Nuevos pasillos en tendidos de sol

La Maestranza de Sevilla volverá a perder aforo

0
1310
Una señora mayor señala a su asiento para poder acceder, y el policía le corta el paso indicándole que baje a los pasillos interiores.
Una señora mayor señala a su asiento para poder acceder, y el policía le corta el paso indicándole que baje a los pasillos interiores.

La plaza de Sevilla volverá a perder aforo al aprobarse la remodelación de los tendidos de sol para poder crear nuevos pasillos y adecuarse a la normativa de espectáculos. Todos los tendidos de sol sólo disponían de dos pasillos, que ahora pasarán a seis más otros pasillos radiales.

Redacción.-

     La Comisión Provincial de Patrimonio (dependiente de la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Sevilla) presidida por el delegado territorial, José Manuel Girela, ha informado favorablemente sobre la propuesta de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla para realizar obras con el fin de construir nuevos pasillos radiales en los tendidos de sol de la plaza de toros para adecuar el recinto a la normativa y ordenanzas de accesibilidad, además de equiparar las condiciones de ese tendido a los del tendido de sombra en número, posición, anchura y peldañeado. Frente a los dos pasillos existentes en la actualidad en los tendidos de sol, se pasarían a seis pasillos, distribuidos entre puerta de acceso al ruedo y vomitorio.

     Esta nueva reforma aprobada para la plaza de Sevilla volverá a obligar a una nueva reducción del aforo. En la comunicación ofrecida por la Junta de Andalucía no se detallan fechas ni plazos de ejecución de esta obra, por lo que no se conoce si estarán disponibles los nuevos pasillos para la temporada 2018. Tampoco se especifica la valoración de localidades que se perderán.

     Esta modificación era una antigua y conocida exigencia de la Unión Taurina de Abonados de Sevilla y de muchos aficionados, para poder adecentar los escasos accesos y pasillos de los tendidos de sol. En los días de corridas de Feria, con una masiva afluencia, en los tendidos de sol era imposible acceder a las filas altas en un tiempo prudencial y había espectadores que se perdían el primer y hasta el segundo toro debido a las dificultades de acceso a sus localidades. También era un motivo de discusiones y hasta peleas en los tendidos por las molestias que suponía que al no haber pasillos suficientes los espectadores tuviera que ir pisando las localidades de otros aficionados.

Dejar respuesta

5 + 6 =