Sacrifica promoción para buscar rentabilidad

Ramón Valencia, hace un año: «La Feria de Abril es inviable sin televisión»

0
822
El empresario Ramón Valencia. (IMAGEN: Mundotoro)
El empresario Ramón Valencia. (IMAGEN: Mundotoro)

Cambio de opinión. Justo hace un año, ante el conflicto de derechos de imagen de las figuras, Ramón Valencia, alertaba de la importancia de seguir contando con la aportación económica de la televisión. «Hoy en día es básica. Sería impensable no contar con esa aportación y nos pondría en serios aprietos», afirmaba. Al año, es la empresa la que decide rechazar la oferta televisiva.

Francisco Mateos.-

     A pesar de que no hay aún versión oficial ni definitiva, parece que finalmente la Feria de Abril no será televisada, como ha venido sucediendo de forma ininterrumpida durante los últimos seis años. La plataforma Digital Plus-Toros, en declaraciones de sus responsables, han indicado que la empresa de Sevilla le ha exigido un incremento del canon de cada retransmisión, lo que hace completamente inviable poder alcanzar un acuerdo en esas condiciones. Pese a que ha sido la propia empresa sevillana la que ha negociado con los maestrantes unos drásticos recortes de la programación, consiguiendo que acepten la eliminación de golpe de cinco corridas de toros, retrasando de esta forma la estructura ferial a una similar de mediados de la década de los 80, los representantes de Pagés no han aceptado los recortes de canon ofrecidos por Digital Plus; y no sólo no exige lo mismo dinero que el año pasado, sino algo más, un incremento.

     La postura de los empresarios Eduardo Canorea y Ramón Valencia de no acceder a televisar la Feria de Abril (otras grandes plazas habituales en retransmisiones han renovado los compromisos, como Madrid, Valencia, Bilbao, Pamplona,…) supone la eliminación de Sevilla y su plaza de ese circuito de promoción que significaba la televisión.

     Sin embargo, esta decisión de no televisar la Feria de Abril si no hay un incremento de dinero contrasta con lo que el propio Ramón Valencia afirmaba hace un año. En declaraciones a ‘El Correo de Andalucía’ afirmaba tajante: «lo que aporta la televisión al mundo del toro, mucho más tal y como está la economía, es básico. Si nos la quitan nos veríamos en un verdadero aprieto».

     A la pregunta directa de si sería posible organizar las Ferias de Madrid y de Sevilla sin la aportación económica de la televisión, Ramón Valencia respondía de forma contundente que «Madrid, por supuestísimo que no, y nosotros -por la Maestranza- creo que tampoco. Hoy por hoy, tal y como está montado el tema de la televisión, incluyendo los honorarios de todo el mundo, sería impensable. Hoy en día es básica la televisión».

     El empresario de Las Ventas, Manuel Martínez Erice, salió de inmediato con otras declaraciones en desacuerdo con lo afirmado sobre Madrid, en las que indicaba que «la temporada taurina en Madrid podría ser asumible sin las cámaras de televisión». Pues finalmente será Sevilla la única que se descuelga de la televisión y Madrid ha renovado el compromiso. Las palabras de Ramón Valencia sobre que la Feria de Abril no sería viable sin televisión, y que estas retransmisiones son fundamentales y básicas, porque sin ellas se pondría a la empresa y a la plaza en un serio aprieto, contrastan con la decisión tomada un año después de esas palabras: no habrá televisión en la Feria de Abril.

    La empresa ha argumentado a Digital Plus que este año los carteles de la Feria de Abril serán mucho mejores porque al eliminarse las cinco corridas ‘de relleno’ de la preferia, se agolparán todos los toreros importantes en la semana y media de Feria, con lo que pide un incremento del canon, según ha explicado Digital Plus. Hasta ahora, en esas cinco corridas de preferia, con unos toreros y ganaderías de coste bastante más bajo, la seguridad de un amplio abono y el canon por tarde de la televisión los hacía muy rentables. Ahora que los abonados han descendido de forma vertiginosa y al eliminarse esas corridas de bajo coste y alta rentabilidad, los empresarios intuyen que si no se ofrece nada por televisión se podrá incrementar el abono. Queda la duda de si el hipotético incremento de abonados al no emitirse por televisión compensa el dinero que aportaría cada tarde la televisión. Y aunque así fuera, nivelando los mismos ingresos, en aras de esa búsqueda de mayor rentabilidad en las actuales circuntancias por parte de la empresa se estaría sacrificando la proyección mundial de la Feria de Sevilla al no estar -como el resto de grandes ferias españolas- en el circito de la televisión.


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

once − 1 =