Diego Ventura y Leonardo Hernández, sendas orejas en el cierre ferial

0
905

Diego Ventura y Leonardo Hernández, sendas orejas en el cierre ferial

Osuna – Corrida de rejones de la Feria de Mayo, Domingo 17 de Mayo de 2009

ASTADOS: Se han lidiado seis toros para rejones de La Castilleja, con pocas fuerzas y escaso juego.

REJONEADORES:Antonio Domecq, que sustituía a Fermín Bohórquez por enfermedad, saludos y silencio.
Diego Ventura, saludos y una oreja con fuerte petición de la segunda.
Leonardo Hernández, una oreja y saludos.

INCIDENCIAS: Dos tercios de plaza.

El rejoneador sevillano cortó la oreja del quinto astado, aunque se le pidió con mucha fuerza el doble trofeo, a lo que la presidencia no accedió. El otro trofeo del festejo de rejones que ha cerrado la Feria de Mayo ha sido para el jinete cordobés Leonardo Hernández. Antonio Domecq, que sustituía a Fermín Bohórquez, no pudo amarrar triunfo. Los toros de La Castilleja ofrecieron escasa posibilidad de lucimiento.


Espectacular quiebro de Diego Ventura esta tarde en Osuna.
FOTOS: El Pespunte Taurino.

José Manuel Haro González (Pespunte Taurino).-

La extraordinaria Feria de Mayo de Osuna tiene un ingrediente indispensable, que no es otro que la Feria taurina. Este año ha ocurrido un importante hecho y es que ambas ferias han puesto punto y final del mismo modo, con un gran petardo. Lo que no es de recibo, es la índole tan distinta de ambos artefactos: uno puso el fin a una preciosa función de fuegos artificiales y el otro fue un petardo bien distinto. Los toros de La Castilleja no ofrecieron posibilidad alguna a los actuantes, exceptuando al sexto (por exceptuar a alguno) y los rejoneadores andaron poco finos en la suerte suprema.

Antonio Domecq, que sustituía a Fermín Bohorquez, puso todo de su parte en el que abrió plaza. Se pegó contínuos arrimones, demasiados quizás puesto que el toro llegó a golpear en repetidas ocasiones a sus caballos y esto no gustó al público. Colocó banderillas al quiebro y expuso dándole los pechos al toro hacia las afueras ofreciendo auténticos pases de muleta a cuerpo de animal. Tuvo que descabellar al toro tras dos intentos con el rejón, lo que le supuso un resultado de leves aplausos. En su


El jinete cordobés Leonardo Hernández.

segundo se acopló mejor a las escasas embestidas y colocó banderillas a dos manos. Remató su faena con siete 'metisacas' que acabaron por rendir al astado en la arena.

Diego Ventura era el más esperado por los aficionados que quizás esperaban más del sevillano. El primero de Diego pareció desde un principio andar acalambrado de los cuartos traseros pero supo hacerle las cosas bien. Con 'Nazarí' colocó pares muy cerca y al quiebro, y con 'Distinto' estuvo espectacular, llegando a realizar dos quiebros en la cara del toro antes de colocar la banderilla. 'Ginés' fue el caballo elegido para el último tercio en el que colocó banderillas cortas y entró en dos ocasiones con el rejón de muerte. Saludó desde el tercio. En su segundo tenía que ir a por todas y así fue. Durante el tercio de banderillas se sirvió de 'Cheque' y 'Ordóñez'. Con este último ejecutó espectaculares piruetas en la cara del toro que llegaron a calar en los tendidos. Para terminar sacó a 'Morante', que mordió en varias ocasiones al toro. Durante la lidia, Ventura se mostró descortés con su cuadrilla, gritando y haciendo gestos poco toreros que no venían al caso. Cabe decir en


El jerezano Antonio Domecq, adornándose.

defensa del presidente que recibió una bronca infundada, que la faena de Ventura mereció el trofeo conseguido, nada más. No fue el Diego de las grandes tardes, tampoco su lote le permitió serlo.

Leonardo Hernández hizo lo más destacado del festejo. En su primero ejecutó una brillante faena con piruetas en la cara del toro, que finalizó colocando las cortas al violín. Mató de estocada contraria pero fulminante lo que le valió un apéndice. El segundo ofreció algo más de emoción y movilidad. Consiguió pararlo bien en los medios y toreó a dos pistas de forma brillante, acabando por dentro pegado a las tablas, lo que le ocasionó un importante susto cuando el toro apretó en una de las ocasiones hacia los tendidos de sombra y casi lo desmonta de un importante golpe. Expuso y estuvo valiente durante toda la lidia del toro que cerraba la feria. Perdió un mayor triunfo por culpa del mal uso de los aceros.

Los toros de la Castilleja han dejado muchísimo que desear. Dado lo atractivo del cartel, fue una pena que los astados no acompañasen puesto que podríamos haber vivido una feria con un colofón merecido tras la corrida del sábado.

VER GALERIA COMPLETA | VOLVER A TEMPORADA

Dejar respuesta

diecinueve − cuatro =