OCULTISMO de la JUNTA de ANDALUCÍA

¿Qué pretende esconder la delegada Carmen Tovar?

0
637
La delegada de la Junta en Sevilla, la socialista Carmen Tovar.
La delegada de la Junta en Sevilla, la socialista Carmen Tovar.

«…¿Qué pretende esconder la delegada Carmen Tovar bajo la alfombra de su despacho de la Avenida de la Palmera? ¿Acaso conocer la experiencia profesional en número de años de ejercicio y plazas en las que han actuado de los veterinarios de la Maestranza es desvelar un alto secreto de Estado?…»

Francisco Mateos.-

     A estas alturas del siglo XXI los toros siguen siendo un cortijo en el que algunos quieren campar a sus anchas, como los señoritos andaluces de mediados del siglo pasado. Y esto ya ha cambiado, afortunadamente, mucho. La delegada Carmen Tovar sigue prendiendo fuegos absurdos. Movió los hilos necesarios (aún pendiente de conocer si fue correcta o incorrecta su actuación, a la espera de resolución del Defensor del Pueblo Andaluz) para que el veto a SEVILLA TAURINA se extendiera también al callejón y este portal se quedara -después de tres años acreditado en el callejón- sin poder realizar su trabajo gráfico de forma digna y profesional. Se encargó de vetar la opinión de quien escribe en el anuario de final de la pasada temporada (aún pendiente de dictamen de queja interpuesta por ello ante el Defensor del Pueblo Andaluz). Metió ‘de válvula’ al ‘ciento y la madre’ de su familia y amiguitos de Castilleja (el famoso ‘Castilleja connection’) al burladero institucional de la Junta, lo que provocó un dolor de cabeza al consejero Luis Pizarro en una pregunta parlamentaria del PP andaluz sobre el tema, con una paliza de época a un consejero sin argumentos. La Unión Taurina de Abonados de Sevilla ha solicitado su cese por «incompetente y despotismo», ya que ni siquiera contesta a sus peticiones. Cansó con sus ‘formas’ al presidente Juan Murillo y al asesor Ruperto de los Reyes, que acabaron dimitiendo del palco para no aguantarla más. Y así, otros asuntos de menor nivel…

     No es mala gestión taurina, no… Como diría su compañero del partido socialista, Alfonso Guerra, va a dejar el mundo taurino en Sevilla que «no lo va a conocer ni la madre que lo parió». Aunque ya sabíamos de su talante vetador y vengativo, ahora también hay que sumarle una clara inclinación por obstruir la información y falta de transparencia. Se niega a que los aficionados sepamos cuál es la experiencia que acumulan los veterinarios que nombra en la Maestranza. Ella sabe por qué no lo quiere dar a conocer. Y ella sabe que yo sé por qué no lo quiere dar a conocer. Se descubriría el ‘pastel’. Varios veterinarios sevillanos están molestos con esta actitud ocultista de la delegada Tovar, que no hace otra cosa más que levantar la sombra de la duda y la sospecha sobre todos los veterinarios nombrados en la Maestranza, y casi todos están bien nombrados… excepto uno que ha ‘enchufado’ la delegada. Ella sabe quién es. Y ella sabe que yo sé quién es. Bueno, todos los veterinarios saben quién es. Y por qué ha sido nombrado, en una nueva ramificación del caso ‘Castilleja connection’ (por cierto, que lo de ‘Castilleja connection’ lo bauticé así porque es imposible no tomarse el tema a risa).

     También los veterinarios taurinos de Andalucía englobados en la Unión de Veterinarios de Plazas de Toros de Andalucía ha comenzado a tomar cartas en el asunto, criticando muy duramente a la delegada. En la Consejería de Gobernación están cansados ya de estos fuegos que enciende la delegada, manchando la muy buena imagen que se tenía de la actuación de la Junta en materia tauina.

     ¿Qué pretende esconder la delegada Carmen Tovar bajo la alfombra de su despacho de la Avenida de la Palmera? ¿Acaso conocer la experiencia profesional en número de años de ejercicio y plazas en las que han actuado de los veterinarios de la Maestranza es desvelar un alto secreto de Estado? ¿Es este talante ocultista y de falta de transparencia el que debe llevar como bandera una socialista como Carmen Tovar? Se van a cumplir ahora dos años desde que solicité una entrevista a la delegada… Dos años, sí, dos años, y en ese tiempo me ha prometido que tal día, que si el otro, que si la semana que viene… Todo falsas promesas. Esta es la nula credibilidad de la delegada Carmen Tovar. Sometida al poco de llegar por la empresa Pagés, repudiada por los abonados, y ahora cuestionada hasta por los veterinarios de Andalucía, se mantiene en esa actitud de esconder la cabeza bajo el ala, no dar explicaciones, tratar de que no trascienda nada y seguir aferrada a un puesto que le sirve para llevar gratis a los toros en el burladero de la Junta a ella, a su familia y a sus amiguitos de su pueblo de Castilleja. Su talante debería ser el de estar al servicio de la Fiesta, y no el de servirse de la Fiesta. SEVILLA TAURINA seguirá luchabndo por conocer la verdad y que ese papelito que es el baremo de los veterinarios que esconde bajo la alfombra de su despacho de La Palmera sea conocido por todos los aficionados,… y así sabremos qué oculto interés tenía la delegada Carmen Tovar en mantenerlo bien escondido… Por algo será…


NOTICIAS RELACIONADAS

Dejar respuesta

Ocho − 7 =