OPINIÓN.- Un sevillano serio

0
490

«…Era, ante todo y sobre todo, torero: un gran artista, un lidiador clásico, que unía conocimientos del toro, estética y valor. Valor también, por supuesto: en los terrenos que él pisaba, los toros no suelen perdonar. Le irritaba el tópico que identifica la llamada escuela sevillana con el adorno superficial, la postura, el ‘ponerse bonito’… Creen algunos que sólo alcanzó la maestría en su segunda época, después de su reaparición. Se equivocan: basta con haberlo visto, de novillero, para saber con seguridad que no es así…»



Artículo de opinión completo de Andrés Amorós en la sección OPINIÓN.

IR A LA SECCIÓN

Dejar respuesta

catorce + Ocho =