones que sufrió la tela en el segundo pase de cada tanda. Oliva Soto, que sustituía a Sandra Moscoso, intercaló durante una larga serie de pases a derecha e izquierda algún que otro muletazo con algún ramalazo de sus características formas. Buenos detalles y, sobre todo, algún que otro trazo de pura esencia. Demasiado paco, quizás porque la complicada embestida del novillo -sin humillar y parándosele a mitad del trazo- no le dio la suficiente seguridad. La estocada precedida de pinchazo le obligó a saludar. Antes, con el manso aunque noble segundo, dibujó estéticos pases sin emoción. Sólo dos notables naturales a final del trasteo hizo reaccionar a una gente deseosa de ver y sentir el toreo del sevillano.


Media con gracia de José María Lázaro.
FOTO: Matito.

La buena estocada con la que rubricó lo hecho la aprovechó el diestro de Camas para dar la vuelta al ruedo.

De esta forma y no de otra trascurrió la tarde. Buenos y esperanzadores inicios de cada uno de los que formaban la terna, que después se diluían por una u otra causa no demasiado justificada. Quizás porque los novillos de Antonio Rubio 'Macandro' les resultaron demasiado complicados para sus personales formas. Quizás porque al más bueno, el primero, no le supo José María Lázaro redondear una faena que tenía marchamo de calidad. J. M. Lázaro demostró con este, el mejor novillo de la tarde junto con el sobrero del Conde de la Maza lidiado en sexto lugar, cualidades en un toreo armónico, de mano baja, buen temple y alguna que otra punta de intensa expresividad. Faena bien hecha con momentos de interesante toreo, mucho mejor con la derecha que con la izquierda, con un excepcional e interminable pase de pecho, pero sin que aquello tomara el rumbo del triunfo soñado. A pesar del mal manejo de la espada también le apeteció


Media de remate del rondeño Salvador Garcí .
FOTO: Matito.

dar la vuelta al ruedo maestrante.

Al manso y rajado cuarto, al que saludó de capa a portagayola, igual que a su primero, le toreó de muleta de forma intermitente, aunque con su acostumbrada despaciosidad en el muletazo diestro, y una versión del natural que privilegia un toreo capaz de emocionar con sólo dos trazos. Le duró poco el utrero que ya camino de las tablas le imposibilitó redondear una faena que se antojaba de interés. Mató muy mal y todo se quedó en unas leves palmas.

El debutante Salvador arcía le echó ganas a la tarde, aunque no consiguió atemperar la encastada embestida del sexto hasta muy al final de faena. El rondeño repitió portagayola con el sexto bis y se fajó después con el utrero del Conde de la Maza en un intermitente trasteo sin que al final consiguiera su objetivo. Sólo en el epílogo de faena logró atemperar la embestida con unas entonadas series de muletazos en redondo que llegaron al público. Una buena estocada provocó la petición de un apéndice que el presidente no concedió.

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

17 − 2 =